EL PAíS › ESTUVO TRES AñOS PRESO Y NO TENíA NADA QUE VER EN EL CASO

Un acusado que inventó la Policía Bonaerense

La absolución de Carlos Burgos, quien al principio fue señalado como autor material del hecho, dejó al descubierto, para el tribunal, el procedimiento “irregular” de la policía de La Matanza. El joven pasó tres años preso por este caso, luego de que los uniformados bonaerenses fueran a su casa a buscar a su padre y al no encontrarlo lo llevaran a él. También resultó sugerente lo que declaró Tomás Víctor Trebec, uno de los testigos presenciales, quien fue dirigido a la seccional segunda de La Plata, donde le mostraron “unas fotos”, lo que demuestra que siguen existiendo los libros con “sospechosos”, contrariando la ley.

“Lo único que me gustaría a mí, con todo respeto, es que así como me ensuciaron, me limpien. Porque yo era una persona inocente desde un principio”, dijo ayer Burgos, de 20 años, en las escalinatas del tribunal. Luego afirmó: “A mí la Justicia no me dejó adaptarme, trabajar, nada”. Cuando una periodista le preguntó por qué creía que lo había involucrado en este juicio, contestó: “No sé qué decirle, un día me llamaron para notificarme y terminé acá”. Luego se despidió y aseguró que no sentía resentimiento, que sólo quería irse para disfrutar de su familia.

“Estoy muy conforme. Gracias a Dios, se pudo corroborar que Burgos no tuvo nada que ver”, dijo luego Rubén Carrazone, su abogado. El letrado recordó que su cliente había estado en prisión antes del caso Píparo, por un robo con arma de fuego, y volvió a la cárcel poco tiempo después de recuperar la libertad. Carrazone también destacó que su cliente pasó muy malos momentos en prisión, por ser considerado un “matabebés”, para el resto de los reclusos. “En la cárcel se lo hicieron sentir”, agregó.

El padre de Burgos está preso en la cárcel de Olmos, al parecer por haber participados de salideras bancarias. Al principio de la investigación, el fiscal Marcelo Romero mantuvo como línea investigativa que este hombre podría haber planificado el robo a Carolina Píparo desde la cárcel. De hecho, pidió el detalle de las visitas que Juan Carlos Burgos recibió los días previos al asalto de dos de los condenados ayer: Luciano López y Juan Manuel Calvimonte. Sin embargo, nada lo conectaba con el caso.

Burgos hijo llegó al juicio oral sin muchas pruebas en su contra y terminó sin ser acusado por la querella, cuando Píparo descartó que fuera el atacante y señaló como autor material del disparo a Carlos Moreno.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Burgos, al salir de los tribunales tras la absolución.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.