EL PAíS

Otro represor de viaje

Agotadas las argucias legales en el país, los represores buscan innovar desde el exterior. El teniente coronel retirado Carlos Luis Malatto, imputado por delitos de lesa humanidad en San Juan, se anticipó a la orden de detención que libró el juez federal Leopoldo Rago Gallo y, pasaporte en mano, cruzó el Atlántico y se presentó ante las autoridades italianas. El magistrado deberá pedir ahora la captura internacional a través de Interpol, con lo cual dará comienzo un proceso de extradición que le permitirá al militar ganar tiempo antes de llegar a juicio. Malatto, que tiene doble ciudadanía, viajó a Italia “a buscar la justicia que le es negada sistemáticamente en la Argentina”, justificó la fuga su abogado Eduardo San Emeterio. Los secuestros y torturas que se le imputan “no son delitos en Italia y es muy poco probable que se le conceda la extradición”, se esperanzó el prolífico defensor de represores. “Acá se está tratando de crear un conflicto internacional, pero es totalmente falso porque Malatto tenía asegurado su derecho a defensa”, explicó el abogado Fernando Castro, querellante en la causa de la jueza Margarita Camus, nieta del ex gobernador Eloy Camus. Malatto está imputado en delitos de lesa humanidad en el Regimiento de Infantería de Montaña 22. Entre sus víctimas se encuentran figuras políticas de San Juan como el gobernador José Luis Gioja y su hermano, el senador César Gioja.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.