EL PAIS › EL OFICIALISMO BUSCARA APROBAR EL PROYECTO EL PROXIMO MIERCOLES

El camino del pago soberano

Después de la sanción del Senado, la propuesta para ofrecerles un cambio de sede a los bonistas llegará a Diputados el martes, cuando se tratará en comisión. El FpV espera poder votarla en una sesión especial al día siguiente.

 Por Miguel Jorquera

Diputados se prepara para abordar la semana próxima el proyecto de ley de Pago Soberano de la Deuda, que tiene media sanción del Senado. El martes arrancará el debate en un plenario de las comisiones de Presupuesto, Finanzas y Peticiones, Poderes y Reglamento, donde el kirchnerismo y sus aliados emitirán dictamen de mayoría. El proyecto llegará al recinto al día siguiente (miércoles 10) en una sesión especial, y el oficialismo deberá cargar con la formación del quórum para sesionar y, luego, con la reunión de los votos para transformar en ley el cambio de la ruta de pago para los bonistas reestructurados. El apuro obedece a la necesidad de contar con la ley antes del 31 de septiembre, cuando vence un nuevo pago a los bonistas que ingresaron a los canjes de deuda. Además, será el instrumento político que esgrimirá la presidenta Cristina Fernández contra los fondos buitre ante la asamblea general de la ONU.

El otro paquete que aprobó la Cámara alta en la madrugada de ayer (Ley de Abastecimiento, la creación de fueros judiciales para los consumidores y el Observatorio de Precios) deberá esperar una semana más para su tratamiento en Diputados.

La prioridad del oficialismo en la Cámara baja estará puesta en convertir en ley el proyecto de Pago Soberano de la Deuda. Para el martes al mediodía está convocado el plenario de las comisiones de Presupuesto, que comanda el ex viceministro Roberto Feletti y que oficiará de cabecera del debate, junto a las de Finanzas, en manos del aliado Carlos Heller (NE), y al que se sumará la de Peticiones, Poderes y Reglamento, presidida por el kirchnerista Alfredo Dato. Esta última, debido a la incorporación que los senadores introdujeron al texto original de la creación de una comisión bicameral para investigar la deuda externa desde el comienzo de la última dictadura en 1976.

Aunque el cronograma previsto por el oficialismo contempla la exposición de funcionarios nacionales, hasta ayer no había confirmación de quiénes serán los que asistirán a la Cámara baja.

La idea del oficialismo es emitir dictamen ese mismo día para llevar el proyecto el mismo miércoles al recinto en una sesión especial. Tampoco el kirchnerismo confía en sumar más adhesiones que las de su propia tropa y aliados, a pesar de las modificaciones que se introdujeron en el Senado por propuesta de la oposición: como la incorporación de la jurisdicción francesa –impulsada por el massismo–, para ofrecérselas a los bonistas que acepten el cambio en la sede de pago para evitar el bloqueo de la Justicia estadounidense.

El kirchnerismo trabaja por ahora en garantizar su propia fuerza. Un número que, con asistencia perfecta, alcanza a 134 diputados, suficientes para obtener quórum, abrir el debate –en el que se prevé una larga lista de oradores– y también para aprobar el proyecto. Allí se incluyen los diputados del Frente para la Victoria, los aliados del Frente Cívico Santiagueño, Nuevo Encuentro, los neuquinos del MPN y el PJ pampeano, entre otros.

En la oposición serán mayoría quienes se opondrán al proyecto oficial. Los diputados del massismo, que reclamaron que la propuesta no se votara a libro cerrado, pese a que se recogió una de sus propuestas, afirmaron que sólo votarán su propio proyecto “integral”, al que no le aceptarán cambios. Alineado con el fallo de Griesa, el macrismo es uno de los más acérrimos enemigos del proyecto.

La UCR y el resto de las bancadas que integran el FA-Unen también votarán por la negativa, salvo algunas posibles excepciones que optarían por la abstención como Victoria Donda (Libres del Sur), Alcira Argumedo (Proyecto Sur) que seguirían los pasos del senador Fernando “Pino” Solanas, y algún radical que no coincide con la postura de su bloque. Habrá que ver cuál es la decisión final que tomará la CC-ARI de Elisa Carrió, que “duda” entre la abstención y el voto en contra. La UP de Claudio Lozano ya anunció –antes de las modificaciones– que no comparte el proyecto oficial y no aportará al quórum, aunque se abstendrá en la votación.

Los otros proyectos de modificación de la Ley de Abastecimiento, la creación de fueros judiciales para los consumidores y el Observatorio de Precios –que aprobó el Senado en la madrugada de ayer– seguirán el mismo derrotero, pero una semana después. El lunes 15, se reunirá la Comisión de Presupuesto (que también oficiará de cabecera), el martes 16 el debate de las tres iniciativas se ampliará en un plenario de las comisiones de Presupuesto, Asuntos Constitucionales, Justicia, Comercio y Defensa del Consumidor. El miércoles 17 serán tratadas en el recinto de la Cámara baja con el impulso del oficialismo y sus aliados. Sólo la creación de los nuevos fueros judiciales cuenta con el respaldo de un sector opositor.

Compartir: 

Twitter
 

La mayoría de la oposición parlamentaria votará en contra de la propuesta y algunos se abstendrán.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.