EL PAíS › REPORTAJE AL GOBERNADOR BONAERENSE DANIEL SCIOLI

“Venimos mostrando gestión con resultados”

Todas las encuestas le vaticinan a Scioli una cómoda reelección. “Es que este proyecto genera previsibilidad”, destaca al respecto y ratifica su adhesión al proyecto nacional, al que define “lo mejor para la gente”. Prefiere no hablar de su futuro ni polemizar con sus adversarios.

 Por Fernando Cibeira

Sus colaboradores cuentan que antes de cada campaña Daniel Scioli los encierra a todos en una habitación y los adoctrina: “Estamos perdiendo por 20 puntos, ¿entendieron?” Y, pese a que las encuestas dicen todo lo contrario, así piensa encarar el gobernador bonaerense los últimos días antes de la elección, a agenda completa. Como ayer, que arrancó con una caravana multitudinaria en La Matanza y terminó en Banfield escuchando a Serrat, que cantó por el aniversario de Lomas de Zamora.

En su despacho, en uno de los últimos pisos del edificio del Bapro, en la city porteña, hay varias fotos suyas con Néstor Kirchner y alguna con la Presidenta, también con dos de los gobernadores jóvenes del PJ que asoman como sus posibles competidores para 2015, el salteño Juan Manuel Urtubey y el chaqueño Jorge Capitanich. “¿Con cuál se lleva mejor?”, se le pregunta. “Con los dos. Bueno, yo me llevo bien con todos”, contesta Scioli, inalterable en su estilo.

En la antesala de la oficina hay gorritas, biromes y folletos del “Creo”, pero adentro no hay rastros de la prometida “ola naranja” de las últimas publicidades. Sólo Scioli, una botellita de agua mineral y un plasma en un canal de noticias al que cada tanto le echa una mirada.

–Debe haber sido una campaña extraña para usted, la oposición casi no logró instalar ningún tema de debate.

–Es que este proyecto genera previsibilidad, confianza. Es el que le da más seguridad y tranquilidad a la gente respecto de su futuro. Tenemos muy claro de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos. Está en las recientes presentaciones que hemos hecho: el Plan Industrial 2020, Tecnópolis o el Plan Agroalimentario. Es un equipo que viene demostrando una gran capacidad para resolver problemas, para hacer gestión y generar trabajo. Eso es altamente valorado por la gente a la hora de dar su voto. Un mundo que vive a contramano de las políticas que se aplican acá atraviesa serias consecuencias económicas y sociales.

–A propósito de la crisis internacional, los analistas pronostican que el que viene será un año complicado. ¿La provincia está preparada?

–La Argentina está ordenada, organizada, con un vigoroso mercado interno, para sobrellevar las distintas circunstancias que se puedan ir generando. Obviamente, hay que ver cómo las cosas van evolucionando en el mundo. Al estar protegidos el trabajo y los sectores productivos, al tener buen nivel de reservas, permite al país tener distintas herramientas para contrarrestar la situación.

–¿Ve preocupación en las recorridas que hace por el interior y en el GBA?

–Hace pocos días estuve en el Coloquio de IDEA y reinaba una muy buena expectativa hacia el futuro. Lo vi también en el Día de la Industria o cuando se presentó el Plan Agroalimentario. Hay un reconocimiento hacia un gobierno que protege la industria nacional, que incentiva agregar valor a las materias primas, que alienta la sustitución de importaciones, que está en una etapa de reindustrialización profunda de nuestra provincia y el país.

–Por lo menos en el discurso se nota que los industriales tienen una posición diferente con el Gobierno de la que mostraban un tiempo atrás.

–A veces se comprende más en profundidad el cambio que se encaró aquí. Aparte, es evidente que un apoyo tan contundente como el que se expresó en las primarias supera la barrera de nuestro partido o uno u otro sector. Esto incluye a sectores populares, clase media, comerciantes e industriales, todos sintiendo que hay un rumbo que se planifica, que no se improvisa. En un contexto como éste, más que nunca hay que darle un respaldo a la Presidenta para que tenga todas las posibilidades para tomar decisiones para cuidar a la Argentina.

–Este año el Coloquio de IDEA tuvo un clima más amistoso con el Gobierno. Otros años no lo fue tanto, sin embargo, usted es casi el único de los dirigentes destacados del oficialismo que suele concurrir. Le pregunto dos cosas: por qué va y si le aconsejaría a los funcionarios del Gobierno que vayan.

–El Gobierno atiende mejor que nunca a los empresarios y a los industriales porque le presenta oportunidades como el Plan 2020 o el Plan Agroalimentario. Yo no participé en los paneles del Coloquio, fui como gobernador a dar la bienvenida. Esto fue en Mar del Plata y, como actividad institucional que se desarrolla en la provincia, cuando mi agenda lo permite, estoy.

