EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER DIO LAS INSTRUCCIONES ANTES DE SU VIAJE A WASHINGTON

Un proyecto que se cocinó en diez días

Antes de viajar, la Presidenta instruyó al jefe de Gabinete y al secretario de Legal y Técnica que estudien la estructura del nuevo Ministerio de la Producción. El paquete motivó una vuelta en secreto de De Vido desde Libia.

 Por Daniel Miguez

Antes de partir hacia Washington para iniciar una gira que incluyó cuatro países de Africa y que la alejó del país por diez días, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner les dijo al jefe de Gabinete, Sergio Massa, y al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, que iba a crear un Ministerio de la Producción y les dejó encargado que estudien cómo estructurarlo y le presenten un proyecto a su regreso.

Cuando la Presidenta llegó a la capital estadounidense, el viernes 14, ya se encontraba allí el ministro de Economía, Carlos Fernández, quien debía acompañarla en la reunión del G-20, convocado por el presidente George Bush. La idea original era que Fernández la siguiera en las visitas a Argelia, Túnez, Egipto y Libia. Pero la Presidenta lo mandó de regreso a Buenos Aires para que se acoplara al trabajo que estaban haciendo Zannini y Massa. El jefe de Gabinete incluso tuvo que suspender tres viajes al interior, ya programados, para llegar a tiempo con la tarea antes de la fecha estipulada: el domingo 23.

A medida que avanzaban, Massa llamaba a la Presidenta o a veces junto a Zannini se encontraban con el presidente del PJ, Néstor Kirchner, para ir monitoreando si iban bien rumbeados. La primera decisión fue la más obvia para un ministerio de esas características, que las dos secretarías que se ocupan de las dos áreas más importantes de la producción, la industria y la actividad agropecuaria pasaran a formar el núcleo principal de la nueva dependencia. Fue la Presidenta quien les recordó que el turismo también representa una fuente esencial de ingresos y de puestos de trabajo. Incorporaron entonces también la Secretaría de Turismo.

La otra intervención clave de la Presidenta fue cuando los llamó en medio de su gira africana para indicarles que Débora Giorgi, actual ministra de Producción del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, le parecía la persona indicada para el nuevo cargo. De ella ahora pasarán a depender Carlos Cheppi, Fernando Fraguío y Enrique Meyer.

Hoy, cuando Zannini termine de repasar todos los detalles legales, hará la versión definitiva del decreto de necesidad y urgencia, al que la Presidenta le pondrá la firma para crear el nuevo ministerio.

Durante la gira de nueve días a la Presidenta se la vio activa, aunque eso no alcanzaba para intuir lo que se traía entre manos. Ni tampoco las asiduas charlas que tenía con Cheppi y con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y con varios de los empresarios que la acompañaron en la gira, que bien podrían haber estado centradas en temas propios de los convenios de intercambio que fueron firmando en cada país.

Los guardianes del secreto ayer se felicitaban porque lograron que nada de lo que pergeñaron se filtrara al periodismo y aguara el impacto político de la noticia. Incluso José Ignacio De Mendiguren, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), a quien se lo veía muy contento durante la gira presidencial, sólo sabía que iba a haber medidas para ayudar a mantener la actividad industrial y el empleo, pero nada sabía de un nuevo ministerio ni de los otros anuncios. El dirigente industrial apostaba a medidas aduaneras de protección a la producción nacional, créditos a tasas bajas de la Anses y el Banco Nación, especialmente para pymes y apoyo al comercio exterior, como se hizo evidente en la gira africana.

Había tres ideas más dando vueltas desde hacía tiempo: el megaplán de obras públicas, la repatriación de capitales –que ya había anunciado en su momento Página/12– y beneficios de la AFIP, con forma de moratoria, para los empresarios deudores que reunieran determinadas condiciones.

La moratoria de la AFIP ya se había puesto en marcha, pero el domingo, al regresar de Libia, la Presidenta ordenó al titular de la AFIP, Claudio Moroni, que se sumara al equipo de Massa, Fernández y Zannini. Y lo mismo le indicó al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, que desde que comenzó la crisis internacional –y sobre todo desde la devaluación del real en Brasil– venía trabajando empresa por empresa siguiendo la situación laboral en cada caso y recogiendo las inquietudes de los empresarios, que pedían determinadas medidas fiscales, financieras y aduaneras para poder mantener el nivel de empleo en sus plantas.

Con Moroni se analizó y finalmente se decidió un plan que en detalle se conocerá en las próximas horas, no sólo de reducción de impuestos para quienes tomen o blanqueen trabajadores, sino de moratorias y hasta condonación de deudas a empresas morosas.

La otra medida que estaba en la cabeza de la Presidenta desde tiempo atrás es la de repatriación de capitales. Después de un acto en Casa FOA, la Presidenta se reunió con Massa y llamó a Fernández para pedirles opinión. Y allí empezó a elaborar las alternativas prácticas para llevar adelante la idea.

Finalmente, también giraba por los pasillos de la Casa Rosada la futura e imprecisa noticia de un megaplán de obras públicas, que se acrecentó cuando se dispuso que la estatización de la administración de los fondos de las AFJP. Pero nadie sospechaba de una inversión de 71 mil millones de pesos ni de ninguna cifra semejante.

El viernes pasado, cuando la Presidenta le dijo que a mitad de semana iban a lanzar el plan de obras públicas junto a otras medidas, De Vido regresó de inmediato y en secreto de Libia a Buenos Aires. Tan sigilosa e inesperada fue la partida que el ministro viajó por una línea comercial absolutamente solo, ya que su secretario privado y su vocero de prensa recién regresaron al día siguiente con el resto de la comitiva presidencial. De Vido llegó el sábado y fue directamente a reunirse con Kirchner. El lunes le dio el último golpe de horno al plan de inversiones y sus etapas, que ya tenía precocinado desde hace meses, a la espera de plata fresca.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta, ayer, en Olivos con el ministro Carlos Fernández antes de los anuncios.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.