EL PAíS › MEDIDAS DE FOMENTO AL EMPLEO QUE DESATAN POLéMICA

Reducen aportes y condonan deudas

 Por David Cufré

Los anuncios de Cristina Fernández más aplaudidos por los industriales fueron los referidos al capítulo laboral: rebaja de aportes patronales para las empresas que generen empleos y condonación impositiva a las pymes que pongan a su personal en blanco. La Presidenta sostuvo que el objetivo es “promover el desarrollo y el crecimiento”. La Unión Industrial y otras cámaras empresarias venían reclamando la disminución de las contribuciones, medida que celebraron especialmente. La CGT y la CTA, en cambio, se resistían a la propuesta, recordando que fracasó en los ’90 cuando la impulsó Domingo Cavallo y pese a ello se llegó a un hiperdesempleo, y por el daño que produjo al desfinanciar la caja de seguridad social.

“Volvió Cavallo”, bramó un dirigente de la central que conduce Hugo Moyano, quien pidió el anonimato porque supone que la postura pública de la CGT será menos estridente. Fuentes gremiales también indicaron que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, siempre tuvo un discurso crítico a la idea de bajar las contribuciones patronales e incluso admitió en el Congreso que sería bueno elevarlas al nivel que tenían a principios de la década pasada para el sector de grandes empresas. En efecto, el ministro lo dijo al exponer en la Cámara de Diputados cuando fue a defender el proyecto de eliminación de la jubilación privada, aunque seguramente no sería una acción posible en el actual escenario de desaceleración económica.

En concreto, los anuncios que hizo Cristina en la conferencia de la UIA fueron dos:

- Las empresas que creen empleos se beneficiarán con un descuento en las contribuciones a la seguridad social del 50 por ciento el primer año y el 25 por ciento el segundo. El beneficio es para todas las compañías, más allá de su tamaño. La Presidenta remarcó que habrá “una salvaguarda para evitar que se cambien viejos por nuevos trabajadores, porque (los empresarios) son todos buenos pero si se los vigila son mejores”.

- Las pymes de hasta diez trabajadores que blanqueen personal quedarán libradas de la deuda impositiva que se generó durante el tiempo de contratación ilegal. “Es una regularización tributaria que permitirá que (estas deudas) no sean un corset para el desarrollo y el crecimiento”, defendió Cristina.

Las precisiones sobre las medidas se darán hoy a las 11 de la mañana en conferencia de prensa. El jefe de Gabinete, Sergio Massa, estuvo reunido ayer a la tarde con Tomada y el titular de la AFIP, Claudio Moroni, definiendo los detalles de los anuncios. En la cartera laboral enfatizaron ante este diario que esas dos propuestas, que formarán parte de un proyecto de ley que llegará hoy al Congreso, fueron elaboradas por Tomada y equipo. Justificaron la rebaja de contribuciones en la necesidad de promover el empleo en este momento y recordaron que en la reforma laboral de 2004 ya se aplicó una disminución del 50 por ciento para las empresas que contrataran a beneficiarios del plan Jefas y Jefes de Hogar y del 33 por ciento para el resto de los ocupados.

El Departamento Jurídico de la CTA cuestionó las medidas: “El blanqueo es un premio al evasor, al que no aportó, y la rebaja de contribuciones es insistir con medidas del lado de la oferta que ya fracasaron y que desfinanciaron la seguridad social”, afirmó ante Página/12. Por el contrario, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) consideró que las medidas son “positivas” porque atienden la situación de la “mochila fiscal y previsional que agobia” a las pequeñas y medianas empresas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.