EL PAíS › SABBATELLA ENCABEZO EN CORDOBA UN NUEVO ACTO DE LAS PLAZAS DEL PUEBLO

“Este es un gobierno que actúa de facto”

El ex titular de la Afsca cuestionó los despidos y los DNU de Mauricio Macri. Aseguró que Cambiemos está realizando “un atropello brutal contra la democracia”. Estuvieron presentes referentes locales de derechos humanos así como dirigentes del FpV.

 Por Marta Platía

Los despidos masivos “que ya suman 12 mil” y los decretos de necesidad y urgencia (DNU) del gobierno de derecha de Mauricio Macri ya tienen sus consecuencias en las calles y plazas del país: ayer le tocó a Córdoba el creciente florecimiento de protestas y convocatorias políticas a menos de un mes de la asunción, en plenas vacaciones de verano, y con temperaturas y humedad desesperantes. “No vamos a permitir que la Argentina vuelva al pasado y por eso, a pesar de este mes terrible estamos acá. Es cierto que éste es un gobierno legal, elegido; pero actúa como un gobierno de facto. Lo que están haciendo es brutal, es un atropello brutal contra la democracia”, dijo Martín Sabbatella, el destituido titular de la Afsca, quien ha visto potenciada su imagen por su resistencia, en vísperas de la Navidad, al desalojo de su puesto y en defensa de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

A pesar del calor tórrido, unos 10 mil cordobeses se apiñaron en la Isla Crisol del Parque Sarmiento (el Palermo local) para escucharlo convocados por Nuevo Encuentro-FpV y el programa Qué pretende usted de mí, de la radio de la Universidad Nacional de Córdoba.

“Macri y su ministro (de Comunicaciones, Oscar) Aguad cuentan con un poderoso blindaje mediático y también suman actitudes mafiosas de parte del partido del Poder Judicial. Esa corporación trabaja para ellos. Juntos están construyendo un blindaje judicial y un blindaje mediático, y lo que queda afuera lo reprimen”, sumó Sabbatella, que también señaló “la voracidad del grupo más fuerte, Clarín de (Héctor) Magnetto, ante el que ya vivían arrodillados”.

Entre quienes lo escucharon se contaron las máximas referentes de derechos humanos de Córdoba: la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Sonia Torres, y la abuela Emi Villares de D’Ambra, de Familiares de Desaparecidos. D’Ambra, de 87 años, llegó desde Alta Gracia para estar presente: “Nosotros hemos luchado contra la dictadura, contra las políticas neoliberales de Menem y Duhalde. Y ahora no nos vamos a quedar quietos viendo cómo despiden gente, cómo los dejan sin trabajo, cómo nos quitan los derechos conseguidos en 12 años con DNU todos los días, cómo reprimen a los trabajadores, como pasó en La Plata”.

Antes que Sabbatella, hablaron los referentes locales del Frente para la Victoria, Carlos Vicente y la diputada nacional Gabriela Estévez, quienes coincidieron en que “Macri y Aguad están devolviéndole favores al Grupo Clarín, porque tienen que invisibilizar todo lo que está pasando en la Argentina. Los despidos masivos ya van por los 12 mil en menos de un mes, y mucha gente ni siquiera lo sabe”. Estévez le apuntó a que “no había ni necesidad ni urgencia (para los decretos): lo que había eran ganas de volver a los tiempos de la tiranía”. Vicente cargó sobre la figura de Aguad: “Acá, en Córdoba, sabemos muy bien quién es. Cuando fue ministro de (Ramón) Mestre (padre), puso como segundo de la policía al represor (Carlos) Tucán Yanicelli –condenado por delitos de lesa humanidad y juzgado en el megajuicio La Perla– y también se robó 60 millones durante su intervención en Corrientes”. Aguad fue el más abucheado, junto al ex gobernador José Manuel de la Sota: “Aguad, basura, vos sos la dictadura”, fue el estribillo más repetido por los presentes.

A su turno, Hernán Brienza llamó con tono coloquial a “correr la frontera de lo posible, como pidió Néstor Kirchner: esta plaza demuestra la potencia de lo que él fundó y la expresión de un movimiento que sigue en marcha”. El periodista hizo un repaso histórico de lo que los gobiernos de derecha, de facto y neoliberales perpetraron en la Argentina, y señaló que los responsables del que ahora lidera Macri “lo que buscan es subordinar la política a la economía, como lo han hecho siempre”.

Durante el acto se expresó solidaridad con los trabajadores reprimidos en La Plata y Ezeiza y se apoyó a los 256 despedidos de la municipalidad de Unquillo, en el noroeste provincial, a manos del intendente Jorge Fabrissín: un peronista de derecha que “fue designado intendente durante la última dictadura militar por el represor Luciano Benjamín Menéndez”, según denunció el Colectivo por la Memoria de Unquillo. Fabrissín ocupó ese cargo desde 1979 hasta 1983. En los últimos comicios volvió al poder con la alianza UNA que le ganó por pocos votos al PRO.

Compartir: 

Twitter
 

Unos 10 mil cordobeses se apiñaron en el Parque Sarmiento para escuchar al líder de Nuevo Encuentro.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.