EL PAíS › HUGO MOYANO SE POSTULO PARA UN NUEVO MANDATO EN LA CGT ANTE UNA MULTITUD DE CAMIONEROS

En el Parque Roca, mirando a la interna

Acompañado por sus dirigentes más cercanos, Moyano convocó a una multitud de camioneros en el estadio de tenis del Parque Roca. Criticó al Gobierno, pero más al sector de los Gordos, que buscan desbancarlo de la CGT.

 Por Julián Bruschtein

“Están operando permanentemente para evitar que yo sea el candidato de la CGT”, acusó el líder de la central obrera en un acto a cancha llena en el Parque Roca. Los organizadores calculaban que cerca de treinta mil camioneros se reunieron ayer para escuchar a su conductor y ratificarle el apoyo para que continúe al frente de la organización de trabajadores. Mostrando su capacidad de movilización, Moyano afirmó que no quería ser “el candidato de un gobierno de turno”, criticó al Gobierno por su supuesto acercamiento al sector de los Gordos, a la vez que reclamó la derogación del mínimo no imponible de Ganancias y el aumento de las asignaciones familiares. “Ya ganamos, por el solo hecho de poner nervioso al poder”, enfatizó el camionero provocando la réplica con trompetas y petardos.

“Esto no tiene nada que ver con el acto de mañana. Acá no hay ninguna competencia de nada, no quiero competir con nadie y nadie quiere competir con los trabajadores, porque somos la inmensa mayoría”, apuntó el líder camionero mientras sus afiliados lo vivaban y no dejaban de hacer sonar los bombos en la cancha de tenis que se usa para la Copa Davis. Moyano se refería a las versiones acerca de que su acto era una demostración de fuerza hacia el kirchnerismo que hoy se movilizará al estadio de Vélez con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como principal oradora. La tensión en la relación con el Gobierno se llevó una parte del mensaje, pero el líder cegetista se enfocó también en la elección que decidirá la nueva conducción de la CGT. Moyano reunió a sus seguidores de la rama recolección de residuos para anunciar la recepción de la primera cuota de una indemnización cercana a los cien mil pesos para siete mil trabajadores.

Con la mira puesta en el 12 de julio, cuando la CGT realizará su congreso nacional para elegir autoridades, Moyano demostró su capacidad de convocatoria a los sectores que lo enfrentan: los Gordos y los Independientes. “Resulta que aparecen los que han salido del sarcófago y dicen que Moyano está solo. Miren que solo que estoy”, dijo el líder atacando a los sindicalistas enrolados en los Gordos. La arenga encendió a los cerca de treinta mil camioneros fundamentalmente de la rama de recolección de residuos, pero acompañados por los sectores de transportes de carga, larga distancia, logística y distribución y correo. Un puñado se mostraban como en la cancha, parados sobre una reja que hacía de paraavalancha, algunos enfundados en la camiseta de Independiente mirando de cara a la tribuna mientras cantaban: “siga el baile, siga el baile, al compás del tamboril, si lo tocan a Moyano, les paramos el país”.

El escenario estaba flanqueado por dos gigantografías de los Moyano que conducen el gremio. De un lado, con la figura de Eva Perón sobre él, Pablo Moyano con el brazo levantado y con una sonrisa. Del otro, Hugo con su clásica campera de cuero y la imagen de Juan Domingo Perón unos metros más arriba. En el palco, presidiendo la mesa principal los dos Moyano secundados por la autoridades del gremio de camioneros. Un paso más atrás los aliados e integrantes de la mesa chica de la CGT: el canillita Omar Plaini, el judicial Julio Piumato y el titular de la Federación Marítima Portuaria, Juan Carlos Schmid. También el titular del Sindicato de Peajes e hijo menor del líder cegetista, el diputado Facundo Moyano, se encontraba sobre el escenario. Por allí se pudo ver también al metrodelegado Néstor Segovia que una vez finalizado el acto se acercó para saludar a los Moyano y felicitarlos por la convocatoria.

“No me interesa ser el candidato de un funcionario de turno. No me interesa ser el candidato de un gobierno de turno. Soy el candidato de los trabajadores”, fustigó a sus opositores que se muestran cerca del gobierno nacional, especialmente el candidato que presentan, el metalúrgico Antonio Caló, de buena sintonía con la Casa Rosada. Su relación tirante con el Gobierno fue uno de los puntos con los que aprovechó para hacer campaña. “Los secretarios de los ministros llaman a los dirigentes que vacíen la CGT. Operan todo el tiempo para cómo evitan que Moyano siga en la CGT”, planteó el camionero apuntando directamente a la supuesta complicidad de ambos sectores.

Moyano volvió a la carga con los puntos que plantea la agenda de la CGT. “Le pido al gobierno nacional: eliminen de una vez por todas ese impuesto al trabajo que es el mínimo no imponible”, señaló a la vez que pidió también que “se aumenten los topes de las asignaciones familiares”. Llegando al final del acto, el secretario general de la CGT cerró la idea de su reclamo al repetir que respetaban “la decisión del pueblo de elegir a su gobierno. Pero que respeten también lo que eligieron los trabajadores, porque no es un problema de Moyano, sino de los trabajadores”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde el escenario, Hugo Moyano pidió al Gobierno la derogación del mínimo no imponible.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.