EL PAíS › SERGIO BERGMAN, PRIMER CANDIDATO A LEGISLADOR DEL PRO

“Hay que juzgar al terror subversivo”

 Por Werner Pertot

El primer candidato a legislador porteño del PRO, Sergio Bergman, propone dos títulos para esta nota: “Filmus no es Amado” y “No queremos una ciudad Tomada”. El rabino recibe a Página/12 en su despacho de la sinagoga de la calle Libertad. Una vela está prendida sobre la mesa. Diversos libros antiguos atiborran los estantes. De negro, con su kipá yemenita, plantea que “a la gestión PRO le falta más política. El PRO tuvo más logros que reconocimientos”. No ahorra definiciones para la polémica: cuestiona a los “judíos K”, a los que acusa de organizar una persecución contra él y propone: “Hay que juzgar a los terroristas subversivos”.

–¿Por qué Macri no quiere debatir?

–Quiere debatir. La pregunta es en qué condiciones. ¿Qué necesidad había de no ir a un medio del Grupo Clarín?

–¿Un canal privado es más institucional que una universidad pública?

–No estoy diciendo que es más institucional.

–Macri sí lo dijo.

–Sobre los argumentos de por qué va o no Macri, preguntale a Macri.

–¿Por qué estuvo Alberto Kohan en su lanzamiento?

–A través de amigos en común, lo voy conociendo. Lo mismo con Duhalde. En mi opinión, hay que poder conversar con esta gente.

–¿Usted quiere ser vicepresidente primero de la Legislatura?

–Hay atributos al primer legislador que a la hora de conformar comisiones y autoridades corresponden. Estoy abierto a tener esta conversación.

–Seguramente Cristian Ritondo se va a mostrar receptivo.

–Sí, tenemos muy buena relación.

–¿Sigue hablando con Elisa Carrió?

–Cada vez que tengo oportunidad conversamos.

–¿Qué le dice Carrió ahora que usted está en el PRO?

–Que me equivoqué.

–Hubo cuatro allanamientos y se descubrió que se le iban a destinar 500 mil pesos al club de un funcionario porteño.

–Esta acción de la Justicia en la semana previa a las elecciones es una decisión política, no judicial.

–El Tribunal Superior de Justicia prohibió utilizar videos de gestión para la campaña. ¿Por qué tuvieron que esperar al fallo?

–No hay que utilizar fondos oficiales para las campañas. Lo que objeta el TSJ es la participación de Macri, que está mal. Me parece que eso hay que rectificarlo. En este caso, no hay un uso electoral del TSJ. El problema va a ser aplicar eso a nivel nacional.

–¿Qué le dijo Macri cuando afirmó que fue un error designar al Fino Palacios?

–Mauricio dice que fue un error por no haber evaluado las consecuencias de la designación. Y mi posición es que alguien que estaba imputado, aun cuando no estaba procesado en el momento de la designación, era suficiente para no ser designado. Cada uno habrá hecho su evaluación por insistir en algo que no correspondía.

–¿Cambió su opinión ahora que Palacios admitió que investigó a opositores?

–Que responda ante la Justicia y que nadie lo designe hasta que se resuelvan las causas de la AMIA y las escuchas.

–¿Qué le sugiere la información de la AFIP de que Ciro James tenía el alta en la Policía Metropolitana con un sueldo de 7 mil pesos?

–El principio es el mismo: que los que tomaron decisiones en el gobierno de la Ciudad respondan, que los que están imputados ante la Justicia lo hagan y que la Justicia sea independiente. Hay una velocidad catalítica cuando se trata de un opositor y las causas que afectan al Gobierno van a la velocidad supersónica de una tortuga.

–¿Cuánta gente tiene trabajando en el gobierno porteño?

–Ninguna. Toda la gente es del gobierno porteño.

–Pero tiene personas de su espacio en la Dirección de Minoridad, de Servicios Sociales y de Asistencia a la Víctima.

–Son recomendaciones que hacemos y toda la gente trabaja para la gestión del PRO, no trabaja para nosotros.

–Memoria Activa dice que usted se fue “expresando que Memoria Activa debía enterrar la causa AMIA”.

–Mentira. Jamás planteé que hay que enterrar la causa. Yo te planteo esto desde Memoria Activa-Línea Fundadora, a la que pertenezco. Yo planteaba que no podíamos tener un doble estándar de denunciar a los funcionarios públicos y no hacerlo dentro de la comunidad. Pero la discusión no es dentro de la comunidad. Hoy la discusión es entre los judíos K y yo.

–¿Los que organizaron la campaña “Conmigo no, Bergman” son judíos K?

–Son blogueros K. Tengo los nombres y los apellidos. No acuerdo con la asimetría de determinados familiares de plantear en Macri toda la carga del reclamo, frente a los silencios ante la Cancillería, que no cortó las relaciones comerciales con Irán, que tiene a los imputados de realizar el atentado. ¿Por qué no salen de la comunidad y discutimos esto en la política nacional? No tienen que utilizar la idea “progre” de una izquierda intelectual judía, que trabaja para el Gobierno. Es una cobardía el blog.

–También te criticaron porque iba a aparecer “rabino” en la boleta.

–Página/12 lo publicó siguiendo las indicaciones de Timerman. Quiero aclarar: jamás quise cambiar el Himno nacional. No reemplazo libertad por seguridad. Sí creo que hay una vinculación entre seguridad y libertad que no tiene que ver con mano dura, sino con inclusión social. Tampoco me parece que Timerman le haya hecho firmar esa carta a Naomi Meyer (viuda del rabino Marshall Meyer, que diferenció a su marido de Bergman).

–¿No es subestimarla? Dice que usted está en “los antípodas de Meyer”.

–Ella no vive en el país hace diez años. La designación de discípulos no es conyugal. Es institucional: todos los discípulos del seminario rabínico somos discípulos de Meyer. Y no tengas duda de que si el padre de Timerman se levantara tendría vergüenza de lo que hace su hijo.

–¿Qué piensa de los juicios por crímenes de la dictadura?

–La política de derechos humanos está bien. No compro el tema de los dos demonios. Lo que hace falta es tener una Justicia completa, porque media verdad es una mentira. Tenés que juzgar a todos por igual porque no hay diferencia ante la ley de juzgar frente al terror: terror subversivo o terror de Estado. Es diferente la sentencia. No es la misma responsabilidad por la que tiene que responder un terrorista subversivo que la que tiene que responder el que hace un genocidio utilizando el Estado. Las condenas deben ser distintas. Cuando la Justicia no es revancha o no es rencor, agarrás a los ex guerrilleros y les decís: “Usted violó la ley y tiene que ser juzgado”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.