SOCIEDAD › CORSI ASEGURO A PáGINA/12 QUE NO VOLVERA A EJERCER LA PROFESION DE PSICOLOGO

Una renuncia antes de ser renunciado

El conocido psicólogo Jorge Corsi respondió por mail a una nota publicada por este diario en la que se informaba sobre una campaña que reunía firmas para retirarle la matrícula. Corsi aseguró que no volvería a ejercer. Responden entidades de psicólogos.

 Por Mariana Carbajal

El psicólogo Jorge Corsi, quien acaba de recuperar su libertad tras cumplir una condena de tres años en una causa por corrupción de menores, se comunicó con Página/12 y afirmó que no piensa “volver a ejercer la profesión, por una cuestión de ética personal, no porque sea necesario que ninguna autoridad lo prohíba”. Corsi escribió un correo a la casilla personal de e-mail de esta cronista, luego de que este diario informara sobre la campaña de recolección de firmas que promueven organizaciones que trabajan contra el maltrato y el abuso sexual infantil para pedir al Ministerio de Salud de la Nación que le quite definitivamente la matrícula profesional por sus antecedentes penales y las particularidades del delito por el cual fue condenado. Por orden judicial, Corsi está inhabilitado hasta octubre de 2015 para ejercer como psicólogo, y podría volver a tener pacientes una vez cumplido ese plazo si no media otra decisión para impedírselo de la máxima autoridad en el tema.

Según explicó a este diario el presidente de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA) y a la vez titular de la Federación de Psicólogos de la República Argentina, Mario José Molina, la cartera sanitaria, que encabeza Juan Manzur, tiene la potestad de quitarle definitivamente la matrícula. “Esa es la máxima sanción que puede recibir un psicólogo del órgano que le otorga la matrícula”, aclaró Molina, al ser consultado por Página/12. En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires no hay colegio de psicólogos –como en la mayoría de las provincias– y es el Ministerio de Salud de la Nación quien tiene esa atribución. A la campaña para sacarle la matrícula a Corsi, iniciada el fin de semana en la plataforma virtual Change.org por la entidad Abuso Sexual Infantil NO, se sumaron otras expresiones en el mismo sentido de la APBA y la Federación. Las entidades difundieron un comunicado donde dejan clara su posición al respecto y adelantan que están “realizando las gestiones necesarias para solicitar que el Ministerio de Salud le retire la matrícula a Jorge Corsi, quien además –destacan– ha intentado justificar sus acciones, tratando de imponer la idea de que el deseo sexual de un adulto sobre un niño/a es válido”.

En el correo electrónico enviado por la tarde a esta cronista, Corsi quiso aclarar que no fue condenado por abuso sexual sino “por considerarme partícipe secundario en un caso de corrupción de un menor (eso explica que se me haya dado el mínimo de la pena contemplada en el Código Penal)”. Además, aseguró que nunca justificó la pedofilia ni afirmó que no debe ser considerada un delito, como se le adjudica en un reportaje publicado en Perfil en 2009 y realizado por su director, Jorge Fontevecchia, al año siguiente de ser imputado por el delito de corrupción de menores. “A pesar de que Jorge Fontevecchia me haya hecho tanto daño titulando un reportaje con el marketinero título de ‘La pedofilia no es delito’, como (si) fuera una opinión mía, y nadie se toma el trabajo de leer el reportaje para verificar qué es lo que yo dije exactamente. Reproducen una y otra vez ese horrible título cuyo copyright pertenece a Fontevecchia y lo usan para escracharme. También aclaré mil veces que no fui, no soy ni seré un pedófilo, y sin embargo me siguen pegando ese adjetivo. Es mucha la impotencia por no poder luchar contra un imaginario colectivo que se construyó con piezas que no me pertenecen”, afirmó Corsi. En el momento de ser denunciado por un niño de 13 años –caso por el cual fue condenado– dirigía la carrera de Especialización en Violencia Familiar de la Facultad de Psicología de la UBA, situación que generó enorme daño –por el impacto del delito que se le imputaba– a profesionales que trabajaban en la temática y a tantos otros que se estaban formando, en ése y otros ámbitos de estudio.

Más adelante, en su carta, Corsi dice: “Por otra parte, [email protected] quienes se rasgan las vestiduras, [email protected] por la posibilidad de que yo vuelva a ejercer, tampoco escucharon ni leyeron que dije una y mil veces que NO VOY A VOLVER A EJERCER LA PROFESION (N. de R.: en mayúsculas en el original), por una cuestión de ética personal, no porque sea necesario que ninguna autoridad lo prohíba”.

En su comunicado, en tanto, la Federación de Psicólogos de la República Argentina, a través de su Comisión Nacional de Derechos Humanos, recordó que Corsi se presentaba como especialista en prevención de la violencia de género. “Fue un caso que conmovió el ámbito profesional ya que reconoció el delito de abuso de niños y fue condenado en un juicio abreviado. Hace sólo unos días cumplió con su condena y hoy está libre. Nuestra ciencia y la experiencia ha demostrado con una amplia casuística, de nuestro país y a nivel internacional, que la pedofilia es un delito de reincidencia por el tipo de personalidad de sus victimarios.” La entidad que agrupa a los Colegios de Psicólogos de todo el país destacó además que “para el ejercicio de nuestra profesión juramos cumplir con un Código de Etica que exige una práctica del respeto por los derechos y la dignidad de las personas, por lo cual los psicólogos se comprometen a hacer propios los principios establecidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Compartir: 

Twitter
 

Una ONG inició una campaña de recolección de firmas para reclamar al Ministerio de Salud que le quite la matrícula.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.