EL PAíS › EL SOCIALISMO, LA UCR Y LA COALICIóN CíVICA AVANZARON EN BUSCA DE UN ACUERDO

Con la idea de llegar juntos al 2009

Las conducciones de las tres fuerzas acordaron dialogar para “confluir en la construcción de una alternativa de gobierno”. Los socialistas plantean acuerdos sólo en los distritos en que haya coincidencias. No está en sus planes acordar en la Capital.

 Por Sebastian Abrevaya

El Partido Socialista, la UCR y la Coalición Cívica se plantearon iniciar “un diálogo en la búsqueda de coincidencias” con el objetivo de “confluir en la construcción de una alternativa de gobierno que debe madurar respetando las particularidades de cada uno de los distritos”. Lo hicieron durante una reunión de las cúpulas de las tres fuerzas en la sede nacional del socialismo, que dejó cierto sabor amargo a los visitantes: el senador radical Gerardo Morales y la ex diputada Elisa Carrió tuvieron que bajar sus expectativas políticas y soportar la espina que les clavaron en los últimos días los máximos dirigentes del partido de la rosa. Ayer mismo, horas antes del encuentro, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, advirtió que no están dadas las condiciones para un armado opositor a nivel nacional (ver aparte).

“El socialismo llegó hasta acá”, sintetizó un dirigente de esa fuerza, que puso el acento en “buscar el sustento programático” para un armado común en las distintas provincias. Eso fue lo primero que aclaró el titular del PS, Rubén Giustiniani, tras el encuentro con sus pares: “Este no es el anuncio de la constitución de un acuerdo electoral, es el inicio del diálogo”, advirtió el senador santafesino. Desde la UCR y la CC no tuvieron mucho más remedio que acompañar la cautela con la que se maneja el socialismo y acompasarse a los tiempos que en la previa marcó Binner.

Uno de los presentes en la reunión se animó a decir que se trató simplemente de “un encuentro protocolar”. “Nosotros no podíamos decir: ‘no, no los recibimos’”, reconoció, al tiempo que citó las palabras del intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, quien dijo que no es el momento de hacer alianzas electorales.

Como muestra más acabada de la minuciosidad que impusieron los socialistas, de los documentos que se habían propuesto finalmente el que vio la luz fue el que escribió el PS, tomando, claro, algunas sugerencias de los demás. Según pudo saber Página/12, el que fue descartado era “más potente”, es decir, incorporaba más elementos que comprometían al partido de cara al 2009 y pero también al 2011. Para despejar cualquier tipo de duda, en el cuarto punto del texto se aclaró que la conversación de ayer “no abarcó cuestiones vinculadas con acuerdos electorales ni candidaturas”.

Para demostrar que no se trató de un acuerdo entre personas, sino entre partidos, cada fuerza llevó su grupo de dirigentes. Por la CC acompañaron a Carrió la titular del ARI, Elsa Quiroz, el peronista Gerardo Conte Grand y los diputados Jorge Ferro y Horacio Alcuaz. Del radicalismo, además de Morales, fueron Mario Negri, Hipólito Solari Yrigoyen y el jefe del bloque de senadores, Ernesto Sanz. Los dueños de casa tenían una convocatoria más numerosa, debido a que habían realizado previamente una reunión de la Mesa Nacional para definir qué paso dar. Se destacaban la titular del bloque de diputados, Silvia Augsburguer el ex diputado Héctor Polino y la legisladora Verónica Gómez, entre otros.

“Soy la moderación en persona”, se le escuchó decir a Carrió mientras saludaba a los tres dirigentes que participaron de la conferencia de prensa. La chaqueña acusó recibo del cambio de tono que le piden las fuerzas amigas, sobre todo cuando hace declaraciones públicas. Hace unos días Morales había insistido en que “el único remedio para enfrentar al Gobierno es confluir en un gran frente que tenga una estrategia común para poner más legisladores” en el Congreso. Esa estrategia se había comenzado a cristalizar durante la Convención radical que se realizó en Córdoba, cuando Giustiniani anunció la intención de armar con la UCR un frente “de Jujuy hasta Tierra del Fuego”. Sin embargo, a las pocas semanas el acuerdo entre el radicalismo y la CC cambió drásticamente el panorama.

En los dos distritos más importantes del país, como la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, el tridente opositor está muy lejos de conseguir un acuerdo. “Quizás en Córdoba”, se esforzó un socialista.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió, Rubén Giustiniani y Gerardo Morales, tras la reunión en la sede del socialismo.
Imagen: Alfredo Srur
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.