EL PAíS › EL DIRECTOR ADRIáN CAETANO CONCLUIRá SU DOCUMENTAL, QUE FINALMENTE SERá ESTRENADO

La otra película de Néstor Kirchner

Caetano y el diputado Fernando Navarro, uno de los productores del film, se reunieron para retomar el proyecto, después de los elogios de la Presidenta y del interés que despertó una versión preliminar difundida por la web.

Adrián Caetano confirmó que está en negociaciones para retomar su versión del documental sobre Néstor Kirchner. A pedido de la Presidenta, quien tras ver el corte de la película la elogió y pidió que fuera difundida, el diputado bonaerense Fernando “Chino” Navarro, que fue uno de los productores, se reunió con el cineasta y hablaron sobre la posibilidad de estrenarla. Caetano dijo que cree que en su momento su propuesta “no fue entendida”. “Me gusta que ahora esté siendo vista (en Internet), porque constata que no estaba tan errado en mi camino, pero así como está el documental no se puede exhibir. Como autor quiero terminarlo en las mejores condiciones, que son las que no se pudieron concretar porque me corrieron del proyecto.” Como mínimo consideró que le faltarían “cuatro o cinco meses de trabajo”.

Caetano fue el primer director contratado para hacer el documental, pero cuando presentó su primer corte, el resultado no conformó a los productores, que lo reemplazaron por la cineasta Paula de Luque, autora del film Néstor Kirchner, la película, estrenado el año pasado. Hace dos semanas, el armado descartado fue subido a Internet en la página Los trabajos prácticos. Es una copia de mala calidad técnica, pero que logró una gran repercusión entre la militancia. La hija de la Presidenta, Florencia Kirchner, vio el corte y se lo recomendó a Cristina, que les pidió una copia a los productores. El domingo, en su cuenta de Twitter, la mandataria contó lo que sintió al verla. “Me conmovió. Era él. Simple, sencilla y totalmente él. Desde el principio hasta el fin. Volví a sentir que me miraba”, sostuvo. Además reveló que había llamado a Jorge Devoto, otro de los productores, para pedirle que el trabajo de Caetano fuera difundido.

Navarro se reunió con el cineasta el mismo domingo. Ayer confirmó las negociaciones y tuvo que responder a varias radios sobre por qué habían descartado la versión de Caetano. “Cuando decidimos interrumpir nuestra relación con él, lo hicimos porque consideramos que no estábamos llegando al puerto al que queríamos llegar. Teníamos diferentes miradas”, señaló el dirigente del Movimiento Evita. Navarro defendió el trabajo de Paula de Luque y sostuvo que tiene “una diferencia de enfoque”. “La película de Paula habla más del proceso político, habla de los ‘70, de Néstor y Cristina como emergentes de ese proceso. La de Adrián es una mirada mucho más directa, más cercana a Néstor Kirchner como persona, como militante, como funcionario, como presidente.”

También negó que haya habido censura contra Caetano. “Nosotros decidimos interrumpir la relación y en aquel momento dijimos que si hubo errores eran de los productores, y no de Adrián.”

“Ahora, el documental sin terminar le ha gustado a mucha gente, incluida la Presidenta, que no es un dato menor. Y, por lo tanto, charlamos con él sobre la posibilidad de terminarlo y hacer toda la posproducción, que es la parte más difícil.”

Caetano, por su parte, aseguró que no tiene “nada cerrado todavía”, pero que le interesa poder terminarlo. “Si tuviera que exhibir la película como está, no sería nada satisfactorio”, aclaró. “No fue satisfactorio para mí que esa película circulara en la red. Que haya sido vista es otra cosa, porque constata que no estaba tan errado en mi camino”, pero que así como está, ver el documental “es como ver el chasis del auto: falta que se escuche bien, que se vea bien, le falta un final. Además hay temas pendientes”.

“Por ejemplo, está contada la cercanía y el alejamiento de Kirchner con Carlos Menem, pero a mí me interesa contar también la ruptura con Eduardo Duhalde. Quería referirme a aquel acto en el que se pelearon Chiche Duhalde y Cristina. Calculo que, puliendo, puede ser una película de dos horas.”

El director dijo que en el proceso de recolectar el material de archivo se convirtió en una especie de historiador del kirchnerismo y aclaró que, aunque es peronista, no se definiría como kirchnerista.

Sobre por qué lo apartaron del proyecto, Caetano dijo que cree que “no lo entendieron”. “Era un documental que tenía mucho de experimental, que sólo tenía imágenes de archivo.” En ese marco, agregó que no sufrió censura. “Yo tuve una libertad enorme, que de repente se truncó de una manera muy brusca; esa libertad no fue comprendida.”

El director confesó que no fue a ver la película de De Luque porque le hubiera “provocado dolor”. “Era una película que yo estuve a punto de hacer. La iba a pasar mal.”

También De Luque se refirió al tema. “Celebro que la película de @IACaetano sea difundida. Tira por la borda las mentiras acerca de que la mía fue la versión oficial”, escribió en su cuenta de Twitter cuando se supo la noticia. Más tarde aseguró que con Caetano tiene “una buena relación”, y opinó que se trata de “dos películas. El hizo una y yo, otra. Yo celebro que se vean las dos. Los personajes históricos tienen mil versiones. Pretender que haya una sola mirada sobre Néstor es algo sin sentido. Cada uno tiene una representación de la realidad”.

Compartir: 

Twitter
 

Fotograma de la versión sin terminar del documental dirigido por Caetano.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.