EL PAíS › EL PJ DISIDENTE ACORDó PRESENTAR UN CANDIDATO úNICO EN 2011

Un malón con muchos caciques

El acuerdo fue firmado por Duhalde, Reutemann, De Narváez, Solá, Romero, Puerta y Rodríguez Saá, entre otros. No resolvieron si se presentarán por dentro o por fuera del PJ, ni tampoco cómo elegirán a su candidato a presidente.

 Por Nicolás Lantos

El peronismo no kirchnerista quiere llegar al 2011 alineado detrás de un solo candidato. Los principales caciques del sector firmaron ayer un documento en el que se comprometieron a avanzar en conjunto, aunque todavía no decidieron si competirán por adentro o por afuera de la interna del Partido Justicialista, tampoco cuál de todos los muchos aspirantes a la presidencia que hay entre ellos llevará el estandarte y ni siquiera cómo harán para determinar quién será el elegido. A partir del mediodía de ayer, por el despacho de Adolfo Rodríguez Saá en el Senado pasaron a estampar su firma Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Carlos Reutemann, Francisco de Narváez, Juan Carlos Romero y Ramón Puerta, entre otros dirigentes de primera línea del Peronismo Federal.

“Hay equipo”, resumió, contagiado por el clima mundialista, De Narváez. El entrerriano Busti, uno de los impulsores de esta idea de armar una “mesa nacional” de disidentes, le confió a Página/12 que están “todos más o menos de acuerdo” en una serie de ideas básicas: que el plan A es evitar las primarias contra Néstor Kirchner a menos que cambie el panorama, que el candidato se definirá en el primer trimestre del año que viene y que, de ser posible, tampoco irán a internas entre ellos, sino que se alinearán detrás del que llegue mejor parado a la recta final.

“Firmamos un documento que expresa nuestra coincidencia –sostuvo Felipe Solá tras el encuentro–. El objetivo es convertir al Peronismo Federal en una alternativa al gobierno.”

De Narváez explicó que “el Peronismo Federal se está ordenando, lo que le da a la sociedad la posibilidad de ver instancias alternativas que están por fuera del kirchnerismo”. Para el colombiano, “hay un acuerdo de base de trabajar en un solo espacio, ir construyendo la base programática”, convocar con el fin de “legitimar así la candidatura” de quien resulte elegido.

El documento se titula “Reencuentro” y lleva la firma de más de una decena de dirigentes, entre los que hay al menos tres que ya lanzaron abiertamente su candidatura presidencial: Duhalde, Solá y el chubutense Mario Das Neves, que no estuvo presente en el despacho de Rodríguez Saá porque viajó a Uruguay para entrevistarse con el vicepresidente Danilo Astori. De Narváez, que también había manifestado su intención de ir por la Rosada, tiene un impedimento legal: no es argentino nativo ni lo son sus padres, aunque ya avisó que reclamará ante la Justicia para ser habilitado. La nómina la completan el anfitrión puntano, el senador salteño Juan Carlos Romero, el diputado misionero Ramón Puerta, los precandidatos a gobernadores Busti (Entre Ríos) y Eduardo Mondino (Córdoba) y otros de menor peso, como el ex jefe de la SIDE menemista Miguel Angel Toma, que hoy ejerce como operador porteño del duhaldismo.

El documento invita a “otros sectores” a sumarse. “El peronismo tiene que ser la locomotora”, precisó a este diario el diputado bonaerense Gustavo Ferri, yerno de Duhalde y militante de las filas de De Narváez. Otro miembro de la legislatura provincial, Roberto Moulleirón, hombre de confianza de Solá, fue más preciso: “Vamos a sumar a partidos locales y provinciales, otros partidos menores que están enojados con la reforma política e incluso algunos kirchneristas que cuando vean este espacio van a acercarse”. Un participante del encuentro de ayer se jactó de estar en contacto con “nombres de primera línea” del oficialismo. “Algunos intendentes, legisladores y mucha gente de militancia”, enumeró, sin dar nombres.

Tal como se había decidido en una reunión preliminar, el 1º de julio habrá una reunión ampliada para abrir el juego a los que quieran sumarse. La virtual línea de tiempo que se planteó ayer en el despacho de Rodríguez Saá incluye una escala a fin de año, para definir el método de elección del candidato, y otra a fines del primer trimestre de 2011, para cuando se sabrán los nombres elegidos.

Aunque nadie va a afirmarlo de forma tajante, parece difícil que los peronistas disidentes compitan dentro del PJ con el kirchnerismo. “Si las condiciones cambiaran desde adentro... pero no creo que vayan a cambiar”, se sinceró Busti. También parece haber un acuerdo más o menos extendido de esperar a que, con tiempo, la postulación termine decantándose hacia uno u otro y evitar el desgaste de competir entre sí.

Compartir: 

Twitter
 

Francisco de Narváez, Carlos Reutemann, Eduardo Duhalde, Adolfo Rodríguez Saá y Felipe Solá.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.