EL PAíS › ESTE DICIEMBRE YA ES UNO DE LOS MáS CALUROSOS

Alerta roja por la ola de calor

Continúa el alerta roja, dispuesto por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para las ciudades de Buenos Aires y Rosario: esto quiere decir que el “efecto sobre la mortalidad” es “alto-extremo” y que las altas temperaturas “pueden afectar a todas las personas saludables, y no sólo a los grupos de riesgo”, lo cual sólo se da en “casos excepcionales de olas de calor”. El SMN estimó que las altas temperaturas, con valores máximos superiores a los 35 grados, continuarán hasta el sábado. El Ministerio de Salud de la Nación “recomienda a toda la población beber abundante agua todo el día, evitar el ejercicio físico y permanecer en lugares frescos”, a fin de evitar el golpe de calor. Las precauciones deberán extremarse en bebés y ancianos.

Según los datos históricos del SMN, este mes de diciembre es uno de los más calurosos que se hayan registrado. En la ciudad de Buenos Aires, la temperatura máxima llegó ayer a los 37 grados, a las cuatro de la tarde. Para hoy se pronostica nuevamente una máxima de 37 grados, con una mínima de 27. Para mañana la temperatura oscilaría entre los 22 y los 33, y el sábado la mínima llegaría a 22 y la máxima a 34.

Ayer, las temperaturas más altas del país se anotaron en Santiago del Estero, con 44,7 grados; en El Chamical (La Rioja), con 42; en la ciudad de Córdoba, con 40,9, y en Catamarca, con 40,7 grados.

Ante el alerta roja del SMN, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda a toda la población beber abundante agua durante todo el día, evitar el ejercicio físico y permanecer en lugares frescos. Para los grupos más vulnerables, como lactantes, niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, las autoridades sanitarias recomiendan evitar el consumo de bebidas alcohólicas, así como de infusiones calientes; se recomienda usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros, y protegerse del sol.

A los lactantes y niños pequeños se recomienda darles el pecho con más frecuencia, mantenerlos en lugares frescos y ventilados y ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

Se trata en todos los casos de prevenir el golpe de calor. El Ministerio de Salud destacó que, si una persona siente mareos o se desvanece, “se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo, y se le puede ofrecer una bebida rehidratante o colocar agua fría en sus muñecas, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces”.

Otros síntomas son: “dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración –que cesa repentinamente–, somnolencia y respiración alterada. Ante ellos, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano”, indicó el Ministerio de Salud.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.