–¿Cómo viene funcionando la dupla con Gabriel Mariotto?

–Bien, somos dos personas trabajadoras, responsables, con un fuerte compromiso con este proyecto que lleva adelante la Presidenta.

–Mariotto planteó sus dudas respecto del Plan de Regionalización de la provincia que usted le encargó a Santiago Montoya porque cree que aumentará la burocracia. ¿Lo conversó con él?

–Lo hablamos en todo momento y coincidimos. Lo que buscamos es reducir la burocracia. Y doy ejemplos concretos: en lugar de hacer trámites en La Plata, la gente lo puede hacer en su ciudad. Hay fiscalías descentralizadas, compras descentralizadas que impactan favorablemente en los comercios de la zona. Genera más trabajo y más arraigo en el interior. Tenemos el 70 por ciento de la población en el 2 por ciento del territorio. ¿Qué tenemos que buscar? Desarrollar mucho más el interior. La descentralización es hacerle más fácil la vida a la gente. ¿Por qué impulsamos la autovía Ruta 6? Porque eso va a permitir descomprimir el conurbano. Va a permitir unir Zárate con Berisso sin tener que pasar los camiones y todo eso.

–Algunos legisladores bonaerenses especulaban con que el Plan de Regionalización se había dejado de lado porque no tendría ninguna partida en el nuevo Presupuesto.

–Es que no hay ningún presupuesto adicional. Es al revés, lo reduce. Busca optimizar.

–La Ruta 6 generará un endeudamiento de más de mil millones de pesos a la provincia. ¿No es peligroso en un año complicado?

–Es una inversión que va a generar un impacto socioeconómico muy positivo. Hoy los caminos son el impulso de la economía. Va a tener beneficios extraordinarios para 22 municipios.

–¿Lo sorprendió que Francisco de Narváez empezara a hacer campaña junto a Alberto Rodríguez Saá pese a que va en la boleta de Ricardo Alfonsín?

–Nuestra coherencia, lo previsible, también es lo que genera confianza en la gente y se refleja en el acompañamiento. Nosotros somos un equipo que desde el 2003 venimos mostrando una gestión con resultados, con transformaciones, con generación de trabajo. Es lo que viene mostrando, de cara a la sociedad, el gran contraste entre el oficialismo y la oposición. Más en este contexto internacional, la gente pone en valor lo que se viene haciendo acá.

–De Narváez dijo esta semana que su postura es “gocemos de la economía y aguantemos la inseguridad”.

–No voy a hacer ningún comentario, no soy comentarista de publicidades.

–Usted tiene un opositor kirchnerista que es Martín Sabbatella. El sostiene que hay que poner a la provincia en línea con el gobierno nacional, que sería votándolo a él porque con usted en la provincia creció la desigualdad. ¿Qué opina?

–No voy a andar contestando cuestiones que la gente responde a través de su voto, esto se dirime a través de la voluntad popular. Tengo una política muy clara: social, de seguridad, de infraestructura, productiva. La gente la acompañó ya de una manera en las primarias donde tenía otras opciones. Eligió lo previsible, lo confiable, lo constante. De hace diez años a esta parte, no de ahora.

–Hace unos días se difundió un informe privado sobre un crecimiento de las villas en el GBA. ¿Ustedes tienen los mismos datos?

–Estamos trabajando mucho en la urbanización, a través de un programa que se llama “Soluciones ya”. Abrimos calles, ponemos luminarias, generamos servicios como agua potable y cloacas. También hay un programa habitacional muy intenso y facilitamos créditos hipotecarios.

–Pero puede que siga afluyendo gente desde otras partes al GBA y por eso las villas siguen creciendo. ¿No registran movimientos de ese tipo?

–No, porque se han recuperado mucho las economías regionales. Antes el conurbano era muy receptor de familias que venían del interior porque no tenían oportunidades. Hoy Chaco crece, Santiago del Estero crece, Tucumán crece. Tienen sus oportunidades allí. Lo que yo tengo que buscar es cómo corregir estas asimetrías porque, repito, tengo el 70 por ciento de la población viviendo en el 2 por ciento del territorio.

–Algo que sí parece haberse revertido es la mala onda del interior de la provincia con el Gobierno. Al menos usted muestra una intención de voto parecida en el interior que en el conurbano.

–Hemos trabajado mucho para acercar posiciones y solucionar los problemas de los productores. Nos ocupamos muy especialmente. Hemos llevado agua potable y gas a pueblos pequeños. Acá no hay pueblos chicos, son todos importantes.

–¿Qué opina sobre la detención del jefe distrital de San Isidro de la Policía Bonaerense por supuesta vinculación con una banda?

