SOCIEDAD › EL MINISTRO DE EDUCACIóN PORTEñO ECHó A UN FUNCIONARIO POR LOS INCIDENTES EN UNA PROTESTA ESTUDIANTIL

Se dio el gusto de hacer rodar una cabeza

Bullrich había anunciado que desplazaría a la directora del colegio, pero luego se rectificó, porque se requiere un sumario previo. Al final echó al director de Educación Media, quien rechazó los argumentos de su despido.

 Por Emilio Ruchansky

Tras el piquete de los alumnos del Liceo Ricardo Rojas, del barrio de Balvanera, en reclamo de calefacción y el incidente con un vecino, el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, resolvió desplazar al director de Educación Media de esa cartera, José Azerrat. Desde el Ministerio afirmaron que el funcionario fue echado “porque sabía desde el viernes lo del piquete y no avisó”. Sin embargo, Azerrat aseguró que su despido se debió a su negativa “a firmar el cierre de grados y divisiones” en escuelas donde hay baja asistencia. El Liceo fue intervenido por el Ministerio, que designó a una supervisora en la conducción y elevó un sumario para analizar el desempeño de la rectora, María Sorace.

“Más que un motivo, parece una excusa eso de que no avisé del piquete”, le dijo a este diario Azerrat, ex dirigente gremial de Unión Docentes Argentinos. “A mí me avisaron que iban a cerrar divisiones por baja asistencia y les pedí que se analizara caso por caso o renunciaba. Las divisiones con pocos alumnos suelen ser cursos nocturnos donde van trabajadores precarizados o desempleados. Cerrarlas debería ser el último recurso, antes hay que ofrecerles a los estudiantes y a la escuela algún tipo de solución”, explicó Azerrat, quien volverá a su antiguo trabajo como supervisor de escuelas.

Bullrich hizo los anuncios ayer por la tarde en conferencia de prensa, luego de haberse apresurado a decir que despediría a la rectora del colegio, obviando que esa decisión no dependía de él. En la conferencia debió aclarar que a María Sorace se le abriría un sumario, que estará a cargo de la Junta de Disciplina, integrada por los gremios docentes. Una vez analizado el caso, esta junta emitirá un dictamen y la Dirección de Coordinación Legal y Administrativa del Ministerio definirá si debe o no aplicarse una sanción.

¿Cuáles son las pruebas que incorporará el ministerio a ese sumario? “Ella sabía desde una semana atrás que los alumnos iban a cortar la calle. Creemos que justificó esta medida, pero más allá de eso, si sabía esto debía informar, al menos, a los padres, porque la protesta se hizo dentro del horario escolar y en la puerta del colegio”, comentó un alto funcionario del ministerio. Y agregó: “¿Qué pasaba si el hombre que fue golpeado lastimaba a un alumno? ¿O algún automovilista atropellaba a un chico?”.

“En el Liceo había estufas, pero nadie las encendió”, dijo la fuente y denunció que ayer los chicos rompieron varios calefactores. “Fuimos a arreglarlas acompañados de escribanos para que conste que las habían roto y lo vamos a seguir haciendo.”

Sin embargo, anoche, una preceptora de este colegio desmintió lo expresado por el funcionario. Dijo que existen las estufas, pero no las pudieron prender. “Están tan sucias que ni la gente de mantenimiento logró encenderlas y en el Ministerio lo saben, si tuvieron que mandar una cuadrilla a última hora (del martes) para limpiarlas y encenderlas”, contó la mujer. Sobre el supuesto daño intencional a los calefactores, la preceptora agregó un dato: “Esas estufas están resguardadas por una enrejado para que los chicos no las rompan, así que es imposible que puedan dañarlas”.

En la conferencia, Bullrich comentó que esa escuela desde 2007 no puede constituir una cooperadora, por lo que no puede utilizar los subsidios de mantenimiento por 75 mil pesos que habría recibido. “No pueden juntar padres. La última madre que estuvo a cargo se llevó plata, hay un proceso penal en el camino”, agregó. La fuente consultada por este diario comentó que están revisando la normativa para armar una comisión mixta con algunos padres para poder utilizar ese dinero.

La protesta por las deficiencias de mantenimiento en la escuela, donde faltan baños y vidrios en algunas ventanas, derivó en un piquete el martes pasado, que derivó en un incidente con un peatón. El jefe de Gobierno porteño dijo que se va a investigar el hecho “y van a caber las máximas sanciones que correspondan porque no puede haber más violencia”. Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación, repudió estas declaraciones de Mauricio Macri porque “intentan ocultar el deterioro en que se encuentra la escuela pública”. Por su parte, Gustavo Lesbegueris, del Area Educación de la Defensoría del Pueblo, lamentó que el Ministerio “no hubiera actuado en la resolución de los problemas de mantenimiento con la misma rapidez que empleó para adoptar sanciones”.

Mientras en el Ministerio analizan el video para determinar quienes agredieron al transéunte (ayer deslizaron que no todos eran alumnos), el afectado hizo ayer la denuncia en la Comisaría 8ª. Una preceptora del colegio aseguró que en verdad fue el vecino quien provocó a los alumnos sentados sobre la avenida Jujuy al 200 y lanzó la primera trompada en medio del piquete.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Bullrich anunció en conferencia de prensa el desplazamiento del director de Educación Media.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.