EL PAIS › RICARDO CAVALLO VOLVIO A NEGARSE A DECLARAR ANTE EL JUEZ FEDERAL TORRES

La primera indagatoria por la megacausa ESMA

De campera beige clara, esposado detrás de la espalda y en compañía de cuatro custodios penitenciarios, Ricardo Cavallo caminó hasta el despacho del juez Sergio Torres minutos después de las 13. Era la primera vez que el represor iba a ser indagado por todas las causas pendientes en Argentina, y luego de la entrega, sobreseimiento y cierre de la vía recursiva ordenada por España. En la audiencia de ayer y ante el juez, el represor se negó a contestar preguntas –como lo venía haciendo hasta ahora– e insistió con un pedido de excarcelación. El martes próximo volverá a los tribunales para continuar con las indagatorias por la causa.

“Cavallo negó haber participado de cada uno de los ilícitos, pero la verdad es que no dijo nada, es una persona muy cerebral, muy pensante, que no respondió a ninguna de las preguntas como parte de su estrategia de defensa”, sintetizó a pedido de este diario, una fuente de la investigación.

Cavallo regresó al país el 31 de marzo extraditado por España, a pedido de la Justicia argentina. Torres resolvió indagarlo por primera vez por la suma de todas las causas pendientes que forman parte del expediente conocido como “megacausa” de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), reabierta tras la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Hasta ahora, Torres lo había indagado sólo por la apropiación de bienes de desaparecidos de la ESMA, pero no había podido ir más allá para no superponerse con el proceso de España. Pero esa situación cambió el 4 de abril. Cuando la Audiencia Nacional española ratificó su decisión de sobreseer provisoriamente al marino para darle, así, vía libre al proceso judicial argentino, Torres encontró el espacio legal para indagarlo por todas las causas.

A las preguntas sobre los bie-nes de los desaparecidos de la ESMA, le agregó el tema de los terrenos mendocinos de Chacras de Coria de los desaparecidos Conrado Gómez, Victorio Cerutti y Horacio Palma. Y también sumó otros dos aspectos centrales de la causa: los crímenes cometidos en el marco de las actividades del grupo de tareas 3.3.2 que operaba dentro de la ESMA y el asesinato del periodista Rodolfo Walsh, asesinado en marzo de 1977 un día después de la distribución de su carta abierta a los jerarcas de la Junta Militar.

En ese escenario, a Torres ahora le resta avanzar con las indagatorias de los crímenes de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, asesinadas por una patota de la ESMA, y pendientes en la causa. Para eso, Cavallo volverá a los tribunales federales el próximo martes.

En tanto, en la audiencia de ayer, junto a Torres estuvo el fiscal Eduardo Taiano siguiendo el interrogatorio. Cavallo llegó varias horas más tarde de lo previsto desde la cárcel de Marcos Paz en donde está detenido, demorado por problemas de traslado del Servicio Penitenciario. Durante la audiencia, su abogado Alfredo Solari presentó un pedido de excarcelación ante el fiscal Taiano, quien hoy a primera hora se lo estaría rechazando.

Cavallo, alias Sérpico, estuvo en la ESMA hasta comienzos de 1980; formó parte de los grupos operativos que funcionaban en ese centro clandestino encargados de secuestros, robos de bienes y asesinatos. Formó parte de tareas de inteligencia y está acusado por torturas. Por los cargos que pesan contra él podría recibir una condena a prisión perpetua.

Con él, hay otros militares acusados en la causa. Una parte de ellos está en las puertas del juicio oral. Se trata de Jorge “el Tigre” Acosta, Alfredo Astiz, Pablo García Velasco, Jorge Radice, Juan Carlos Rolón, Antonio Pernías, Julio César Coronel, Ernesto Frimon Weber y Carlos Orlando Generoso. Todos ellos serán juzgados por el secuestro de Walsh ante el Tribunal Oral Federal Cinco. Torres elevó la causa el 17 de diciembre de 2007. Cavallo no entra en ese proceso debido al retraso que provocó la investigación en España.

Compartir: 

Twitter
 

Cavallo en el traslado.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.