DEPORTES › FUTBOL SE IMPUSO POR 2-1 A WANDERERS DE MONTEVIDEO EN UNA BOMBONERA COLMADA DE HINCHAS

Boca anduvo bien de la cabeza

Komar abrió la cuenta y, luego de un empate increíble por cómo se durmieron los volantes y defensores xeneizes, el bueno de Osvaldo cumplió su sueño de debutar gritando un gol propio con otro testazo implacable.

 Por Facundo Martínez

Boca consiguió anoche como local su segundo triunfo en el Grupo 5 de la Copa Libertadores tras vencer a Wanderers de Montevideo con goles de cabeza de Komar y Osvaldo, y otra muy buena actuación del volante Lodeiro. Así, jugadas las dos primeras fechas del torneo, el equipo del Vasco Arruabarrena –que volverá a jugar en dos semanas como local ante Zamora, de Venezuela– continúa con puntaje ideal.

No le faltó a Boca en la Bombonera ese clima copero que lo caracterizó durante los últimos 15 años. Pero a pesar de la ilusión y el aliento constante de sus hinchas, al equipo local le costaba romper la férrea defensa de Wanderers y le costaba también que Lodeiro se encontrara mejor con los delanteros, entre los cuales Osvaldo se llevaba todas las miradas. Recién cuando eso ocurrió, Boca se acercó peligrosamente al arco rival. Lodeiro, de cabeza, tras un centro de Palacios, estuvo a centímetros de abrir la cuenta con un anticipo de cabeza, y a los 22, Osvaldo, de tijera, metió un tremendo remate que terminó controlando el arquero Burián, y cuatro minutos más tarde cabeceó desviado un centro de tiro libre ejecutado por el volante uruguayo.

El partido iba ganando intensidad. Wanderers no se achicaba y proponía lo suyo, pero Boca se defendía bien en el medio y daba garantías en el fondo. Boca ganaba en el área del conjunto uruguayo, sobre todo en las pelotas aéreas. Y fue, precisamente, por esa vía que llegó la apertura del marcador. A los 33 minutos, en jugada de tiro libre a un costado del área, el ingresado Komar (reemplazó a Burdisso, lesionado, a los 15 minutos) le ganó la posición a Bueno y metió el cabezazo justo para abrir la cuenta.

Como si se tratara de un paso de comedia, mientras los hinchas todavía disfrutaban la ventaja, apenas Wanderers sacó del medio encontró la igualdad. Riolfo jugó la pelota para Albarracín, que hizo que dudaba y terminó devolviéndole la pelota al volante que, así nomás, sin marca, sin oposición, quedó mano a mano con Orion y definió con un remate que se metió entre las piernas del arquero para el 1-1.

Boca pagaba demasiado cara su distracción, pero no hubo tiempo para lamentos. Es que Osvaldo, tal como lo había soñado y prometido durante los días previos, aprovechó un gran centro de Colazo para, de cabeza, volver a poner a su equipo en ventaja. Ese gol le dio aire a Boca que con el impulso buscó liquidar el trámite. Palacios tuvo dos veces el tercero, pero en la primera no definió bien y, en la segunda, lo tapó Burián.

El partido desmejoró mucho en la segunda parte. Boca parecía conformarse con el control del trámite y le faltó claridad en las pocas chances que generó. Osvaldo salió a los 82, para llevarse una ovación.

Estadio: Boca.

Arbitro: Ricardo Marques (Brasil).

Goles: 33 m Komar (B), 34 m Riolfo (W), 42 m Osvaldo (B).

Cambios: 15 m Komar por Burdisso (B); 52 m Raymundez por Albarracín y Galli por Verges (W), 65 m P. Pérez por Chávez (B), 78 m Gularte por G. Rodríguez (W), 81 m Carrizo por Osvaldo (B).

Compartir: 

Twitter

Osvaldo intentó con una tijera, pero terminó mojando de cabeza.
Imagen: efe
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.