EL PAíS › EL SALDO DEL VIAJE A AFRICA

Negocios a la vista

–¿Cuál es su primer balance de la gira por los países del Magreb y Egipto?

–Es extremadamente positivo. Esta gira se inscribe en el marco de una política que desarrolla el Gobierno de fortalecimiento de las relaciones con los países en desarrollo, tanto en lo político como en lo económico.

–¿Qué hechos destaca de la gira para considerarla tan positiva?

–Fue muy bueno en lo que hace al fortalecimiento de las relaciones bilaterales y en lo político, porque la Presidenta ha despertado un claro interés en los cuatro países en que estuvimos. Y, además de confirmar los puntos en común que tenemos en defensa del multilateralismo y de los intereses de los países en desarrollo, con estos países tenemos en este momento la misma visión de que la crisis financiera y económica que se ha desatado en el mundo desarrollado no debe terminar descargándose en los países en desarrollo. Por eso, la crisis hace a esta gira mucho más oportuna. Una de las respuestas a la crisis es diversificar las relaciones con los países en desarrollo que, en principio, no son los primeros afectados por la crisis y son quienes han sostenido más de dos tercios del producto bruto mundial en los últimos años.

–¿Qué es lo que subrayaría como el principal logro en cada país visitado?

–Argelia, además de compartir mucho en política –no se olvide de que el presidente Abdelazis Bouteflika dijo que hay peronismo no sólo en la Argentina, sino también en Argelia–, es un país con grandes posibilidades de complementación comercial. Es una potencia energética que nosotros necesitamos. Y ellos demandan nuestros alimentos y sobre todo nuestra tecnología y nuestro know how. Túnez nos vende fosfato y necesitamos incrementar su compra. Y nosotros podemos venderle materia primera con algún valor agregado y tecnología para que Túnez sea plataforma para venderle sobre todo a la Unión Europea, porque ellos tienen allí muchas facilidades para el ingreso de su producción. Egipto tiene 85 millones de habitantes y una gran necesidad de importar alimentos y tecnología, en especial la agrícola. Y Libia se está abriendo muy rápidamente y las posibilidades de entrar en ese mercado son grandes. Y al mismo tiempo es un país que tiene posibilidades de inversión y firmamos importantes convenios para hacer cosas en conjunto.

–De los cuatro jefes de Estado con los que se entrevistó la Presidenta, Khadafi pareció el que le puso más contenido político a la charla.

–El líder Khadafi desde hace años está abogando por un fortalecimiento del concepto de unidad africana y al mismo tiempo por un acercamiento entre Africa y América latina. Está muy entusiasmado con la cumbre de los países de ambos continentes que se hará en el primer cuatrimestre del año que viene.

–Los empresarios que estuvieron en la gira elogiaron el modo en que la Cancillería les allanó el terreno.

–Fue una gira trabajada con varios meses de anticipación. La Presidenta anunció en marzo que iba a visitar estos países antes de fin de año. Los resultados de las rondas comerciales han sido muy positivos. Se han concretado negocios en los cuatro países, en variados sectores.

–¿Los próximos viajes de la Presidenta a Rusia e India forman parte de esa misma estrategia?

–Así es. En diciembre haremos un viaje muy importante a la Federación Rusa; aunque es más que un país en desarrollo, superó la crisis de 1998 con un proceso de crecimiento sostenido. Y en febrero iremos a uno de los grandes países emergentes, la India.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.