EL PAíS › SE ALEJó OSVALDO GUGLIELMINO Y LO REEMPLAZA JOAQUíN DA ROCHA

Una renuncia en la Procuración

Un día después de exponer ante la Comisión Bicameral que trata la remoción de Redrado, Guglielmino renunció a la Procuración General del Tesoro. Miembros del Gabinete argumentaron que “estaba muy estresado”. Según otras versiones, habrían surgido diferencias con Zannini.

 Por Martín Piqué

Ayer, con el estilo hermético que caracterizó al kirchnerismo desde sus horas más tempranas, Osvaldo Guglielmino renunció a la Procuración General del Tesoro. El alejamiento se concretó apenas un día después de que Guglielmino –un abogado que fue juez durante muchos años en el fuero Contencioso Administrativo Federal– expusiera ante la comisión bicameral del Congreso que está tratando la remoción de Martín Redrado del Banco Central. Aunque dependía institucionalmente del Ministerio de Justicia, en su labor cotidiana como jefe de los abogados del Estado Guglielmino mantenía contactos permanentes con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Anteayer, tras su exposición ante la bicameral, Guglielmino se negó a hacer declaraciones. Su reemplazante será Joaquín da Rocha, con un amplio currículum académico y larga experiencia en la Justicia (ver aparte).

Según pudo saber Página/12, la renuncia de Guglielmino estaba escrita en tono cordial y no faltaban los elogios a la Presidenta. Quienes lo frecuentaron en los últimos quince días, sobre todo desde que estalló el conflicto por la resistencia de Redrado a dejar la presidencia del Central, solían verlo bastante cansado. Incluso hay quienes dicen que se lo veía hasta agobiado por la tarea de tener que litigar judicialmente con viejos colegas del Poder Judicial. “Estaba muy estresado”, comentó a este diario un miembro del Gabinete. El funcionario no parecía muy convencido de que esa fuera la razón principal del alejamiento.

Guglielmino tuvo muchísimo trabajo desde que el ministro de Economía, Amado Boudou, le propuso a la Presidenta crear el Fondo del Bicentenario. Poco después de que CFK firmara el DNU que ordenaba usar 6500 millones de las reservas para pagar vencimientos de deuda, la provincia de San Luis hizo una presentación ante la Corte Suprema. La presentación impulsada por los hermanos Rodríguez Saá pedía que se dejara sin efecto el decreto. Guglielmino fue el encargado de responder en nombre del Ejecutivo. “Sin la constitución del Fondo del Bicentenario existen fuertes probabilidades de que el presupuesto 2010 no se pueda ejecutar debidamente”, decía uno de los párrafos de aquel escrito firmado por el ahora ex procurador.

Para preparar la respuesta a San Luis, Guglielmino estuvo un fin de semana encerrado consultando jurisprudencia y haciendo permanentes llamados a los principales funcionarios del Ejecutivo. El resultado fue un documento de 59 páginas que fue presentado ante la Corte el viernes 8 de enero. Pero allí no terminó su intervención en el debate sobre las reservas y el Fondo del Bicentenario. Por expreso pedido de la Presidenta, Guglielmino se presentó en la Justicia para denunciar a Redrado y a la jueza de primera instancia María José Sarmiento. Al ex Golden Boy lo denunció por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” por frenar el uso de reservas para pagar deuda, una orden que había sido dispuesta por la Presidenta en el DNU 2010/09.

La denuncia contra la jueza Sarmiento fue por “estafa procesal”. Se le reprochaba haber convertido un recurso de amparo en un juicio ordinario, que prevé plazos procesales más lentos, cuando antes había habilitado la feria para recibir la medida cautelar de Redrado. Con argumentos parecidos, Guglielmino también denunció al titular del bloque PRO en Diputados, Federico Pinedo. Las denuncias contra Sarmiento y Pinedo están en manos del juez federal Roberto Canicoba Corral. La acción impulsada contra Redrado recayó en el juzgado de Norberto Oyarbide. Aunque cumplió con su tarea de representar los intereses del Estado en los Tribunales, Guglielmino no estaba del todo convencido de denunciar a Sarmiento ante la Justicia.

La Procuración General del Tesoro tiene rango de ministerio y depende directamente de la Presidencia. Su función es brindar asesoramiento en temas jurídicos al titular del Ejecutivo, también asumir la representación y defensa del Estado en los juicios que involucren sus intereses. Según los comentarios de sus compañeros del gabinete, Guglielmino solía trabajar en tándem con Zannini. A lo largo de ese trabajo en conjunto no habrían faltado rispideces y diferencias. De hecho, en las últimas horas circuló una versión que aseguraba que Zannini –quizá el hombre de mayor confianza del matrimonio presidencial– estaba descontento con el tono y el contenido de la exposición de Guglielmino ante la comisión bicameral del Congreso.

El titular de esa bicameral es el presidente del Senado, nada menos que Julio Cobos. Ayer a la tarde, cuando aún no se había confirmado la renuncia, en el Congreso se hicieron eco de ciertos rumores sobre un inminente alejamiento de Guglielmino. Esas versiones habían partido, aparentemente, del entorno del mendocino. Nada menos.

Compartir: 

Twitter
 

Guglielmino, anteayer, en el Congreso, cuando se presentó ante la Comisión Bicameral.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.