EL PAíS

Machismo en los medios y la Justicia

 Por Mariana Carbajal

La abogada Catalina Botero Marino es colombiana. Tiene 44 años y fue elegida en julio relatora especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Su currículum es extensísimo. Tiene una destacada trayectoria de más de veinte años en el terreno académico, de la Justicia y en la Defensoría del Pueblo de Colombia. Hasta que asumió su actual cargo, se desempeñaba como magistrada auxiliar de la Corte Constitucional de su país, adonde llegó en 2005 y en un período de vacancia le tocó sentarse como titular. Pero a pesar de su destacado CV –que muchos desearían tener– hace poquito un periodista de un prestigioso diario latinoamericano, que no es argentino –ella se resiste a revelar cuál– le planteó que quería entrevistarla y le aclaró, pensando que la halagaba, que el título de la nota destacaría sus atributos físicos –es bonita, no hay duda–, ¡y no sus 25 años de experiencia en el campo de los derechos humanos! Botero no dudó, inmediatamente suspendió el reportaje y la entrevista nunca se hizo. “El mundo de los medios de comunicación y el de la Justicia son muy machistas en la región”, comentó con indignación. En algunos países latinoamericanos, señaló, esta tendencia es más pronunciada que en otros, Prefiere no dar más pistas de dónde se ha sentido más discriminada por el hecho de ser mujer. Pero el mismo patrón, concluyó, se evidencia cada vez que entra a algún auditorio, donde debe dar una conferencia: siempre, dice, tiene la misma sensación: “Es como si una vez que llego, estuvieran todavía esperando a la relatora”. Salvo en Colombia, donde conocen su trayectoria, en otros países americanos le han hecho sentir en estos cuatro meses que lleva en el cargo que por el hecho de ser una mujer joven –aparenta ser menor de la edad que tiene– no encuadra con las representaciones simbólicas que se hace el público, mayormente varones, abogados, juristas, magistrados, de quien debería ocupar su puesto. Y esta situación, se percibe, la subleva. “Cuando la conferencia que doy les gusta, más se sorprenden de que sea una mujer quien la haya dado”, acota en una charla con este diario, a su paso por Buenos Aires. “Una de las grandes tareas –dice– es hacer liderazgos femeninos, tenemos que reivindicar el acercamiento a los temas que solemos tener las mujeres desde la emociones; eso no significa que no tengamos las herramientas técnicas para enfrentarlos. En situaciones de crisis muy duras, una se puede conmover y hasta llorar, sin que la tengan que tildar de histérica”, señaló Botero. A ella le ha pasado de largarse a llorar al leer expedientes de personas desplazadas por la violencia en su país, que llegaban a la Corte Constitucional de Colombia, con desgarradoras historias de desarraigo. “Parte de lograr un trabajo bien hecho es sentir empatía y pasión por lo que se hace”, concluye.

Estuvo haciendo una investigación sobre las mejores formas de garantizar los derechos de las víctimas de violaciones sistemáticas de derechos humanos. Para ello tuvo reuniones con importantísimos penalistas del continente. Un colega suyo, que quería empaparse en el tema, la acompañó a varios encuentros interesado en escuchar los intercambios. Cada vez que Botana hacía una pregunta a los especialistas convocados, le dirigían la mirada y la respuesta a su colega: ella desaparecía de la escena como interlocutora. “Le advertí a mi colega sobre esta situación y él me dijo que era un prejuicio feminista mío. Le aposté, entonces, una cena en el mejor restaurante de la ciudad en la que estábamos si se repetía la escena en las tres siguientes reuniones. Y gané. Debe ser el único caso en el que el patriarcado tuvo un resultado favorable”, recordó, divertida. Aunque la Justicia se represente con un cuerpo y una cara femenina, con los ojos vendados, parece que a muchos –en los medios de comunicación y en el Derecho– todavía les cuesta aceptar que no es sólo en el lugar de víctimas en el que las mujeres queremos llegar a los tribunales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.