EL PAíS › DURO DEBATE EN LAS FILAS DEL RADICALISMO

Un bloque dividido

Un grupo de diputados rechaza el proyecto de expropiación de las acciones de YPF. Lo encabeza el cordobés Oscar Aguad, quien optaría por retirarse del recinto al momento de la votación.

 Por Sebastian Abrevaya

A pesar de haber unificado posiciones en el Senado, el bloque de diputados nacionales de la UCR mantiene abierto un duro debate interno en torno de la expropiación de Repsol YPF. Fuentes del bloque radical aseguraron que el cordobés Oscar Aguad, principal impulsor del rechazo a la iniciativa kirchnerista, se ausentará en el momento de la votación porque no está dispuesto a acatar la decisión orgánica de votar a favor en general. En el entorno del cordobés, sin embargo, señalaron que “hay unos quince diputados que creen que habría que votar en contra, pero es factible que voten todos juntos”. En ese contexto, el diputado Ricardo Alfonsín salió a ratificar que la UCR “apoyará la estatización del 51 por ciento de la empresa YPF”, pero aclaró que llevarán “un proyecto alternativo”, tal como lo hicieron en el Senado.

El debate respecto de la posición que adoptaría orgánicamente la UCR se llevó adelante el martes de la semana pasada, en el tercer piso del Comité Nacional. Fue la noche siguiente al anuncio de la presidenta, Cristina Fernández. En ese encuentro, del que participaron casi todos los diputados, senadores y las autoridades del Comité Nacional, encabezado por Mario Barletta, se resolvió votar a favor y presentar un proyecto propio en el debate en particular. En medio de una encendida discusión, con gritos de por medio, Aguad exigió en aquel momento que el partido le comunicara por escrito la decisión porque quería que quedara una constancia. Pero esta semana, y a pesar de que salió un comunicado oficial con la postura partidaria, Aguad marcó nuevamente diferencias. “Yo no voy a votar a favor”, repetía el miércoles, mientras sus correligionarios argumentaban en el Senado la posición histórica del radicalismo, en contra de la privatización de YPF.

Profundizando las grietas, en el recinto del Senado el jujeño Gerardo Morales denunciaba las “operaciones que hasta el minuto final está haciendo una minoría, con la ayuda de algunos de afuera”. “Hay periodistas que tienen que entender que en estos temas al radicalismo no le vengan a pedir que vote en contra de sus convicciones”, lo acompañó el senador Marino, en alusión a la presión “de afuera”.

Desde Diputados tampoco tardó en llegar la réplica a Aguad. “Cuando uno forma parte de un cuerpo colectivo, ese colectivo tiene que acatar las reglas de la mayoría”, le retrucó Alfonsín, quien recordó que en aquella reunión “todos se comprometieron a cumplir con lo que disponía el Comité Nacional, los bloques y la Convención (Nacional)” de la UCR. “Tomamos una posición que, aunque no era unánime, fue claramente mayoritaria. Y te pueden gustar más o menos las decisiones que se toman, pero cuando uno pertenece a un partido político y a un bloque las posiciones personales tienen un límite”, coincidió el diputado mendocino Enrique Vaquié, aunque no pertenece al sector de Alfonsín.

Cerca del cordobés, trataron anoche de calmar un poco los ánimos. “Hay una calentura muy grande, pero el bloque no va a votar dividido si los senadores votaron monolíticamente”, afirmó en diálogo con Página/12 un operador político del espacio. Los rebeldes calificaron como un “atropello” la actitud de los senadores de cerrar filas detrás de una misma posición. De todas maneras, trataron de pelearse con la figura de Barletta, que “no supo contener la situación”, supuestamente manipulada por Morales y otros referentes del alfonsinismo.

Para entender la postura a favor del rechazo, algunos integrantes del bloque radical ponían el foco en las encuestas. Señalaron que para la UCR sería “más negocio” estar en contra de la expropiación porque serviría para captar a un 30 por ciento de los argentinos que está en contra, mientras que en el 70 por ciento que está a favor, la mayoría ya acompaña al oficialismo. Ese argumento fue expuesto y cuestionado por el senador Ernesto Sanz, durante la votación en la Cámara alta. “A nosotros no nos guía ningún consultor. Somos algo más que una organización política guiada por un consultor”, remató el ex titular del Comité.

Compartir: 

Twitter
 

Gerardo Morales le apuntó a Aguad y denunció “operaciones” de una “minoría” de radicales.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.