EL PAíS › MACRI INCUMPLIó EL FALLO JUDICIAL QUE ORDENó CERRAR EL CLUB 17 DE AGOSTO

La clausura sigue esperando

Pese a la sentencia del juez Gallardo, el Gobierno de la Ciudad no clausuró el club investigado por desvío de fondos, falta de habilitación y otras irregularidades. Tampoco apeló la medida ni separó al funcionario de Vidal que dirige el 17 de Agosto.

 Por Werner Pertot

El gobierno porteño no acató el fallo judicial que le ordenaba clausurar el club 17 de Agosto, en el que se lanzó Mauricio Macri entre globos y cumbias. La sentencia del juez Andrés Gallardo fue incumplida sin más: ni siquiera presentaron una apelación. Por otra parte, la ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, no separó del cargo al director de Infraestructura Social, Sergio Costantino, que es –según el fallo– director del club al que le iba a destinar medio millón de pesos. Tampoco se abrió un sumario administrativo para investigar lo ocurrido.

“El efectivo cumplimiento de los fallos se nos impone por encima de nuestros programas de gobierno. Forma parte de un acuerdo pétreo, inamovible, que debe respetarse gobierne quien gobierne”, decía el documento “Cuidar la democracia” que firmó a principios de este año Macri junto a otros dirigentes opositores. Sin embargo, el gobierno porteño resolvió no clausurar el club que conduce Sergio Costantino, que es –a su vez– director general de Infraestructura Social de la ciudad, en el ministerio de Vidal. Entre otras irregularidades que halló la Justicia, el club tiene causas pendientes, iniciadas por el gobierno porteño, y tiene el seguro vencido.

La resolución judicial de Gallardo, que se conoció el lunes tras cuatro allanamientos a las dependencias porteñas, ordenó clausurar el club porque carecía de habilitación. También envió a la Justicia penal una copia de los documentos, que probarían un supuesto desvío de fondos al club, a raíz de pagos que se iban a realizar por el uso del lugar como parador para personas sin techo. Según los documentos que se secuestraron en los allanamientos, el club emitió facturas por 498.300 pesos, que fueron aceptadas por el gobierno porteño. Ya estaban preparadas para la firma las órdenes de pago. Incluso aceptaron una factura por 102 mil pesos por el mes de mayo, cuando la Justicia comprobó que no hubo indigentes alojados en el club. Lo único que ocurrió ese mes allí fue el lanzamiento de Macri. El convenio del club con la gestión PRO fue firmado a mediados de mayo, cuando ya había sido utilizado durante cuatro meses como parador.

De las actas del club surge que Costantino renunció y reasumió en varias oportunidades la dirección del lugar. “Hace más de un año que no es presidente del club”, lo defendieron en el entorno de Vidal, pese a que la Inspección General de Justicia (IGJ) confirmó al juez que sigue en el cargo y que un veedor judicial lo vio en el club en abril de este año y observó que se presentaba como el director y daba órdenes. Costantino es un hombre que proviene del PJ y que recaló en el ministerio de Vidal luego de su paso por la Dirección de Infraestructura y Actividades Deportivas. En el club, Gallardo encontró otra factura por 40 mil pesos a la Subsecretaría de Deportes por “alquiler de instalaciones para clínicas deportivas”. En el gobierno porteño, no obstante, afirmaron que Costantino sigue en el cargo y no hay un sumario administrativo previsto: “Cuando tengamos algo que informar, lo vamos a informar”, dijeron.

Compartir: 

Twitter
 

El club donde se lanzó Macri fue usado como parador para personas sin techo, pero no estaba habilitado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.