EL PAIS › ARGUMENTOS DE UNA SESION HISTORICA

Quién dijo qué

Se habló de cambio cultural, de derechos, de prejuicios y discriminación. Se habló de familia, de orden natural, de religión. Un debate que cruzó fundamentos y creencias.

A FAVOR

Blanca Osuna (Fte. Just. para la Victoria, Entre Ríos): “Los católicos que nos planteamos dar respuesta positiva (a la ley) lo hacemos desde la convicción de que si hay una forma hermosa, comprometida y sincera de responder a los principios de nuestra fe, es justamente dar la mano a los humillados, ¿y quiénes más humillados que quienes han sido calificados como desviados, enfermos, incorrectos? (...) (Invitaría a las autoridades eclesiásticas) a que se expresen por la situación de Von Wernich, a que se expresen por el obispo Storni. ¿Qué consideran? ¿Qué piensan? ¿Qué posición tienen a ese respecto? ¿Qué planteo ante los fallos que los han condenado? Quiero que los hagan saber a nuestra comunidad”.

Elena Corregido (Fte. Just. Chaco Merece Más, Chaco): “Estamos hablando sobre matrimonio igualitario (...) teniendo en cuenta que para la patria laica los preceptos religiosos están fuera de cuestión. Como representante en el Senado de mi provincia recibí el apoyo de la Cámara de Diputados provincial a este proyecto. (...) Se ha puesto a niños en medio del debate con intención de meter miedo, como si las personas homosexuales fueran anormales, perversas. Se han hecho acusaciones falsas, injustas. Cuando de discriminación se trata, pienso en Eva Perón, ejemplo de lo que esta sociedad ha discriminado por pobre e hija natural. (...) (Al casarse con Perón) Demostró que es el amor el que vence los prejuicios”.

Luis Juez (Alianza Frente Cívico, Córdoba): “(Para elaborar el dictamen de unión civil cuestionado) le cogotearon el proyecto a la (jueza Graciela) Medina (...) ninguno de los argumentos de la doctora Medina justifica no dar derechos a las minorías. ¡Ninguno! Son críticas colaterales. Si tuvieran generosidad de espíritu y hubieran comprendido que este proyecto había que tratarlo... pero no fue ésa la voluntad. (...) Soy un tipo de familia, soy un tipo de convicciones religiosas, fanático de la Virgen. Pero eso no me obliga a que no pueda asignar derechos a una minoría que se lo merece. (...) ¿Dios me castigará por asignar derechos? ¿La Virgen me bajará el pulgar por tener caridad cristiana?”

Lucía Corpacci (FpV, Catamarca): “Dicen que no es natural. Y verdad, creo que natural es lo que uno es. Y en aras de esa naturaleza, obligamos a parejas del mismo sexo a mentir, a ocultarse, a someterse a tratamientos psicológicos, a vivir marginados. Solamente porque no podían ser normales en la supuesta normalidad heterosexual. Tienen los mismos derechos que otros ciudadanos”.

Jorge Banicevich (FpV, Santa Cruz): “(Desde el peronismo) no podemos olvidar nuestros orígenes, debemos avanzar en la misma línea y no colaborar con aquellos que nos quitaron la posibilidades de ser iguales a todos. Millones de argentinos están reclamando un derecho que no tienen, a amarse legalmente. Y ese derecho al amor legal debe ser cubierto por las figuras jurídicas. No importa el sexo, porque el amor nos iguala, nos debe unir, no desunir”.

Samuel Cabanchik (CC, ciudad de Buenos Aires): “Cuando la formulación misma de la cuestión sobre la que tenemos que legislar muestra un diferendo, cuando incluso sobre el lenguaje que utilizamos hay una disputa y toma la dimensión de un conflicto, creo que estamos ante un problema político, por eso es que debemos tomar una decisión política (...) Estoy pensando en ese joven o en esa joven que en su pubertad o adolescencia está definiendo su orientación sexual. ¿Ese joven no se va a sentir mucho mejor, no va a tener mejores relaciones humanas con su familia, con su entorno, si vive en una sociedad igualitaria para todos?”

