EL PAíS › NO HUBO ACUERDO EN LAS PARITARIAS Y LOS DOCENTES CONVOCARON A UN PARO NACIONAL DE 48 HORAS

Las clases arrancan con las aulas vacías

El Gobierno ofreció el 31 por ciento de aumento, pero extendiendo el plazo a junio de 2015, más sumas por presentismo. Los gremios aseguraron que eso no mejoraba la oferta y decretaron el paro. Y adelantaron que no acatarán la conciliación.

 Por Laura Vales

Sin acuerdo en la paritaria federal, los sindicatos docentes ratificaron que hoy comenzarán paros nacionales de 48 y 72 horas, por lo que en el inicio de las clases habrá un panorama de aulas vacías. Las medidas de fuerza fueron lanzadas por las cinco federaciones que agrupan a los maestros, tras considerar insuficiente una segunda propuesta de aumento del Gobierno. El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria; sin embargo, los gremios no pudieron ser notificados porque estaban cerrados por el feriado. Desde el sindicato docente de mayor peso, la Ctera, aseguraron que la conciliación no frenará los paros.

La oferta que los funcionarios llevaron a la reunión paritaria que se realizó ayer en el Ministerio de Educación fue la de un aumento del 31 por ciento, aunque no pagadero de una vez, sino en cuatro etapas de aquí a junio de 2015. Según detalló el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, consistiría en un 22 por ciento para este año en tres cuotas (12 por ciento en marzo, 5 por ciento en agosto y 5 en noviembre), más otro 9 por ciento en marzo del año próximo. Este esquema incluyó además tres cuotas de 1000 pesos como sumas fijas pagaderas por única vez en concepto de presentismo, en junio y diciembre de este año y en junio de 2015.

Al explicar las razones del rechazo, Stella Maldonado, titular de la Ctera, señaló que la oferta fue “igual a la del 22 por ciento que ya habíamos rechazado (diez días atrás), porque sólo le agregaron un 9 por ciento, pero para el año 2015”.

“Es decir que es la misma propuesta, porque lo que cuenta es este año; nadie sabe lo que puede pasar el año que viene.” La dirigente agregó que el salario inicial de los maestros “quedaría en 3800 pesos” para las nueve provincias que pagan el piso, “lo que determina que toda la escala quede muy baja. Nosotros de ninguna manera lo podemos aceptar”.

Desde las organizaciones cegetistas, Jorge Doval, líder de Amet (escuelas técnicas), coincidió en que “un 9 por ciento para el año que viene” no cambiaba la ecuación. “¿Quién puede saber cuánto va a significar un 9 por ciento para el año que viene?”, se preguntó.

Los gremios reclaman aumentos del 42 por ciento (Ctera) e incluso del 61 (cegetistas). “En pocos días más se va a conocer el índice oficial de inflación de febrero. Todo indica que el índice de enero recogió la remarcación de precios de diciembre y el índice de febrero va a recoger los efectos de la devaluación, es decir que el índice de febrero va a ser igual o mayor que el de enero. Nosotros con el reclamo que hicimos no estamos hablando de la futura inflación, sino de lo que ya perdimos por la inflación del 2013, la remarcación salvaje de diciembre y enero y la devaluación”, concluyó Maldonado.

Otro punto de desacuerdo son las sumas agregadas en carácter de presentismo. Sobre el punto, la Nación viene señalando que el problema de las ausencias de los docentes tiene carácter grave. Las organizaciones replican que la solución no es considerar el presentismo como parte del sueldo, y menos de lo que constituye el piso salarial.

Tras dictar la conciliación, Trabajo intentó notificar a los gremios, pero todos estaban cerrados por el feriado. Así, pasaron el papel por debajo de la puerta. Voceros de la cartera adelantaron que mañana a las 8 los enviados volverán a presentarse en los sindicatos para concretar las notificaciones. Entre los argumentos para dictar la medida, el ministerio apeló a la Declaración de los Derechos del Niño, que garantiza el derecho a que reciban enseñanza obligatoria.

La conciliación fue dictada por 15 días. En caso de ser desconocida, la legislación prevé sanciones que van desde multas al quite de personería de las organizaciones sindicales.

La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, aseguró sobre el punto que los gremios “solamente podrían rechazar la conciliación en el caso de que no se les pagara el sueldo, lo que no está sucediendo” y añadió que “intimarán a los gremios que no la acaten”.

Desde la Ctera, que convocó para hoy y mañana a un paro de 48 horas, adelantaron que mantendrán la huelga, mientras que otras federaciones enroladas en la CGT de Caló (UDA, AMET y CEA), que llamaron a una huelga de 72 horas –Sadop hará paro, en cambio, jueves y viernes–, hubo referentes que adelantaron que en principio acatarían la conciliación. Así lo indicaron el titular de UDA, Sergio Romero, y sus colegas de Sadop –Mario Almirón– y Amet –Jorge Doval–, que coincidieron en que “si la conciliación obligatoria se ajusta a derecho, la acataremos”.

En una conferencia de prensa convocada tras el rechazo de la propuesta salarial, el jefe de Gabinete dijo que por ahora el Ejecutivo no fijará el aumento de manera unilateral. Capitanich señaló que esto es parte de la conciliación obligatoria, por la que las partes deben abstenerse de modificar la situación mientras continúan negociando. A su vez, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, negó que la paritaria haya fracasado. “Hemos manifestado ambas partes que había vocación para seguir discutiendo”, definió.

Si bien Sileoni estimó que hoy las clases no empezarán en “dos tercios de las provincias”, señaló que la expectativa del Gobierno es que “tras estos dos días vamos a volver a la normalidad y comenzarán las clases”.

En el mismo sentido, su par de Trabajo, Carlos Tomada, agregó que “la conciliación persigue el objetivo de que podamos seguir negociando”.

Fuentes del Gobierno anticiparon que la próxima reunión paritaria será convocada para la semana próxima.

La paritaria nacional define sólo el salario inicial docente, es decir lo que gana un maestro que recién se inicia por un cargo de jornada simple. En base a este número, que una vez establecido queda como piso salarial de todo el país, luego en las provincias, los gremios y las gobernaciones deben ponerse de acuerdo en el resto de la escala salarial.

Según fuentes sindicales, hasta ahora, sólo en cinco distritos se llegó a un entendimiento sobre los sueldos de este año. Se trata de la Capital Federal, Santa Cruz, Salta, Córdoba y Santa Fe. El paro también fue convocado para estos distritos, ya que se trata de una medida nacional, pero por otra parte hay conflictos por razones extra salariales, como la falta de vacantes en la ciudad de Buenos Aires, por las que los sindicatos a nivel local igualmente realizarán medidas de fuerza (ver página 4).

Compartir: 

Twitter
 

Los representantes de Ctera, ayer, al salir del Ministerio de Educación luego del fracaso de las negociaciones.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.