EL PAíS › EDUARDO “WADO” DE PEDRO, EL NUEVO SECRETARIO GENERAL DE LA PRESIDENCIA

Desde HIJOS a la Casa Rosada

Comenzó a militar en el organismo que nuclea a hijos de desaparecidos y en la Facultad de Derecho. Miembro fundador de La Cámpora, estuvo en la vicepresidencia de Aerolíneas Argentinas y fue electo diputado por el Frente para la Victoria en 2011.

 Por Julián Bruschtein

Eduardo De Pedro, hijo de desaparecidos, abogado y militante peronista y de derechos humanos. Esos son algunos de los aspectos que resaltan del flamante secretario general de la Presidencia, que tiene 38 años y es uno de los fundadores de la agrupación La Cámpora. Es un entendido en la enredada vida interna política de la Justicia. Su militancia comenzó en los organismos de derechos humanos y luego continuó en la universidad, mientras estudiaba la carrera de Derecho. A la vez, trabajó y e hizo política en la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN). Como funcionario pasó primero por la vicepresidencia de Aerolíneas Argentinas y fue electo diputado por el Frente para la Victoria en el 2011.

La militancia de Eduardo “Wado” De Pedro empezó al acercarse a HIJOS (Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio), que nucleaba a los hijos de desaparecidos, presos y exiliados políticos. La agrupación nació a mediados de los ’90, luego de que el gobierno de Carlos Menem bloqueara definitivamente la búsqueda de memoria, verdad y justicia con la firma del indulto y cuando los hijos de desaparecidos comenzaban a hacerse adultos.

Nacido en la ciudad de Buenos Aires, se reconoce mercedino, donde fue criado por su familia. Su padre, Enrique De Pedro, era militante de la Juventud Universitaria Peronista en la Facultad de Derecho donde estudiaba. Desa-pareció el 22 de abril de 1977. Su madre, Lucila Révora, fue secuestrada el 11 de octubre de 1978. Estaba embarazada de nueve meses. Wado estaba presente cuando los militares entraron, tirando, a la casa de Floresta y la hirieron. A él, que tenía dos años, lo dejaron con los vecinos, pero por la noche pasaron a buscarlo en un Falcon. Estuvo en cautiverio unos meses hasta que su familia logró encontrarlo y se crió a la par de tíos y primos en la localidad bonaerense de Mercedes.

El interés por la política lo fue llevando en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires a acercarse a Mariano Recalde, otro de los fundadores La Cámpora, y la agrupación que conducía, NBI. Comenzó luego a trabajar y militar en la UEJN, que todavía conduce el ahora moyanista Julio Piumato. El 19 y 20 de diciembre del 2001 salió a la calle para intentar acercarse a la Plaza de Mayo al ver la represión que había sobre las Madres de Plaza de Mayo que protestaban por el estado de sitio decretado por el presidente Fernando de la Rúa. En aquella ocasión denunció que fue secuestrado y torturado con una picana portátil en un patrullero de la Policía Federal. Casi escapó, pero los oficiales logararon recapturarlo. Lo mantuvieron en el vehículo a fuerza de trompadas y culatazos, hasta que la patrulla chocó con un taxi. La llegada de una ambulancia y la intervención de los médicos hizo que pudiera salir y fue internado en el Hospital Argerich.

Se graduó como abogado en la UBA y tiene un posgrado en Administración y Políticas Públicas por la Universidad de San Andrés. Su militancia en HIJOS lo acercó al kirchnerismo ante el avance en las políticas de derechos humanos que llevó adelante desde el 2003 el gobierno de Néstor Kirchner y así conoció a Máximo Kirchner. Fue parte del grupo inicial de militantes que formaron La Cámpora, como Recalde, Andrés “Cuervo” Larroque, José Ottavis y Juan Cabandié. Su primera responsabilidad institucional fue en 2009, cuando fue designado vicepresidente de Aerolíneas Argentinas acompañando a Recalde, una vez que se reestatizó la aerolínea de bandera. En las elecciones de 2011 fue electo diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, cargo que desempeñó hasta ayer, cuando fue designado secretario general de la Presidencia para reemplazar a Aníbal Fernández.

Como legislador nacional, integró el Consejo de la Magistratura en representación del oficialismo. Allí presidió la Comisión de Selección y Escuela Judicial. A su vez, en la articulación entre la agrupación kirchnerista y el Partido Justicialista (PJ), fue designado el año pasado en el congreso nacional del PJ que se realizó en Parque Norte como uno de los cuatro vicepresidentes. También fue nombrado apoderado del PJ bonaerense, que encabeza el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

Como diputado integró las comisiones de Justicia, Juicio Político, Peticiones, Poderes y Reglamento y la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo. En el Parlamento, presentó proyectos como la indemnización a las víctimas de la voladura de la fábrica de Río Tercero, la creación de un Plan Nacional para la Lucha contra la enfermedad del Alzheimer y una iniciativa para dejar sin efecto la declaración de “sujetas a privatización” las Fábricas Militares del Estado. También impulsó las iniciativas de regulación de la portación de armas, la ampliación de la licencia por paternidad y el establecimiento de Pautas Rectoras para las Modalidades de cuidados de niños y adolescentes sin cuidados parentales.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo “Wado” de Pedro juró ayer como secretario general de la Presidencia.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.