EL PAíS › FRANCISCO RECIBIO A MAURICIO MACRI Y A GABRIEL MARIOTTO

Un Papa con todas las camisetas

El vicegobernador destacó el apoyo de Jorge Bergoglio a la ley de medios. El jefe de Gobierno porteño, los “esfuerzos por la paz”.

El papa Francisco volvió a hacer de anfitrión en el Vaticano para recibir en audiencias privadas y por separado a dos funcionarios argentinos: el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto. “El papa Francisco es un luchador y una esperanza de paz para el mundo”, señaló Macri luego de la entrevista con Jorge Bergoglio. “Hablamos sobre temas de coyuntura en Argentina y sobre su apoyo a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, dijo Mariotto y recordó que, cuando era arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio “tuvo una mirada muy profunda y una militancia muy activa con respecto a la ley, y me manifestó toda su esperanza para que se pueda aplicar en la Argentina”.

Luego de la audiencia privada –a la que acudió junto a su esposa Juliana Awada y su pequeña hija Antonia–, el jefe comunal porteño subrayó a través de un comunicado que mantuvo con Francisco “un diálogo muy fructífero” en el que el Papa “expresó todo el cariño y el amor que siente por nuestro país y por la Ciudad de Buenos Aires”. “Siento un honor inmenso por todo lo que significa el papa Francisco como líder espiritual y por los esfuerzos que está haciendo al servicio de la paz y en contra de la guerra”, concluyó Macri en su comunicado.

“El Papa está haciendo un lindo lío dentro de la Iglesia”, señaló Mariotto también en un comunicado tras su audiencia con Francisco, para luego agregar que “las parejas divorciadas, lo mismo que el matrimonio del mismo género, son ejes de discusión que este Papa latinoamericano tan profundo y tan revolucionario viene a instalar”. “Hablamos sobre temas de coyuntura en la Argentina y sobre su apoyo a la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, sumó el vicegobernador.

Mariotto llegó a la audiencia en compañía de su esposa, Gabriela Mendeguía, y su hijo Matías, y con varios obsequios para el pontífice: una carta de salutación de la Presidenta, un cuadro de la Villa 21 en el que se retrata la Casa de la Cultura donde Bergoglio realizó su misión cuando era arzobispo porteño; un libro sobre el padre Carlos Mugica –que Francisco prometió incorporar a la biblioteca del Vaticano– y otro de poesía de Alfredo Carlino con la dedicatoria del poeta popular para el Papa, además del proyecto “Plataforma de Soberanía Ambiental” que Mariotto presentó en el Senado provincial. Tampoco faltó el regalo para el Papa futbolero: la camiseta del Club Atlético Banfield, del que el vicegobernador es simpatizante.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.