EL PAíS › MARTA OYHANARTE DEJó SU CARGO EN LA JEFATURA DE GABINETE NACIONAL

Una despedida con críticas

Había llegado al Gobierno en 2003 de la mano de Alberto Fernández. Ocupaba la Subsecretaría para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia. “Desde hace unos meses, los obstáculos que se nos imponen son cotidianos”, aseguró.

Con duras críticas al kirchnerismo, la ex legisladora Marta Oyhanarte renunció ayer al cargo de subsecretaria para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, actualmente dependiente del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. La ex funcionaria realizó el anuncio formal de su renuncia en su blog, donde dejó un informe de su gestión y deslizó los motivos de su alejamiento del gobierno nacional. Oyhanarte había llegado a su puesto en julio del 2003, de la mano del entonces jefe de Gabinete Alberto Fernández y “en el marco de la anunciada política transversal de gobierno” que impulsaba el presidente Néstor Kirchner.

“He trabajado con la certeza de que no se cambia la cultura política de un día para el otro, porque la participación y el cambio institucional son una ‘coproducción’ entre funcionarios y ciudadanos”, dijo. Agregó que “en ese proceso, el Estado debe cumplir un rol esencial y a sus agentes se les debe permitir la flexibilidad necesaria para obtener resultados en un clima laboral adecuado”.

Luego de defender que esa subsecretaría fue “durante estos seis años una plataforma adecuada para promover e instalar mecanismos de participación y herramientas de gestión para un Estado de mejor calidad”, Oyhanarte advirtió que “lamentablemente, desde hace unos meses, los obstáculos que se nos imponen son cotidianos, de manera que mi responsabilidad indica que hay que registrar lo realizado, sistematizarlo y dejarlo en condiciones para que otros puedan continuar con esas tareas”.

Oyhanarte era una las últimas funcionarias nombrada por Alberto Fernández que continuaba en el Gobierno desde mediados de julio del año pasado, cuando el ex jefe de Gabinete renunció a su puesto tras el conflicto por las retenciones con las cámaras agropecuarias.

Fernández conoció a Oyhanarte en los días que ambos compartieron como legisladores porteños. Tras la llegada del kirchnerismo al poder y su arribo a la Jefatura de Gabinete nacional la reclutó para su tropa.

Oyhanarte se lanzó a la arena política después del secuestro y asesinato de su esposo, Osvaldo Sivak. Venía de fundar y dirigir junto al ex fiscal Luis Moreno Ocampo Poder Ciudadano, una de las ONG que más se destacó en la lucha contra la corrupción de los años ’90.

El ingreso de Oyhanarte a la política se dio a través de la Alianza. Fue el entonces vicejefe de Gobierno porteño Enrique Olivera quien le abrió la puerta de la coalición que catapultó a Fernando de la Rúa a la presidencia. Con la venia de ambos, Oyhanarte encabezó en 1997 la lista de candidatos de la Alianza entre radicales y frepasistas para la primera Legislatura porteña, secundada por Aníbal Ibarra. No duró demasiado en ese espacio: tres años más tarde fue al frente de la boleta de legisladores que patrocinaba Domingo Cavallo. En esa nómina también estaba Fernández.

Oyhanarte, del mismo modo que la ex ministra de Salud Graciela Ocaña, se despidió del kirchnerismo con críticas: denunció que “de manera cotidiana” se produjeron la “suspensión de actividades y de publicaciones ya programadas, el pedido de renuncia a profesionales de alta capacitación técnica y designación de otros que no cumplen con el perfil requerido para el cargo, y la prohibición de viajes a los municipios”, entre otras cosas.

Compartir: 

Twitter
 

Marta Oyhanarte seguía en el Gobierno bajo la órbita del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.