Marcelo Alejandro Guinle (Fte. por la Integración, Chubut): “Los pastores se han olvidado de que lo que denominan como ‘estas personas’ en realidad son nuestros hermanos. Desde la concepción solidaria, una comunidad en realidad debe recibir a la diversidad con los brazos abiertos. (El proyecto de unión civil dictaminado) es una forma regresiva de regular. Este dictamen que se dice que viene a equiparar derechos es discriminador, no soluciona ninguno de los derechos que han sido planteados y realmente es un mamarracho jurídico. (Por haber llegado a este debate) Vamos a ser una sociedad mejor, cualquiera sea el resultado de esta votación”.

EN CONTRA

Liliana Teresita Negre de Alonso (PJ-disidente, San Luis): “Me preocupa el efecto (que la ley pueda tener) sobre terceros. Ustedes saben que a partir de esta ley, la sexualidad se construye. Promoví, trabajé la unión civil porque quiero que se den derechos, pero la mayor preocupación es el impacto sobre la educación. Acá (mostrando un manual de educación sexual, del Ministerio de Educación nacional) hay niños y niñas desnudos, y dice cómo construir el cuerpo. Me preocupa qué va a hacer la ley de educación sexual. Vamos a tener que enseñar qué es ser gay, lesbiana, travesti, transexual... Eso. Ya no vamos a poder decir que solamente hay hombre y mujer. Les vamos a enseñar que es una construcción cultural”.

Josefina Meabe (Frente de Todos, Corrientes): “Siempre en cada uno de mis discursos he invocado a Dios y la providencia. En consecuencia, creo en la existencia de un orden natural. Lo he palpado a lo largo de años de haber vivido en el campo, con una naturaleza que me consustanció con ella para hacerme ver las cosas que Dios puso en nuestro camino. Ese orden natural me indica que no todo es lo mismo. Y que la familia, célula básica de la sociedad, y que a pesar de todos los pesares todavía subsiste, es la unión de un hombre y una mujer que tienen un proyecto común, la procreación de la especie, y que se completa con la llegada de los hijos. Igualdad de derechos no significa uniformación de derechos, no se puede igualar aquello que no es igual”.

Arturo Vera (UCR, Entre Ríos): “A mí no me da la inteligencia que me dio Dios para decir que es lo mismo (el matrimonio) que la unión de homosexuales”.

Luis Carlos Petcoff Naidenoff (UCR, Formosa): “Sí estoy de acuerdo con que tiene que haber un instituto diferenciador, pero no estoy de acuerdo con algunos artículos del proyecto (dictaminado). (No hay que) descontextualizar este debate, con fundamentalismos religiosos y políticos. En el medio hay personas. Pero en el medio, el avance pasa por la igualdad y la no discriminación. En este caso, no discriminar es tener un instituto diferenciador como la unión civil, respetando el matrimonio”.

Hilda “Chiche” Duhalde (PJ-disidente, Buenos Aires): “Yo venía a tratar el tema desde el orden natural, pero ya lo hizo el senador Torres (que defendió el matrimonio igualitario). (...) Mientras estábamos acá, afuera un grupo de mujeres que estaba rezando el rosario era atacado con huevos, una muestra de la intolerancia. (...) No tengo problema con los homosexuales, tengo amigos homosexuales”.

José Manuel Cano (Acuerdo Cívico y Social, Tucumán): “Es innecesario el enfrentamiento, la descalificación (...) Las provincias mayoritariamente están en contra porque son sociedades conservadoras, porque la Iglesia tiene mucha influencia. (...) No están obligados los Estados a equiparar el matrimonio homosexual con el heterosexual. Hay que decir las cosas como son: nadie está en contra de dar derechos a quienes defienden el amor, o quieren formar un vínculo, porque es una decisión libre que tenemos que respetar. Pero había soluciones que no iban a dividir a la sociedad argentina, como lamentablemente ha ocurrido”

Mario Cimadevilla (UCR, Chubut): “No creo que ni los que escribieron la Biblia ni los que escribieron tratados internacionales hayan pensado en esto (la inclusión de parejas de personas del mismo sexo). Aquí se ha mezclado a Dios, se han mezclado sentimientos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared