EL PAíS › LA EMPRESA DE SUBTES DE LA CIUDAD PUEDE ASí SEGUIR GASTANDO SIN CONTROLES

Sbase logró seguir en emergencia

Citando un informe de la Agencia de Control que la misma entidad dice que no afirma lo que el macrismo terminó divulgando, se fundamentó seguir dando base legal a gastos insólitos. Fiestas, merchandising y promotoras.

 Por Werner Pertot

El macrismo consiguió renovar esta semana la emergencia económica del subte, lo que posibilita que el presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo, avance a mayor velocidad con las contrataciones. Algunos gastos de la empresa estatal del subte controlada por el PRO no parecen condecirse con la idea de una emergencia económica: casi 200 mil pesos en una fiesta, la misma cifra en merchandising y en contratar promotoras para señalar a los vecinos las virtudes de las nuevas estaciones, forman parte de una cuenta que se acerca al millón de pesos. “Mientras hablan de que necesitan cinco años de emergencia económica y falsean un informe de Auditoría sobre el subte, la empresa Sbase es una fiesta de derroche y opacidad”, afirmó el auditor porteño Eduardo Epszteyn.

El jueves pasado, la Legislatura aprobó la extensión de la emergencia económica del subte por cinco años más. La iniciativa fue impulsada por el gobierno de Mauricio Macri “para llevar a cabo las acciones de mejora indispensables”. Para fundamentar la decisión, citaron el informe que hizo la Auditoría General de la Ciudad sobre el estado actual del subte. Según el gobierno porteño, ese informe “demostró la necesidad de llevar adelante un programa de inversiones y trabajos de emergencia que apunten a la recuperación de la infraestructura del subterráneo y Premetro para alcanzar los niveles de seguridad operativa necesarios que redunden así en una mejor calidad del servicio para los usuarios”.

“En ningún lugar del informe de auditoría dice que hacen falta cinco años de emergencia económica y ellos incorporan el informe como fundamento explícito. Eso no lo dice en ningún lado”, retrucó Epszteyn. “Es inentendible que la Legislatura votara eso sin siquiera leer el informe de la auditoría”, señaló el auditor kirchnerista.

En plena emergencia económica, la empresa Sbase se dispone a hacer hoy una serie de festejos por los cien años de la línea A. Entre otras cosas, incluirá una banda sinfónica de 46 músicos, una explosión fotográfica y audiovisual y una serie de eventos en la semana “para agasajar a los usuarios”. No es el primer festejo que organiza Sbase en plena emergencia económica. Para la inauguración de la estación Hospitales de la línea H, en marzo de este año, Sbase gastó 198.700 pesos en lanzar una fiesta para 350 invitados. En el detalle del gasto figuran “15 promotoras, 3 supervisores, personal auxiliar, 15 uniformes, maquillaje, 1 gazebo, carpa de recepción, cartelería, dos vehículos, sonido, iluminación, equipos láser y televisores LED”, entre otros elementos para el festejo.

La lista de gastos de promoción no se detiene allí. La empresa estatal Sbase gastó otros 196.625 pesos en la compra de 1500 bolsos con el logo del subte (a 77 pesos el bolso), bolsos con corredera (a 104 pesos el bolso) y mil fundas de notebook (a 60 pesos la funda). La orden de compra, a nombre de Promover Marketing Promocional de Fernando Rossi, está firmada por la gerente de Organización y Recursos Humanos, Verónica López Quesada. Para la compra de estos elementos de merchandising para la vía pública no hubo licitación: se usó el mecanismo de contratación directa. Los bolsos son regalos y premios que se iban a entregar en plaza Francia, donde planeaban hacer una estación que finalmente se movió a otra parte tras una controversia judicial (ver recuadro).

En plan de darle publicidad al subte, Sbase desembolsó 286.964 pesos en pauta al diario Clarín, 127.537 pesos al diario La Nación y 59.126 pesos al periódico Perfil. A su vez, contrataron a la empresa BNB Promociones por la suma de 190 mil pesos para que enviara promotoras puerta a puerta a informar de los beneficios que traería al barrio la nueva estación de subte. Otros 160 mil pesos fueron destinados a la empresa Ad Company, que se ocupó de crear el spot para transmitir por televisión. La empresa Kit Soluciones se embolsó otros 194.568 pesos por “merchandising para acciones de vía pública”. Las órdenes de pago fueron firmadas por el presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo.

En total, estos gastos en fiestas y merchandising se acercan al millón de pesos. Consultados por este diario, desde Sbase respondieron que “la denuncia no tiene mayor entidad. Los gastos se hacen dentro del proceso legal administrativo vigente”. Por su parte, Epszteyn señaló que “Sbase es una empresa pública que siempre discute mediante qué régimen pueden tomar contrataciones, además de esto se hacen votar leyes para eludir controles y, encima, reparten el dinero entre sus amigos”.

Compartir: 

Twitter
 

El subte, pese a sus problemas, organiza fiestas con promotoras.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.