EL PAíS › EL EX JEFE DE DROGAS PELIGROSAS DE LA POLICIA DE CORDOBA, RAFAEL SOSA, SEGUIRA PRESO

Un pedido de excarcelación rechazado

El juez Ricardo Bustos Fierro dispuso que Sosa, imputado en la causa de los narcopolicías, continúe detenido. Advirtió que en libertad podría interferir en la investigación del caso. Además le dictó prisión preventiva por un secuestro no denunciado.

El juez federal Ricardo Bustos Fierro ayer rechazó el pedido de excarcelación del ex jefe de Drogas Peligrosas de la policía de Córdoba, Rafael Sosa, quien fue imputado en la causa donde se investigan vinculaciones entre esa fuerza de seguridad y una red de narcotráfico local. El magistrado dictaminó que Sosa cumpla prisión preventiva porque “su condición de policía podría influenciar sobre los testigos que aún faltan declarar”. Bustos Fierro todavía debe responder a un planteo similar de la defensa del oficial Gastón Bustos, procesado en un expediente judicial conexo por la desaparición de más de treinta kilogramos de marihuana durante un operativo realizado a fines del año pasado. Además, Roxana Luna, denunció que su esposo –un policía investigado en otra causa, que se habría suicidado– “quería hablar, contar su verdad” pero “por razones que la fiscalía deberá investigar, la declaración no se produjo”.

Bustos Fierro hizo lugar a la recomendación del fiscal federal Enrique Senestrari y rechazó el pedido de excarcelación solicitado por el abogado defensor de Sosa, Gustavo Franco. El ex titular de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico seguirá recluido en el penal cordobés de Bower, mientras avanza la investigación de la causa de los “narcopolicías”, en la que también están imputados el comisario Alberto Saine; el oficial Franco Argüello; y los suboficiales Fabián Peralta Dátoli y Mario Osorio.

En la resolución judicial, el magistrado argumentó que la “condición de policía” de Sosa podría “influenciar sobre los testigos que aún faltan declarar”. Además, le dictó prisión preventiva por “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público” en el marco de un secuestro no denunciado, ocurrido el 16 de julio pasado. El secuestrado era el dueño de un boliche y Sosa intervino en la negociación para su rescate sin dar parte a la División Secuestros.

El magistrado también debe expedirse sobre el pedido de excarcelación del oficial inspector Gastón Bustos, detenido por una causa paralela por supuesto robo de droga incautada en un operativo. Bustos debe dar cuenta por la desaparición de más de treinta kilogramos de marihuana que fueron reemplazados por alfalfa al ser entregados al juzgado federal.

Por otro lado, Roxana Luna, viuda del ex policía Juan Alós, se presentó ante los tribunales federales para transmitir sus “dudas” sobre la muerte de su esposo, quien era investigado por otra causa de narcotráfico, y fue encontrado el pasado 7 de septiembre con un disparo en la cabeza y una nota suicida. “Tenía la firme convicción de presentarse ante el fiscal (Enrique) Senestrari para venir a hablar, a contar su verdad”, aseguró Luna, y agregó que “inesperadamente, por razones que la fiscalía deberá investigar, la declaración no se produjo, por una orden superior”. “Quiero que se esclarezca todo porque yo confío en la Justicia, pero sostengo que mi esposo no pudo haber tomado esa decisión”, aseveró.

Compartir: 

Twitter
 

Sosa seguirá detenido en el penal de Bower porque Bustos Fierro no le concedió la excarcelación.
Imagen: Gentileza Infojus
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.