EL PAíS › JULIO CONTE GRAND, EL CANDIDATO DE MAURICIO MACRI A LA PROCURACIóN PORTEñA

Con un currículum a la medida del PRO

“Católico y desarrollista.” Así definen en el macrismo al elegido del jefe de Gobierno, que envió a la Legislatura el pliego para su designación. Trabajó en la administración porteña en la época de Grosso y en la gestión nacional con Menem. Fue condecorado por el Papa.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri envió el pliego a la Legislatura para que Julio Conte Grand sea el futuro procurador porteño. Abogado católico, docente de la Universidad Austral, Conte Grand se identifica con Arturo Frondizi, a quien llegó a conocer. Trabajó en el gobierno porteño en la época de Carlos Grosso y fue asesor en cuestiones legales en Educación y en el Ministerio del Interior cuando el presidente era Carlos Menem. Según aclaran en su entorno, fue por un corto tiempo. “Es católico y de-sarrollista. Es de lo mejor que podía entrar”, definen en el PRO, donde Macri tuvo que repartir cargos para mantener un equilibrio interno. Sus amigos del Cardenal Newmann controlarán la Procuración, mientras que la Subsecretaría de Justicia quedará en manos de Daniel “El Tano” Angelici. Para ese lugar, suena el juez contravencional Javier Boujan.

Candidato a presidir Boca, El Tano Angelici cada vez logra mayor poder interno dentro del PRO y especialmente en el ámbito de la Justicia. Para balancear espacios, Macri dejó la definición del procurador en manos de sus amigos del secundario José Torello, Fabián Rodríguez Simón y Pablo Clusellas. Debatieron diversos nombres para reemplazar al actual procurador, Ramiro Monner Sans, y finalmente el de Conte Grand lo acercó el peronista Emilio Monzó, futuro ministro de Gobierno porteño.

“La Procuración va a tener un perfil más técnico-jurídico y el subsecretario de Justicia va a ser más político”, relataron en la mesa chica del macrismo. Todavía no está definido quién ocupará ese cargo –podría ser Boujan, actual juez contravencional–, pero su rol será el de cuestionar los fallos adversos que reciba Macri, algo que en su momento hacía Pablo Tonelli como procurador. El que se quedó sin el pan y sin la torta es el legislador Martín Ocampo. A no desesperar: le darían la presidencia de la Comisión de Justicia en la Legislatura. Para designar al procurador necesitan 31 votos, siete más de los que tiene el PRO.

Conte Grand es sobrino segundo de Gerardo Conte Grand, ex dirigente de la Coalición Cívica (renunció hace poco). Ambos comparten el estudio Conte Grand, Doncel Jones & Asociados. No lo conocía a Macri, con el que tuvo una única reunión. El jefe de Gobierno le dijo que “la idea es tener un perfil técnico profesional”. Su única relación con el PRO había sido dar su aval para la designación como jueza del Tribunal Superior de Justicia de Daniela Bruna Ugolini, la fallida candidata de Macri.

Sanjuanino, estudió en el liceo militar General Espejo, de Mendoza, y luego Derecho en la UBA, donde terminó con medalla de oro. Actualmente da clases en la Universidad Católica Argentina (UCA) –de la que fue coordinador de Planeamiento a mediados de los noventa– y en la Universidad Austral (vinculada al Opus Dei). El papa Juan Pablo II lo condecoró con la Orden de San Gregorio Magno.

Tiene diversos textos que argumentan contra la despenalización del aborto, y sobre el matrimonio igualitario escribió un artículo en 2009, titulado “La transformación del orden público”. Allí señala que un fallo de los que habilitaron el matrimonio había sido “sugestivamente consentido por el Ejecutivo local” y que se debía “reflexionar acerca de los riesgos de la transformación, sin norte visible, de la institución del matrimonio y, por ende, de la familia, núcleo impostergable de la sociedad. Es evidente una desmesura atentatoria de los principios del orden público de la sociedad argentina”. En el entorno de Conte Grand advirtieron que se trataba de un artículo de filosofía del derecho donde por “orden público” se entienden “los principios básicos de la sociedad”. “Hizo un análisis histórico desde el código de Vélez Sarsfield hasta la actualidad. Que el matrimonio y la familia no son lo mismo no caben dudas”, lo defendían y aseguraban que él considera que actualmente “se debe aplicar la ley”.

Conte Grand fue en 1992 profesor de la Escuela Superior de Guerra, en la materia Factor Económico II y también ocupó en ese momento el cargo de secretario legal y técnico de la Escuela de Defensa Nacional. En la época de Grosso, fue abogado de la Procuración porteña y trabajó en la Comisión de Reforma Normativa. Luego fue asesor del ministro de Educación de Menem, Antonio Salonia, aunque fue –según sus allegados– “por unos meses como parte de una comisión de asesores para trabajar sobre la Ley de Educación Superior”. Formó parte del Programa de Saneamiento Financiero y Desarrollo Económico en las Provincias Argentinas que dependía del Ministerio del Interior cuando lo ocupaba Carlos Corach. “Ese programa era conjunto con el PNUD y el BID. Conte Grand llegó por los bancos”, afirmaron cerca del abogado. Fue director general de Publicidad Sarmiento entre 1992 y 1996 y, según agregan en su entorno, se desvinculó profesionalmente en 2005. Se trata de la empresa del ex candidato macrista Orly Terranova que se vio envuelta en una disputa judicial por la licitación de mobiliario urbano.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri estuvo ayer con el embajador de Japón, Hitohiro Ishida, en el Jardín Japonés.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.