EL PAíS › NUEVOS PROBLEMAS EN LA RELACION ENTRE JULIO COBOS Y LOS RADICALES

Un matrimonio que anda a las patadas

El voto del vicepresidente a favor de la remoción de Redrado desató otra crisis. Desde el radicalismo lo cuestionaron con dureza. La senadora cobista Laura Montero les salió al cruce y también respondió las críticas de Elisa Carrió.

 Por Sebastian Abrevaya

Una nueva crisis se desató en la inestable relación que mantiene Julio Cobos con la Unión Cívica Radical. Los radicales se sintieron “ninguneados” por el vicepresidente a la hora de tomar su decisión de acompañar la remoción de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central y salieron a cuestionarlo duramente el miércoles por haber actuado en sentido contrario a sus recomendaciones. Enojado por la reacción del sector del radicalismo que comanda el jujeño Gerardo Morales y por las críticas que le propinan desde la Coalición Cívica, Cobos les salió ayer al cruce a través de la senadora Laura Montero: “Me extraña la postura contradictoria de Morales y la diputada Carrió, porque avalar a Redrado es también avalar a Guillermo Moreno y a la manipulación del Indec”, sentenció. En paralelo, el titular del partido, Ernesto Sanz, aseguró que ni Cobos, ni él, “ni nadie” es candidato presidencial de la UCR.

Morales y Montero habían conversado el martes, luego de que el jujeño cuestionara públicamente la decisión del vicepresidente de aconsejar la remoción de Redrado. Allí acordaron dar por terminado el episodio pero la interpretación de lo sucedido que hicieron algunos medios obligó al vice a tener que plantarse y defender formalmente su posición. Elegida como vocera oficial, Montero dijo que no sabe “por qué el senador Morales se arroga para sí la opinión de la UCR cuando sólo expresa una postura personal”.

En verdad, los cuestionamientos lanzados por Morales no fueron a título personal, sino que fueron avalados por el presidente del partido, Ernesto Sanz, así como por el ala más dura de la orgánica radical, compuesta por el diputado Ricardo Gil Lavedra y –en menor medida– por el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Alfonsín.

Sin dar nombres, Montero les replicó que “muchos radicales han expresado su apoyo a la decisión adoptada por el vicepresidente” en el tema del Banco Central. Lo cierto es que incluso en el círculo íntimo del vice había algunas diferencias. El día del consejo, el diputado Daniel Katz lo llamó para tratar de convencerlo de que votara como la CC, al igual que el jefe del bloque de diputados de la UCR, Oscar Aguad. Fuentes radicales deslizaron que ni la propia Montero estaba totalmente a favor del consejo que finalmente se emitió.

“Es una pena que en la puja interna de la Coalición Cívica no haya prevalecido la posición de Prat Gay y sí lo haya hecho la de Elisa Carrió, que responde meramente a especulaciones políticas”, arremetió la senadora. Montero machacó sobre las contradicciones de Prat Gay, que siempre manifestó serios cuestionamientos a la tarea de Redrado, y advirtió que “las decisiones se toman con responsabilidad y en defensa de la institución; así se cumplen los deberes de funcionario público; evidentemente esto no es el actuar de Carrió”.

Un párrafo aparte le dedicó al ex titular de la autoridad monetaria, que fue lapidario con el vicepresidente luego su voto. Según el vice, Redrado “tuvo una actitud imprudente e irresponsable en el desarrollo del conflicto” y, además de reprocharle sus gastos extravagantes, le achacó que “priorizó su interés e imagen personal”.

“Ni Cobos, ni yo, ni nadie es candidato. El candidato del radicalismo se va a elegir en el 2011, ya que el 2010 es un año para construir otras cosas y no candidaturas. Tenemos que armar un programa primero”, aseguró ayer Sanz. El jefe radical reconoció que “hay dificultades a partir de diferentes visiones” sobre la actuación de Cobos, pero aseguró que “hay que dar vuelta de página”.

Bajándole el tono, un operador radical consideraba que esta pelea “no llega hasta el fin de semana” y que pronto será un capítulo más en la conflictiva historia de la UCR y el vicepresidente. Por el momento, los radicales prefieren concentrarse en el encuentro que realizarán jueves y viernes de la semana próxima en San Nicolás, donde se concentrarán los 44 diputados y 16 senadores que conforman los bloques legislativos, además de buena parte de la dirigencia. Allí discutirán la continuidad del Acuerdo Cívico y Social –la alianza que hace unos meses crearon con la CC y el socialismo– y marcarán distancia de Cobos. En lo formal, debatirán una agenda parlamentaria propia para el 2010.

Compartir: 

Twitter
 

Ernesto Sanz, Julio Cobos y Gerardo Morales ya no sonríen como lo hacían en otros tiempos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.