EL PAíS › POCOS ACUERDOS EN EL PRIMER ENCUENTRO PARA RENOVAR LA CGT

Por debajo de Moyano, nada

“No se puso en duda la continuidad del secretario general”, anunció Lingeri luego del encuentro de sectores de la CGT realizado ayer. Pero no hubo avances sobre los demás cargos de la conducción. Volverán a reunirse la semana que viene.

Pocas certezas y escasos acuerdos fue el balance de la reunión en la que Hugo Moyano convocó a distintos sectores de la CGT a la sede porteña de Obras Sanitarias para ratificar su reelección. Con la anunciada ausencia del barrionuevismo y de las 62 Organizaciones encabezadas por Gerónimo Venegas, el camionero buscó consensos que le allanen el camino en el proceso de renovación del consejo directivo de la central obrera que concluye en julio, cuando vence su actual mandato. Sin embargo, lo cierto es que ayer no llegaron a ninguna conclusión concreta, por lo que los popes sindicales quedaron en reunirse nuevamente la semana próxima, probablemente en la sede de la UOM en Lugano.

“No se puso en duda la continuidad del secretario general al frente de la CGT, pero no se habló ni se discutieron cargos de Moyano para abajo”, afirmó José Luis Lingeri, el secretario adjunto de la central y anfitrión en la jornada de ayer.

La declaración no es casual. Sucede que ante el rotundo apoyo que el matrimonio Kirchner da al líder cegetista, el margen de negociación para los otros sectores se vuelve marginal. Es entonces que tanto para los “independientes” como para los “gordos”, una de las monedas de cambio para aceptar su reelección es ubicar a un representante suyo en el lugar de Lingeri. Así, podrían negociar en una mejor correlación de fuerzas y, a la vez, contener el ascenso de Moyano que, se quejan, engruesa las filas de camioneros captando afiliados de otros gremios. Sin embargo, para el moyanismo la secretaría adjunta es innegociable.

En representación de los “gordos”, ayer estuvieron presentes Armando Cavalieri (Comercio) y José Pedraza (Ferroviarios) y, sorprendentemente, el hasta hace poco irreductible Carlos West Ocampo (Sanidad). La postura del sector, que acompañó al gobierno de Carlos Menem en los 90 y negó su apoyo a Moyano en 2003, fue alinearse con el camionero luego de los pedidos de la Rosada.

Por los “independientes” asistieron Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (construcción) y Antonio Caló (Metalúrgicos). De muy buen vínculo con Cristina y Néstor Kirchner –en sintonía con la Rosada desde la UOM enviaron el lunes una carta al presidente venezolano Hugo Chávez pidiendo revea la estatización de Sidor– y tibio con el oficialismo cegestista, Caló es la carta que el sector postula para la secretaría adjunta.

En la reunión, los principales adversarios internos que debió enfrentar el moyanismo (ayer el taxista Jorge Omar Viviani y el municipal Amadeo Genta) fueron Cavalieri y Caló, quienes pusieron condiciones a la ratificación y advirtieron que, previamente, debían consultar a los dirigentes de sus sindicatos.

De hecho, “el Gitano” –como lo llaman a Cavalieri– planteó que se debían buscar consensos “hasta donde se pueda” con todos los sectores, en clara alusión al barrionuevismo. Sin embargo, la empresa no parece ser nada simple dado que el lunes pasado los “51 secretarios generales” de distintos gremios que responden al gastronómico reiteraron su postura de buscar “la unidad del movimiento obrero, pero con un cambio en la conducción de la CGT”. Lingeri, a modo de respuesta, aseguró que en la reunión efectivamente se buscaron “todo tipo de consensos en pos de la unidad del movimiento obrero”.

Otro de los puntos que también se discutieron fue la performance del moyanismo a lo largo del lockout verde. Y si bien ninguno retaceó apoyos al gobierno nacional, lo cierto es que a varios no les cayó nada en gracia el estilo que cultivó el camionero a lo largo del conflicto. El lunes, Carlos Acuña (estaciones de servicios) le había pegado a Moyano por el tema: “No podemos permitir que alguien que tiene la responsabilidad de conducir la CGT haya intentado un enfrentamiento de clase, provocando un daño irreparable en el movimiento obrero”, dijo. Esta vez, más cauto, Cavalieri señaló que si bien “hay que hacer todo lo posible para ayudar al gobierno, quedó demostrado que en el campo nace la riqueza y hay que cuidarlo”.

Informe: Diego González.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario general de la CGT, Hugo Moyano, se encamina hacia su reelección.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.