EL PAíS › GRACIELA OCAñA Y FRANCISCO DE NARVáEZ, JUNTOS PARA HACER POLíTICA

Una extraña pareja en ciernes

La ex ministra de Salud, y ex aliada de Carrió y Pino Solanas, participó ahora en un acto en Luján con el candidato a gobernador bonaerense por la centroderecha. El tema que los unió fueron las críticas a Moyano, pero formarían parte de la alianza con la UCR.

En el marco de una campaña electoral que no termina de comenzar y con un basural a cielo abierto en Luján como escenario, Graciela Ocaña y el precandidato a gobernador bonaerense de Unión Celeste y Blanco, Francisco de Narváez, hicieron público un acuerdo político para denunciar que Hugo Moyano, el líder de la CGT, “aprieta” a intendentes para que la empresa Covelia obtenga licitaciones en el negocio de los desperdicios. La ex funcionaria, que rechazó ir como candidata del Proyecto Sur de Fernando “Pino” Solanas, le suma puntos al empresario y diputado nacional del peronismo disidente en las negociaciones para acordar una alianza con el radicalismo.

En una vuelta de tuerca, la ex ministra de Salud, que rechazó la invitación de Pino Solanas para acompañarlo en la fórmula de la Capital, participaría junto a De Narváez en alguna forma de alianza con el radicalismo provincial.

Por separado, tanto De Narváez como Ocaña venían manteniendo conversaciones con los referentes radicales que responden a Ricardo Alfonsín, con vistas a conformar una alianza opositora para disputarle poder al Gobierno en las elecciones de octubre. Con esos encuentros en marcha, decidieron mostrarse y empezar a hacer campaña juntos, a la espera de formalizar la relación con el radicalismo. En caso de llegar a un acuerdo con la UCR, avanzarían para intentar sumar a otros sectores del peronismo disidente. Pero antes deben sortear los límites marcados por Alfonsín, que imagina a De Narváez como socio solamente en el ámbito provincial, para no perder su acuerdo con el socialismo y el GEN. Al parecer, a juzgar por sus declaraciones, tanto el empresario como Ocaña, dos dirigentes que aparentemente provenían de lugares diferentes y con diferentes intereses en la política, apuntan más alto.

Para activar esa insólita alianza, la ex ministra utilizó su discurso de batalla que es criticar al titular de la CGT.

“Los municipios están siendo apretados, condicionados por el interés del presidente del PJ bonaerense, que presiona, como han declarado algunos funcionarios en la Justicia, para que esta empresa Covelia gane las licitaciones”, aseguró Ocaña. Al respecto, De Narváez, que mantiene contactos con sindicalistas que se oponen a Moyano en la CGT, agregó que algunos intendentes enfrentan “la tremenda presión” de la empresa para obtener la concesión del traslado de la basura domiciliaria a los centros de disposición final.

Las versiones sobre la incorporación de Ocaña a la campaña electoral comenzaron con su vieja relación con Elisa Carrió, luego su vínculo con Alberto Fernández, que la llevó a un alto puesto en la gestión, hasta un ofrecimiento de Pino Solanas, encuentros con el radicalismo y ahora este acuerdo político con el candidato bonaerense del centroderecha peronista.

En lo que pareció ya ser parte de la campaña electoral bonaerense, la ex integrante del gobierno nacional manifestó allí su preocupación por el rápido aumento de las ganancias de la empresa Covelia, que “desde 1999 a la fecha” registró un crecimiento del “800 por ciento en sus ganancias”. Tras precisar que hay trece comunas que operan con esa compañía, expresó que eso está generando “un desmedido crecimiento del pago que hacen los municipios”. Ya en tono de campaña, Ocaña apuntó que trabajarán en “políticas públicas, tales como el medio ambiente, que resuelvan los problemas de los ciudadanos”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde un basural de Luján, Ocaña y De Narváez aseguraron que Moyano “aprieta” a intendentes.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.