EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER HIZO REFERENCIA AL CONFLICTO CON LOS FONDOS BUITRE DURANTE UN ACTO EN EZEIZA

“Argentina no se rinde y no se rendirá”

La Presidenta retomó ayer los actos en el conurbano al entregar viviendas en Ezeiza. Se refirió al conflicto con los fondos buitre e hizo hincapié en la necesidad de preparar a las futuras generaciones para dar pelea.

La presidenta Cristina Kirchner encabezó el acto donde se entregaron 216 viviendas del programa Madres II.
Imagen: Télam.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió “preparar a las futuras generaciones” para “defender un proyecto de Nación que no es de un partido, sino de todos los argentinos”. En un discurso que apunta a marcar una línea para más allá del fin de su mandato, en diciembre del año que viene, y haciendo referencia explícita al conflicto con los fondos buitre, la mandataria pidió seguir “dando las peleas y las batallas que son las de ayer y las de siempre” porque “Argentina no se rindió, no se rinde y no se rendirá” porque tiene “la voluntad y la fuerza” para salir adelante.

“Hay que preparar a las futuras generaciones para defender lo nuestro”, arengó CFK durante el acto que encabezó en el partido bonaerense de Ezeiza, en donde entregó 216 viviendas en el marco de la ejecución del programa Madres II, además de participar por videoconferencia de otros actos en todo el país. Detalle no menor: participaron de la actividad el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, los dos precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria que aparecen con más chances en las encuestas.

A ellos, como responsables de un eventual próximo gobierno, pareció dirigido el discurso cuando habló de que “en la historia, siempre permanece la necesidad de luchar por defender los intereses de la Patria y del pueblo, dando las peleas y las batallas que son las de ayer y las de siempre”. Además, les recordó que “lo más importante para dejar a estas futuras generaciones es la necesidad de seguir preparándose y apuntalando este modelo que necesita reconvertirse permanentemente, porque son nuevas las necesidades y los desafíos”.

En ese sentido, destacó la creación de “nuevas universidades que han permitido que cientos de miles de jóvenes argentinos que jamás podrían haber llegado a las universidades más conocidas y antiguas del país hoy tengan acceso”, lo que tuvo como resultado “una generación de chicos que son los primeros de sus familias en acceder a la educación universitaria, porque muchas veces sus padres ni siquiera pudieron completar la primaria”.

Durante su discurso, la mandataria cargó contra los fondos buitre y los dirigentes opositores que los apoyan en su litigio contra la Argentina, y recordó que entre ellos están “unos pocos” que “crearon el endeudamiento” que “tuvieron que soportar todos los argentinos” y que durante la última década “se fue achicando”. CFK destacó además los avances en materia de infraestructura a través de la obra pública, así como la generación de “millones de puestos de trabajo” y el acceso a la jubilación de más de cuatro millones de argentinos.

Por eso, celebró que “hoy se puede decir que somos uno de los países en el mundo con más bajo porcentaje de deuda interna y externa” y contó que en “los días previos al discurso en la ONU se conoció una información del FMI que dice que Argentina es el tercer país en calidad de crecimiento, después de Bulgaria y China; y el más alto en Latinoamérica”. Atribuyó este logro a que el crecimiento en la Argentina se hizo “con la gente adentro”, parafraseando a su hijo, Máximo Kirchner, que había usado esa expresión en su primer discurso público, el mes pasado.

Durante el acto, la jefa de Estado anunció obras públicas para emergencias hídricas por 103 millones de pesos en 27 municipios bonaerenses, e inauguró por teleconferencia una planta de procesamiento de girasol confitero que es “la más moderna del mundo”, en donde la semilla adquiere “un mayor valor agregado porque tiene un tratamiento especial”. La Presidenta destacó “la necesidad de industrializar la ruralidad”, y puso como ejemplo el girasol, cuyo valor se triplica o cuadriplica al ser procesado en esa planta.

Por eso, pidió “el agro se una a la industria para seguir abriendo fábricas” y cuestionó a “quienes les llenan la cabeza a los productores de que el Estado quiere apropiarse” de las cosechas. “No nos interesa quedarnos con la plata de nadie, sino generar trabajo para todos los argentinos –señaló–. La torta social creció y mucho, porque se pudo desarrollar la producción, la industria, más de 400 parques industriales y 200 en ejecución.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.