EL PAíS › LAS OPINIONES SOBRE EL CONFLICTO DE LOS CANDIDATOS ENTRERRIANOS

Botnia se coló en la campaña

El kirchnerista Guillermo Guastavino responsabilizó a Uruguay de “patear el tablero”. Alfredo De Angeli, que participó de los cortes de ruta en Gualeguaychú, acusó al Gobierno de “falta de diálogo”. El socialista Lisandro Viale puso en duda que la empresa contamine.

El senador Guillermo Guastavino y Alfredo De Angeli, que compite por el PRO por una banca en el Senado.
Imagen: Télam & DyN.

El conflicto con el gobierno de Uruguay por la pastera UPM (ex Botnia) se coló en la campaña electoral entrerriana con diferentes posturas frente a la decisión unilateral uruguaya de autorizar el aumento de la producción de la planta y hasta sobre los daños ambientales que ocasionaría en la cuenca del río Uruguay. Para el senador del Frente para la Victoria y candidato a renovar su banca Guillermo Guastavino, “Uruguay está sometido a una multinacional que le marca el camino a seguir” y lo responsabilizó de “patear el tablero” desoyendo el mandato de la Corte de La Haya. El radical Atilio Benedetti cuestionó que la Cancillería argentina “haya tapado la información sobre contaminación”, propuso que “se respeten los estándares establecidos” en el fallo internacional y reclamó “un acuerdo político” con Uruguay. Alfredo De Angeli, candidato a senador por el macrismo, responsabilizó por la situación a la “falta de diálogo” y las “decisiones erróneas” del gobierno nacional, al tiempo que reclamó una reacción “rápida y firme” frente a la pastera que “sigue contaminando nuestro río”. Para el candidato socialista Lisandro Viale, en cambio, el gobierno nacional “hace un uso electoral del tema y pone la lupa en la potencial contaminación por parte de UPM, porque acá no hay una prueba de que así suceda, y no dice nada sobre las otras pasteras que están instaladas en nuestro territorio y que sí contaminan”.

Guastavino fue uno de los más duros en cuestionar la resolución uruguaya. “Esta situación ya se venía agravando y ahora, con la decisión del presidente José Mujica (de autorizar el aumento del cupo anual de producción de la fábrica), se agudizó el problema a partir de aceptar las condiciones que le impone la pastera”, agregó el senador kirchnerista.

“De ahora en más habrá que seguir luchando y persistiendo en denunciar a esta pastera contaminante y hacer todo el proceso necesario para realizar las presentaciones correspondientes en la Corte Internacional de La Haya”, dijo Guastavino, en sintonía con el anuncio del canciller Héctor Timerman. El senador insistió en que nuestro país “siempre apostó” a una solución diplomática y bilateral, aunque reconoció “que hay una ruptura del diálogo con Uruguay, porque Argentina quería seguir dialogando y esto que hicieron es una forma de patear el tablero y avanzar en el incumplimiento de lo dispuesto por La Haya y los acuerdos firmados por ambos países”.

Desde la oposición, en cambio, le apuntaron al gobierno nacional por el conflicto, aunque tampoco hubo propuestas concretas de cómo salir de la crisis con Uruguay. “La toma de decisiones erróneas y la falta de diálogo del gobierno nacional nos perjudica en todos los ámbitos, incluso en nuestra relación con otros países”, sentenció De Angeli, quien había participado en los cortes de ruta en protesta por la instalación de la planta. Ahora lamentó que el conflicto “termine nuevamente en los tribunales de La Haya”. Pero, a la vez, el dirigente ruralista sostuvo que “una costa no puede crecer sobre el empobrecimiento de los recursos naturales de la otra” y que esperaba que “el gobierno nacional y el provincial dimensionen la gravedad del problema de la contaminación. No podemos aceptar que sigan anteponiendo el desarrollo económico a la calidad de vida de los entrerrianos”.

La UCR recordó “la falta de respuesta” del gobierno nacional a sus “pedidos de informes sobre el monitoreo” del río Uruguay que se realiza en forma conjunta entre técnicos de ambos países. “No entiendo la razón por la que se mantuvieron completamente tapado estos datos que ahora denuncia la Cancillería. Constituye una posición poco clara de parte de la Argentina”, sostuvo ante Página/12 el diputado Atilio Benedetti.

El candidato radical a una banca en el Senado reclamó que “se respeten los estándares establecidos” por La Haya “ante el hecho consumado por la actitud del gobierno uruguayo” de autorizar el aumento en la producción de la pastera. Benedetti desechó la decisión de volver a reclamar ante el tribunal internacional con un argumento algo voluntarista: “Me cuesta creer que no haya una posibilidad de solución política” al conflicto.

“El gobernador de Entre Ríos hace un uso electoral de un tema sensible para los entrerrianos, como dijo el presidente uruguayo José Mujica”, dijo Viale a este diario. El también candidato a senador por el Frente Amplio Progresista no comparte la decisión de recurrir nuevamente al Tribunal de La Haya y sostiene que “no hay ninguna otra posibilidad que un diálogo abierto y franco con el gobierno uruguayo para encontrar una solución”.

Viale también puso el acento en las críticas al Gobierno: “El gobierno argentino pone la lupa en la potencial contaminación del río Uruguay por parte de UPM, porque acá no hay una prueba o un hecho incontrastable de que así suceda, y sin embargo no dice nada sobre las otras pasteras que están instaladas en nuestro territorio y donde sí hay pruebas contundentes de su contaminación”, afirmó el diputado provincial del PS.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.