EL PAIS › CLARA VENTAJA KIRCHNERISTA PARA LAS PASO DEL 9 DE AGOSTO

Una brecha que se asienta

Scioli-Zannini le saca 12 puntos a Macri-Michetti y, proyectando los indecisos, ya se acerca al 42 por ciento de intención de voto. La notable imagen positiva de la Presidenta tras doce años de gobiernos K.

 Por Raúl Kollmann

A dos semanas de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini le saca casi 12 puntos a la de Mauricio Macri-Gabriela Michetti, aunque si se hace la suma de la alianza Cambiemos, la distancia es de 7,5 puntos. Asignados los indecisos y descartado el voto en blanco, el FpV supera con holgura el 41 por ciento. En el tercer puesto aparece Sergio Massa, con el 12 por ciento de los votos, que si se suma a lo que obtiene José Manuel de la Sota, trepa al 17 por ciento para el frente Unidos por una Nueva Argentina (UNA). Todo indica que el giro que emprendió Macri esta semana no mejoró su performance electoral. Su situación es que viene estancado o en leve caída, básicamente porque habría encontrado su techo con el discurso y la búsqueda del voto antikirchnerista duro. Eso es lo que explica los cambios impulsados por Jaime Durán Barba.

Las conclusiones surgen de una amplia encuesta nacional realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que lidera el sociólogo Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1500 ciudadanos de todo el país, respetando las proporciones por edad, sexo, nivel económico-social, y zona de residencia. Las entrevistas fueron telefónicas.

En los últimos meses no se produjeron cambios dramáticos en las intenciones de voto. Los movimientos son muy leves y lo que se aprecia en los días recientes es un pequeño retroceso del candidato del PRO. Es que con la imagen positiva por encima del 50 por ciento tanto de la Presidenta como de Scioli no habrá cambios trascendentes en el voto del oficialismo. También la aprobación de Macri se mantiene relativamente estable, aunque la mala elección en el ballottage porteño lo resintió algo e igualmente el giro en sus posiciones le produjo un leve deterioro. Sin embargo no se trata de cambios sustanciales.

“La primera clave tiene que ver con CFK –señala Bacman–. El índice de popularidad sigue creciendo y hoy llega casi al 52 por ciento. El valor más significativo es la fuerte presencia del nucleo duro K: de ellos, un 36,7 por ciento se ubica en la postura de considerar la actuación de CFK como muy positiva. Es decir, son muy adherentes, el núcleo duro. Y está más que cerca del cuarenta por ciento. Hacia fines del mandato y tras doce años de gestión kirchnerista, son valores realmente importantes, muy lejos del llamado síndrome del pato rengo. Daniel Scioli, por su parte, logró generar un posicionamiento exitoso, ya que cosecha en dos segmentos actitudinales de la sociedad: los que prefieren la continuidad y aquellos que se inclinan por la continuidad con cambios. Entre esos dos segmentos suman el 53,7 por ciento de los encuestados.”

Respecto de Macri, Bacman sostiene que “el jefe de Gobierno porteño logró un importante crecimiento a lo largo del último año, a partir de posicionarse como referente de la oposición, de los que dicen que hay que cambiar el modelo. Ese posicionamiento le permitió crecer en las encuestas y, tras el acuerdo con la UCR y la Coalición Cívica, consiguió un alto grado de polarización con Scioli, relegando a Massa. Una hipótesis del cambio de discurso es que el macrismo, ya seguro y confiado de su cómodo triunfo en la interna de Cambiemos, percibió la necesidad de ampliar su posición, dado que parece haber tocado un techo en el segmento más antikirchnerista de la sociedad. Es posible que hayan decidido incursionar en el segmento que se inclina por una continuidad con cambios. Por eso acepta y elogia ciertos logros del gobierno nacional, pero insiste en que hay una manera distinta de gestionarlos. Por ahora, Macri no logra el efecto deseado: Cambiemos descendió un par de puntos y UNA creció algo con respecto a la semana anterior, mostrando una leve tendencia a la recuperación”.

Al menos hasta ahora, no se produce una polarización absoluta: UNA retiene un 17 por ciento. Es cierto que Massa ya no registra las intenciones de voto de hace un año, momento en el que incluso encabezaba las encuestas. Hoy por hoy, la alianza Massa-De la Sota se mantiene en el tercer lugar, pero esa posición también parece estable: no hay síntomas de que pueda pelear el segundo puesto y tampoco perder esa ubicación.

De cara a las PASO, la situación de Progresistas, la alianza que encabeza Margarita Stolbizer, no es fácil. El electorado parece absorbido por otras alternativas. Sin embargo, el anuncio hecho por Martín Lousteau coincide con planteos que existen en esa franja del electorado. El reciente candidato a jefe de Gobierno sostuvo que votará por Ernesto Sanz en las PASO pero que si el dirigente radical pierde, en la elección de octubre se inclinará por Stolbizer. Este es un llamado de atención: tiene sus riesgos hacer una sumatoria directa de los votos de Cambiemos. Es posible que si, como todo lo hace prever, Macri gana las PASO de Cambiemos, algunos votantes radicales o de la Coalición Cívica no apoyen la alternativa de centro derecha del hombre del PRO en octubre y respalden a Stolbizer.

Por último, los candidatos de la izquierda reúnen sólo el 2,4 por ciento de los votos. Ya se sabe que las elecciones presidenciales son un hueso duro de roer para la izquierda que, por el contrario, suele obtener muy buenos resultados en las elecciones legislativas o en las provinciales. La táctica del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) de hace unos años fue exitosa, concentrándose en pedir el voto para pasar el corte del 1,5 por ciento de los votos válidos necesarios para competir en octubre. En esta situación están hoy no sólo Jorge Altamira y Nicolás Del Caño, del FIT, sino también Adolfo Rodríguez Saá de Compromiso Federal, Víctor De Gennaro de Frente Popular, Alejandro Bodart de Nueva Izquierda y Manuela Castañeira de Nuevo Más. La campaña será vital para ellos para superar la barrera del 1,5 por ciento.

[email protected]

La imagen presidencial

La imagen de Daniel Scioli

La imagen de Mauricio Macri

La imagen de Sergio Massa

Intención de voto por partido y candidato en las PASO

El pálpito

Más allá de su voto, ¿quién cree que será el próximo presidente?

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.