ESPECIALES

El Reino de Dios

 Por Rubén Dri

Ahí hay una interpretación evangélica que no comparto absolutamente para nada. El mensaje de Jesús fundamental es el mensaje del Reino de Dios, incluso cuando él habla de la fe, no habla de Dios, habla del Reino de Dios, que es una cosa diferente. No afirma un Dios que existe arriba, que es un padre autoritario, sino todo lo contrario, es un Dios que está en el pueblo, que solamente se expresa en el pueblo. Y esto viene de las corrientes proféticas, esto viene desde el 1200 AC.

La fundación del pueblo hebreo es una fundación que se hace mediante determinados pactos intertribales que pactan que solamente van a aceptar el Reinado de Dios y el Reinado de Dios era precisamente el reinado de una sociedad antimonárquica, antitributaria, antipatronal... Ese mismo concepto es el que propone Jesús. Jesús propone el Reino de Dios, es decir, un nuevo tipo de sociedad, donde Dios está en el pueblo. Solo se realiza en el pueblo... Es decir, solo se realiza en la comunidad. De manera que este tipo de religión es la que fundamenta grandes insurrecciones, grandes luchas por la liberación.

Sí hay religiones que han propiciado el genocidio, la opresión, como las hay y sobre todo las instituciones religiosas, que no hay que confundir con la religión. Sin embargo, también hay que ver que la religión ha servido como motivo de luchas, motivo de liberación cuando se transformaron en verdaderos fermentos, como lo plantea Jesús, de hecho, que el cristianismo debería ser un fermento en la masa. Es decir, aquello que hace fermentar la masa. Y la hace fermentar, precisamente, en contra de la opresión, que en ese momento era nada menos que el sacerdocio judío y sobre todo el Imperio Romano, que eran precisamente los opresores.

Compartir: 

Twitter
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.