–Ocurre en todas las fuerzas. Acá la pelea es hacia afuera, pero hacia adentro también. Asuntos Internos la conduce un ex fiscal y se aplica el máximo rigor apartando a los miembros que estén sospechados.

–Pero hay sectores que lo critican porque sostienen que es peligroso darle mucho poder a la Policía Bonaerense.

–A la policía la conduce el poder político. Hay un ministro, un subsecretario, un jefe de Gabinete y un gobernador. Son cuestiones que se dicen... Llegó a haber 7500 detenidos en las comisarías de la provincia de Buenos Aires, hoy hay apenas 1300. Eso porque inauguramos alcaidías, que fueron reconocidas por su modernidad por las Naciones Unidas. Lo importante es que, caiga quien caiga, pateamos todos los hormigueros que haya que patear.

–En las primarias obtuvo un triunfo bastante amplio. ¿Qué resultado lo dejaría conforme el próximo domingo?

–Yo pongo el mayor esfuerzo para defender este rumbo nacional y la transformación de la provincia porque creo que es lo mejor para la gente. Después, al otro día, hay que seguir trabajando para cumplir con la confianza que nos depositaron y con los que no nos votaron reflexionar por qué no lo hicieron.

–¿No tiene en mente ningún porcentaje?

–No pienso en eso.

–Luego de las primarias hubo opositores que redireccionaron su discurso y empezaron a pedir que voten a sus legisladores para controlar al Gobierno. ¿Cómo toma ese mensaje?

–La gente distingue muy bien lo que es una elección legislativa o una de cargos ejecutivos, sobre quién va a tomar decisiones que afecten su vida y quién tiene capacidad para resolver sus problemas. Esa es la fuerza de nuestro espacio. No hay que buscar distorsionar el sentido de una elección que es muy claro: quién nos va a gobernar.

–¿Le preocupa la disputa en algunas intendencias que aparecen muy peleadas como Malvinas Argentinas o Vicente López? Hasta Mauricio Macri estuvo haciendo campaña por ahí.

–Bueno, tiene representantes de su partido y hace campaña por ellos. Nosotros defendemos la lista completa de los candidatos del Frente para la Victoria porque entendemos que lo mejor es esta articulación Nación-provincia-municipios, que es un sello de nuestra gestión que le ha dado a las intendencias que se integraron beneficios muy importantes.

–Esta semana se lo vio en un acto junto a Felipe Solá. ¿Cómo toma su acercamiento al kirchnerismo?

–Fue un acto de gran significación institucional, estuvieron todos los ex vicegobernadores en homenaje a Alberto Balestrini. A Felipe lo conmovió mucho la muerte de Néstor. Es el que interpretó claramente la reacción de la sociedad. Fue mi antecesor, yo tengo por él un gran respeto. Eso es todo. No debería llamar la atención lo que tendría que ser normal.

–¿Será el inicio del retorno de varios peronistas que habían tomado otros rumbos?

–No se puede generalizar. Seguramente muchos dirigentes reflexionarán y se darán cuenta de que dentro de este proyecto están con toda claridad expresadas políticas fundacionales del peronismo aggiornadas a estos tiempos. Yo veo que esto va a pasar con varios dirigentes, pasa en la provincia a diferentes niveles. Estamos abiertos a todos los que acompañen este proyecto.

–¿Qué le pareció la discusión que se abrió sobre una posible reforma constitucional?

–La veo a la Presidenta trabajando incansablemente. El jueves pasado con las energías alternativas, con teleconferencias, con la energía eólica, los biocombustibles. Está abocada a eso.

–¿Quiere decir que no la ve pensando en una reforma?

–El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, hizo referencia al tema con toda claridad.

–¿Está pensando en cambios de gabinete o un relanzamiento de gestión en caso de ser reelecto?

–Voy a hacer los cambios que considere que debo hacer. Hay funcionarios que van a cargos legislativos, pero será todo dentro de lo previsible con los objetivos de nuestro trabajo.

–¿Después de esta elección ya pone la mira en el 2015?

–El 23 de octubre es un gran día de la democracia, el 24 hay que seguir trabajando. Yo no tengo proyectos personales, lo vengo demostrando hace diez años. Eso es lo que a muchos a veces le cuesta entender. Primero se especulaba conmigo ya para esta elección. Ahora en 2015. Yo sigo haciendo mi trabajo. No importa mi futuro político, lo que importa es el país.

–¿No espera un gesto de Cristina Kirchner apoyando su candidatura o designándolo como su sucesor?

–Ella nos apoya a todos los gobernadores generando las condiciones para el crecimiento de cada provincia. Cómo va a estar ahora pensando a ver a quién... Eso también es el cambio de lógica en la política. Como decía Néstor: el proyecto colectivo y el trabajo en equipo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.