EL PAíS › LA EVALUACIóN DE HUGO YASKY

Un repaso a la agenda

 Por Julián Bruschtein

“Repasamos toda la agenda e hicimos una evaluación política del momento y del proyecto que se inició en el 2003. Somos una central que siempre reivindicó la autonomía, pero no la confundimos con neutralidad”, señaló a Página/12 el secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), Hugo Yasky, después de la reunión que mantuvo ayer con el ministro de Trabajo Carlos Tomada.

–¿Qué significado le da a la asistencia del ministro Tomada y su equipo a la sede de la CTA y no al revés, como sucedió con la CGT?

–Existe un reconocimiento a una central de trabajadores que sostiene una agenda que reivindica a los trabajadores no sólo como sujetos de demanda de reivindicaciones, sino también como sujetos políticos inmersos en este proceso de cambio iniciado en el 2003. Muestra también un gesto político que va detrás de reconocer a la CTA como una expresión de la clase trabajadora.

–El pedido de personería gremial es una constante de la central. ¿Obtuvieron una respuesta?

–En realidad esta vez llevamos una propuesta adosada al pedido de personería. Es una instancia alternativa que se puede aprobar por decreto para que sea expeditiva y es establecer una simetría de derechos entre las organizaciones con personería, las simplemente inscriptas. Vamos a seguir conversando.

–Este presente en el que coexisten cuatro o cinco centrales sindicales ¿habla de debilidad del movimiento obrero?

–En realidad, si uno toma una foto de la dirigencia del movimiento obrero se puede ver efectivamente que existen fracturas entre ellos. Pero si la imagen se enfoca en las sindicatos de base el resultado es distinto: ahí no hay quiebres, es decir que la Ctera sigue siendo una sola, la Unión Obrera Metalúrgica sigue siendo una sola y así en casi todos los gremios.

–¿Cómo se compensa esta diferencia entre arriba y abajo en el movimiento obrero?

–Uno de los puntos que la CTA propone sería actualizar la legislación sindical. Después del proceso de fraude que pasamos en la CTA podemos decir que tenemos condición de parte interesada. En la medida en que el movimiento sindical pueda democratizar la elección de sus autoridades nacionales, provinciales, etc., se va a ir recuperando la cuota de legitimidad que se ha ido perdiendo con el tiempo en ese sentido.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un repaso a la agenda
    Por Julián Bruschtein
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.