EL PAíS › AMADO BOUDOU FUE OPERADO Y, POCAS HORAS DESPUéS, DADO DE ALTA

Un paso fugaz por el quirófano

El vicepresidente tenía una obstrucción de las vías aéreas que le provocaba apneas de sueño. Le realizaron una cirugía en el paladar para solucionar su problema. Luego de la intervención regresó a su casa y puede retomar sus actividades con normalidad.

El vicepresidente Amado Boudou fue operado por una afección respiratoria en el sanatorio Mater Dei. Tenía una obstrucción de las vías aéreas que le complicaba la respiración durante la noche y le provocaba apneas de sueño. Tras la cirugía volvió a su casa y, según dijo su médico, ya puede retomar las actividades normalmente.

Aunque se trató de una intervención programada, no había sido dada a conocer con anticipación. Recién una vez finalizada la operación, la novia de Boudou, Agustina Kampfer, hizo saber la novedad a través de Twitter. “Fue una intervención en el paladar –detalló Kampfer– ya estamos en casa comiendo helado.”

El médico que operó a Boudou, Jorge Schwartzman, aseguró que no se trató de una intervención compleja. Relató que la cirugía duró unos 45 minutos, y contó que el equipo médico, integrado por seis personas, “tuvo todos los recaudos que merece una persona de su jerarquía, dado que es nada menos que la persona que reemplaza a la Presidenta en caso de ausencia”.

“Era mucha la responsabilidad, por eso tomamos todos los recaudos y afortunadamente no ocurrió ningún elemento sorpresivo, y se puede decir que todo salió tal cual lo previsto.”

Según explicó el especialista, usaron “anestesia general con el apoyo de un anestesista que le dio al vicepresidente una sedación muy leve”. Luego usaron “una metodología nueva en la que no son necesarias las incisiones”, sino que “se inserta una aguja muy fina y a través de ella se pasa una radiofrecuencia que sube la temperatura del paladar interior a 85 grados centígrados. Ese calor aplicado en el paladar produce una necrosis en la que el tejido se va reabsorbiendo; entonces en dos o tres semanas el paladar queda mucho más corto, más delgado y se obtienen los resultados esperados”.

Schwartzman contó que “a la media hora de terminada la operación le dijimos que podía ir a su casa”. Consultado sobre cómo se había portado su paciente, dijo que Boudou le pareció “una persona por demás especial, simpática y sencilla, que se ganó a todo el personal enseguida”.

“Quedamos encantados con su personalidad y también con el resultado de la operación, y Boudou quedó contento también con el resultado”, sostuvo el médico.

El vicepresidente, que horas más tarde agradeció por Twitter “la preocupación y los mensajes” recibidos, dijo que ya se sentía “totalmente recuperado”.

La apnea de sueño, explicó el médico Donato Spacavento, desmejora en el corto plazo la calidad de vida y, a largo plazo, puede provocar problemas endocrinológicos. “Consiste en sufrir interrupciones en el flujo de la respiración, respiraciones cortadas durante el sueño, de las que en general se sale con un ronquido. En una hora, el paciente puede tener hasta 30 de estos episodios. En general, la persona que la sufre no se entera si no es a través de su pareja o de un familiar que pueda oírlo mientras duerme. En el corto plazo, la apnea produce todas las consecuencias del mal dormir, como cansancio durante el día. Con el tiempo, como altera las fases del sueño –que son cuatro y necesitan de una duración y un espacio entre ellas–, provoca alteraciones en el metabolismo, fallas en el sistema endocrino.”

Compartir: 

Twitter
 

El vicepresidente Amado Boudou fue operado y ayer mismo volvió a su casa.
Imagen: Alejandro Leiva
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.