EL PAíS › UN JUEZ CITó A MILAGRO SALA DESPUéS DE HABER SIDO DENUNCIADO POR LA TUPAC AMARU

La sospechosa es la citación

El juez federal jujeño Mariano Wenceslao Cardozo se declaró incompetente en la causa sobre la protesta contra Gerardo Morales. Pero después de ser denunciado ante el Consejo de la Magistratura, cambió de parecer y convocó a Sala como acusada.

El juez federal jujeño Mariano Wenceslao Cardozo no encontró durante diez meses ningún elemento para vincular a Milagro Sala con el escrache que padeció en octubre el senador Gerardo Morales. Aun cuando dos testigos “espontáneos” ofrecidos por el abogado del radical sindicaron a la líder de la Tupac Amaru como mentora de la agresión, Cardozo se declaró incompetente y giró las actuaciones a la Justicia provincial. El mismo día, 26 de agosto, un abogado de la Tupac Amaru lo denunció por mal desempeño ante el Consejo de la Magistratura. El lunes 30, sin pedirle opinión al fiscal, el magistrado cambió de parecer y citó a la dirigente jujeña a prestar declaración indagatoria, léase como imputada. “Es una aberración jurídica”, destacó ante Página/12 el abogado de la Tupac Amaru y de la CTA jujeña, Luis Hernán Paz, quien mañana recusará al juez y pedirá la nulidad de la medida. El martes a las nueve Milagro Sala no faltará a la cita. Tampoco irá sola. Fuentes de la organizacion anunciaron que la acompañarán cien mil personas, incluidas Madres de Plaza de Mayo y el secretario general de la CTA, Hugo Yasky. También habrá movilización en Buenos Aires y una conferencia de prensa en la Casa de Jujuy.

El 16 de octubre de 2009, luego de despotricar sobre el uso de dineros públicos en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Salvador, Morales fue abordado por militantes de la red de organizaciones sociales, que integran 25 agrupaciones, incluida la Tupac Amaru. Las armas de los manifestantes fueron huevos de gallina, crudos, y útiles escolares, incluida una abrochadora de metal. Las acusaciones apuntaron de inmediato a la organización Libertad, que ya había escrachado a Morales en marzo.

Morales denunció la agresión ante la Justicia provincial, que comenzó a instruir la causa, y tres días después reiteró la presentación ante el juez federal de turno: Cardozo. Lo acompañaron el diputado radical Miguel Angel Giubergia y el auditor general de la Nación Alejandro Nieva. Se generó entonces un conflicto de competencias que recorrió todas las instancias del Poder Judicial y sobre el que debe pronunciarse el Superior Tribunal de Justicia de Jujuy. Pero nada impidió al juez avanzar en su investigación. La consecuencia más relevante del expediente, que ya tiene novecientas fojas, fueron dos procesamientos por los delitos de daños y amenazas, ambos excarcelables.

Hasta agosto ninguna prueba incriminaba a Sala, que el día del escrache estaba a más de cien kilómetros de San Salvador. De manera repentina, acompañados por el abogado de Morales, César Luciano Rivas, aparecieron en escena dos testigos, René Orlando Arellano y Cristina Noemí Chauque. Según contó Paz a Página/12, ambos habían sido expulsados meses antes de la organización Argentina Avanza, y por ende de la red de organizaciones sociales, luego de que la ministra de Educación, Liliana Domínguez, les endilgara durante una audiencia pública haberse quedado con un contrato de más de 500 mil pesos para refacciones y obras públicas. Arellano y Chauque declararon bajo juramento que habían participado en reuniones con la líder de la Tupac Amaru y la sindicaron como ideóloga de la agresión a Morales.

El jueves 26, luego de correrle vista al fiscal federal Mario Snopek, quien minimizó la relevancia de los testimonios, el juez Cardozo se declaró incompetente para entender en los hechos denunciados por los enviados de Morales y remitió las declaraciones a la Justicia provincial, que durante las dos semanas siguientes no notificó ninguna medida. El mismo día, un abogado de la Tupac Amaru, Antonio Alberto Bellido León, denunció a Cardozo por mal desempeño. “El proceso se estaba direccionando hacia Milagro”, explicó paradójicamente Paz. “El juez aceptaba todas las pruebas propuestas por Rivas y rechazaba las nuestras”, agregó el abogado, quien recordó que Cardozo fue fiscal federal durante la dictadura y que cajonea desde hace dos años una denuncia contra un hijo de Giubergia.

El domingo 29, Día del Abogado, el juez federal apareció en el diario El Tribuno junto al senador Guillermo Jenefes durante una misa de acción de gracias. El lunes, sin pedirle opinión al fiscal, Cardozo borró con el codo la declaración de incompetencia que había escrito cuatro días antes y redactó la citación de Milagro Sala a indagatoria.

Paz recusará hoy al juez. “La cédula tiene vicios formales, no cumple con requisitos básicos. No hay fundamentos suficientes para pedir una indagatoria, que no puede hacerse sin requisitoria fiscal”, explicó. Manuel Alzina, referente de la Tupac Amaru en Buenos Aires, anticipó que Sala se presentará acompañada por cien mil personas, incluidas dirigentes de Madres Línea Fundadora, de Hijos, miembros del colectivo Carta Abierta y otras personalidades políticas e intelectuales.

Compartir: 

Twitter
 

Milagro Sala irá a declarar ante el juez y será acompañada por dirigentes políticos, sociales y culturales.
Imagen: Daniel Dabove
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.