EL PAíS › EL MINISTRO DE TRABAJO, CARLOS TOMADA, SE REUNIó CON EL TITULAR DE LA CTA, HUGO YASKY

Con el 25 por ciento como referencia

La Central propuso un cambio en la ley para que el Impuesto a las Ganancias “sea más progresivo y no tener que discutir todos los años el mínimo no imponible”. También quiere que paguen los jueces y los que compran y venden acciones.

 Por Julián Bruschtein

La Central de Trabajadores de Argentina (CTA) recibió ayer al ministro de Trabajo Carlos Tomada. “Es importante que se incorpore a la base imponible a sectores poderosos, por ejemplo, los que compran y vendan acciones o los jueces”, señaló en referencia al Impuesto a las Ganancias el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, al finalizar el encuentro. La reunión continuó la línea de la realizada entre el ministro y la CGT oficial de Antonio Caló el lunes.

La agenda sindical que puso la CTA sobre la mesa incluyó también el planteo de un aumento del 25 por ciento “como piso de referencia” en las paritarias y el trabajo infantil, entre otros temas.

“Proponemos un cambio en la ley para que el impuesto sea más progresivo y no tener que discutir todos los años la suba o no del mínimo no imponible. Entendemos que es reaccionario pedir que se derogue, porque favorece a los grupos concentrados, por eso se puede establecer una línea en los 20 mil pesos: hacia arriba que se aumente la presión tributaria y hacia abajo que decrezca”, aseguró Yasky al explicar el planteo sobre Ganancias que presentó la CTA al ministro de Trabajo. Tomada se acercó hasta el edificio de la CTA, en Piedras 1056, para continuar con la ronda de consultas con las centrales sindicales para comenzar a trabajar sobre la agenda gremial.

Luego de reunirse con la CGT que encabeza Caló el lunes, el Ministerio de Trabajo continuó con la apertura de las negociaciones con las centrales sindicales en el comienzo del año. Las dos llevaron como propuesta de urgente resolución el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Habían cerrado el año con reuniones con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que finalmente habilitó la posibilidad de discutir el impuesto a la vez que anunció la no retención sobre el medio aguinaldo de diciembre y confirmó la creación de una comisión que trabajaría sobre la aplicación y modificación del impuesto.

“Paritarias libres”, fue la definición con la que el ministro Tomada comenzó a tocar el tema de las negociaciones colectivas en la que Yasky planteó que “será el 25 por ciento el piso de referencia” que llevará la central, tomando el aumento del salario mínimo, vital y móvil acordado en diciembre. En tal sentido, Tomada –que estuvo acompañado por su jefe de Gabinete, Norberto Ciaravino, y el secretario de Empleo, Enrique Deibe, entre otros colaboradores– destacó la necesidad “de mantener la capacidad adquisitiva del salario y la mejora de la distribución del ingreso”. A su vez, “se hizo especial hincapié en la profundización del Plan Nacional de Regularización del Trabajo para seguir combatiendo en conjunto la informalidad laboral”, informó el ministerio en un comunicado. En la misma línea, Yasky destacó que para la central es “prioritaria la situación del 34 por ciento de trabajadores no registrados, que no conoce los avances y ventajas del modelo que desde el 2003 creó más de cinco millones de nuevos puestos de trabajo”.

“No más allá del próximo trimestre se va a resolver el tema del mínimo no imponible”, señaló el secretario general de la CTA rodeado por los dirigentes que lo acompañan en la conducción de la central obrera: los adjuntos Pedro Wasyejko y Marcelo “Nono” Frondizi, y la mesa nacional de la CTA en su conjunto. “Se debería incorporar acciones que no tributan, como la compra y venta de acciones o el sector judicial, que tampoco lo paga”, señaló el dirigente de la Ctera durante el encuentro en el que Tomada se sentó a su lado en el Salón Azul de la sede de la CTA, en el barrio de San Telmo. Allí, representantes sindicales y del Gobierno hablaron también sobre “el funcionamiento del Comité Consultivo Tripartito sobre Riesgos de Trabajo como instrumento para profundizar las tareas de prevención y protección de los trabajadores”.

El histórico pedido de otorgamiento de la personería gremial también formó parte de la reunión, así como “la sanción de normas en consonancia con las observaciones formuladas por los organismos de control de la OIT”, destacó la cartera laboral. Ambos sectores quedaron de acuerdo para concertar una nueva reunión para avanzar en los temas que se plantearon, “en función de mantener el diálogo abierto”.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Yasky, líder de la Central de Trabajadores de Argentina, recibió ayer al ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.