EL PAíS › EL CELS SE SUMó A LOS ORGANISMOS QUE PIDEN NO USAR LAS TASER

Pese a las quejas, Macri quiere electrocutar

 Por Werner Pertot

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) le reclamó al Gobierno porteño que no utilice las pistolas taser X26 que compró para la Policía Metropolitana y le recordó que, además de los tratados internacionales de derechos humanos, su uso contraría la Constitución porteña y la Ley de Seguridad Pública. A pesar de este reclamo, que se suma al de Amnistía Internacional, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, sostuvo que “hay demasiado prejuicio y una opinión superficial” sobre las armas que conducen descargas eléctricas. “Vamos a probarlas”, ratificó.

El director ejecutivo del CELS, Gastón Chillier, envió una carta al ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, y al jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco, en la que les exigió que “se retracten en la compra de las Taser X26” y reclamó que “se especifiquen los mecanismos de control externo con los que cuentan para supervisar y, eventualmente, sancionar la debida actuación de la Policía Metropolitana”. El titular del CELS advirtió que el Comité contra la Tortura de la ONU decretó que la utilización de estas armas es “una violación de la Convención contra la Tortura” y recordó que “el Estado argentino puede ser pausible de responsabilidad internacional”.

Chillier también expresó su preocupación por el veto de Macri a la creación de un Protocolo de la Convención contra la Tortura. “No hace falta describir los graves problemas que ya ha tenido la puesta en marcha de la nueva fuerza, que se evidencian en la designación de un Jefe que actualmente se encuentra procesado y con prisión preventiva por el escándalo de las escuchas telefónicas. La compra de armas, lejos de corregir las graves falencias, refleja la necesidad de discutir y evaluar todo lo relacionado con la puesta en marcha de la Policía Metropolitana”, interpretó. “Vamos a comunicar al Comité contra la Tortura de la ONU la compra de estas armas. En lugar de obstinarse en el error, es imprescindible que el Gobierno porteño abra a la discusión de fondo”, señaló Chillier a Página/12.

“No estamos improvisando sino que estamos trayendo tecnología de avanzada que se usa en otras partes del mundo, y la probaremos a ver cómo la introducimos, siempre a favor de disuadir, salvar vidas y que la violencia sea la menor posible, protegiendo a nuestros policías”, se defendió Macri, quien admitió que la mala utilización de los tasers “puede ser letal”. “Vamos a probarla y la verdad es que hay demasiado prejuicio y opinión superficial”, minimizó el jefe de Gobierno. En tanto, Montenegro aseguró que “cualquier recomendación tanto de las Naciones Unidas como de Amnistía se tiene en cuenta en cuanto a la mala utilización de este tipo de elementos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.