EL PAíS › LUEGO DE OPINAR QUE ESTá MARCANDO “UN HITO”, REDRADO SEGUIRá DECLARANDO HOY ANTE LA COMISIóN BICAMERAL

Un “día histórico” no le alcanza

Con proclamas al entrar y al salir, el removido presidente del Banco Central declaró durante cuatro horas en el Congreso y seguirá hoy. El oficialismo busca apurar el dictamen.

 Por Miguel Jorquera

La Comisión Bicameral que debe emitir un consejo no vinculante sobre la remoción del presidente del Banco Central tendrá hoy un nuevo capítulo con Martín Redrado como protagonista. Después de declarar ayer cuatro horas ente los integrantes de la comisión, Redrado regresará hoy a las 11 al Congreso para defenderse de las acusaciones con que el Gobierno decidió su expulsión de la entidad. Antes y después, en sus únicas declaraciones, que repitió como proclamas, Redrado se victimizó, defendió “la autonomía y la independencia de criterios del Central” para conservas las reservas y hasta lo calificó como un “hecho histórico”. El diputado de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, no quiso ponerle tiempos a trabajo de la comisión. Pero el oficialista Gustavo Marconato afirmó que están trabajando con “profundidad” pero que a partir de hoy deberá abocarse con celeridad sobre su definición.

Redrado tuvo ayer otra jornada como protagonista en el “culebrón estival” sobre el Banco Central. Y volverá a tener hoy un papel importante, cuando desde la mañana continúe con su declaración ante los tres integrantes de la bicameral que debe pronunciarse sobre su desempeño al frente del Central y que preside Julio Cobos y que integran Marconato y Prat Gay.

“Estoy convencido de que estamos marcando un hito hacia adelante en la relación entre el Congreso, el Banco Central, las instituciones de la República para que nunca más ni las reservas, que son los ahorros de los argentinos, ni el Banco Central ni el Congreso sea avasallado, más allá de que circunstancialmente tenga la oportunidad de presidir el Banco Central”, dijo anoche frente a los periodistas –sin aceptar preguntas– y presintiendo su futuro, al finalizar su declaración ante la comisión que analiza su conducta al frente del Central. Luego, y antes de dar la vuelta para retirarse, afirmó que “lo importante es la autonomía y la independencia de criterio del Banco Central, porque esto es trascendente para la historia argentina”.

Lo mismo había hecho unas horas antes cuando por la tarde llegó al Congreso en su Audi gris y bajó envuelto en una nube de periodistas. Después de atravesar el cordón policial se detuvo para hacer su proclama: “Estamos cumpliendo un acto republicano, de respeto a las instituciones, al Congreso y al Banco Central. Cada vez que hablemos de reservas, del Banco Central, el Congreso deberá intervenir”, dijo Redrado y subió por el ascensor hasta el despacho de Cobos.

Allí, en un salón contiguo, lo esperaban los integrantes de la comisión, que habían comenzado su tarea muy temprano. Por la mañana desfilaron por el mismo lugar el director de Asuntos Legales del Central, Marcos Moiseeff, un hombre de confianza del vicepresidente y actual presidente interino de la entidad, Miguel Pesce, y a quien Redrado desplazó después que la Justicia lo repuso por unos días más en el sillón de presidente del BCRA. Luego fue el turno de la gerente de Estudios y Dictámenes Jurídicos del BCRA, María del Carmen Urquiza, quien fue la que recomendó a Redrado que esperara un pronunciamiento del Congreso antes de traspasar parte de las reservas al Fondo del Bicentenario. El tercer invitado fue el síndico del BCRA, Hugo Alvarez. Todos evitaron toparse con la guardia periodística.

Tiempo al tiempo

Hoy por la mañana regresará Redrado y luego también volverá para seguir declarando ante la comisión Pesce, quien el lunes debió ser muy breve porque tenía un compromiso asumido en el Banco. Pero la disputa, dentro de la Comisión Bicameral, es sobre el tiempo que les llevará tomar una resolución. El oficialismo considera que no hay más tiempo para dilaciones después de que Redrado haya hecho su descargo y que el “consejo” que deben transmitirle a la Presidenta no debería ir más allá de este viernes. No quieren que el proceso se extienda, como sucedió cuando Fernando de la Rúa desplazó a Pedro Pou del Central, con un trámite legislativo que insumió más de dos meses.

Cobos, en cambio, pidió unos días más para analizar la situación y hasta habría deslizado la posibilidad de tomarse todo el fin de semana para terminar de analizar la situación y dar a conocer el consejo al Poder Ejecutivo, que por otro lado no es vinculante. Es decir, Cristina Kirchner puede tomarlo en cuenta o no para desplazar definitivamente a Redrado, esta vez ya a través de un decreto simple.

El más insistente en continuar la labor de la comisión sin plazo alguno es Prat Gay. El diputado de la Coalición Cívica se molestó profundamente el lunes después de que Redrado envió una carta poniendo como condición para asistir ayer ante la comisión que le pidan a la Presidenta que derogue el DNU 18 que lo eyectó del Central. Una última carta jugada con el objetivo de que la Justicia lo repusiera nuevamente en su cargo. Pero su decisión había puesto en apuros a Prat Gay, que sin la presencia de Redrado veía caer sus argumentos para estirar el trabajo de la comisión.

Por eso, celebró que Redrado se haya presentado ayer. “Fue bueno y serio que venga. Cada uno debe cumplir con sus deberes”, afirmó el diputado opositor quien el día anterior había sostenido que Redrado sería “el único damnificado” en caso de no comparecer. Y hasta afirmó que las explicaciones que dio Redrado por la carta que se difundió por algunos medios “satisfizo a los integrantes de la comisión”.

Aunque Prat Gay omitió que la carta había llegado a la comisión una hora después que citaron a Redrado, y dio por cierta una satisfacción que no alcanza a todos los integrantes de la bicameral. Incluso, hoy, Prat Gay se tomaría un respiro en su trabajo en la bicameral para presidir la comisión de Finanzas de Diputados, donde intentarán emitir un dictamen de censura al Jefe de Gabinete y reclamar al Ejecutivo, como quiere Redrado, que anule el DNU 18 (ver aparte). Lo que obligaría a un receso en la bicameral, que demoraría su definición.

A diferencia del martes, Marconato también salió a enfrentar a los periodistas para expresar la postura del oficialismo. “Estamos trabajando con profundidad y celeridad, cumpliendo con el procedimiento que establece la ley y la Carta Orgánica del Banco Central. Lo estamos haciendo en profundidad, pero desde mi punto de vista, a partir de mañana (por hoy) debemos dar celeridad”, sostuvo Marconato, que negó haber participado ayer de una reunión en el Congreso con el ministro de Economía Amado Boudou.

Con o sin Marconato, la reunión en el despacho del jefe del bloque de diputados K, Agustín Rossi, existió. Boudou llegó allí cerca de las 17 y del encuentro, además de Rossi, también participó el presidente de la Cámara baja, Eduardo Fellner. Boudou habría presentado en la reunión el borrador del dictamen que Marconato llevaría hoy a la comisión en nombre del oficialismo.

Esta será la discusión que deberá encarar la comisión bicameral hoy, después que vuelvan a testimoniar ante sus integrantes el desplazado Redrado y su reemplazante Pesce.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.