EL PAIS › ACTIVIDADES PREVIAS AL 40 ANIVERSARIO EN EL EX CENTRO DE DETENCION

Día de memoria en la ex ESMA

Con muchos visitantes se hicieron los recorridos de los lugares del horror, y actividades de homenaje a los periodistas Walsh y Cox. Hubo una “editada” de Wikipedia y presentaciones de libros sobre la temática.

“Yo supe que mis padres y mis hermanos estuvieron secuestrados acá quince días. Y que después los habían tirado al mar: los tristemente célebres vuelos de la muerte. Desde entonces estamos trabajando desde distintos lugares para mantener la esperanza, para mantener la vida, la justicia. Logramos construir este lugar, logramos mantenerlo a pesar de los intentos del gobierno de Menem de convertirlo en un shopping. Gracias a una madre, Laura Bonaparte, y a Graciela Palacios de Lois, que presentaron un amparo para que esto exista y hoy estemos todos acá, manteniendo la memoria y la vida de los desaparecidos.” El que le habla al público es Daniel Tarnopolsky, de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, minutos antes de comenzar un nuevo recorrido por el Casino de Oficiales de la ex ESMA. Como cada día desde hace doce años, la mezcla de visitantes primerizos y de los que conocen cada rincón del Espacio de la Memoria respondió con aplausos estremecidos ante la evidencia del terrorismo de Estado y la lucha de los organismos por convertirla en memoria.

“Me puso la piel de gallina verle la cara ahí adentro”, contó Javier, de Ciudadela, en referencia al represor Carlos “Pedro Bolita” Gaitán, uno de los guardias de la ESMA. “Vivía cerca de mi casa, tenía un kiosco en la esquina y andaba suelto. Incluso entró en mi casa como electricista. Caminaba como si nada por el barrio hasta que H.I.J.O.S. lo filmó”, relató luego de la recorrida. “Salimos de la charla conmovidos, entendiendo que esto es una política de Estado que tenemos que mantener y profundizar”, agregó Natalia, que iba de su mano. Era la segunda vez que visitaban el predio. “Nos debíamos volver, más en este aniversario que nos duele por la situación del país”, dijeron. Salieron hacia Libertador con las últimas luces del día, mientras sonaban los primeros acordes de la Orquesta Juan de Dios Filiberto que llegaban desde la terraza del Centro Cultural Haroldo Conti, donde también se leyeron poemas de Juan Gelman.

Casi en simultáneo, en el edificio de las “Cuatro Columnas” los visitantes conocieron el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la reconstrucción de la identidad de las víctimas, a través de una muestra gráfica. Otros salían de la “Casa de la Militancia” de H.I.J.O.S., después de sumarse como voluntarios a la jornada de edición de Wikipedia, bautizada “Wikilesa”. Durante varias horas, decenas de visitantes dedicaron buena parte de la tarde del sábado a actualizar perfiles de represores y completar la información sobre la marcha de los juicios. “Trabajando en el tema nos dimos cuenta la relevancia que tenía Infojus como fuente para todos los que seguimos el proceso de Verdad y Justicia. Es increíble la cantidad de información que ocultaron”, reflexionó Giselle Tepper, de HIJOS, que coordinaba la actividad. En casi todo el predio, HIJOS pegó afiches en repudio de la visita de Obama.

La jornada también contó con homenajes a los periodistas Rodolfo Walsh y Robert Cox. El autor de la Carta Abierta de un Escritor a la Junta fue retratado por Santiago Canción, que presentó una serie de cuadros sobre pasajes de su obra literaria y periodística. En el espacio de Abuelas se proyectó un adelanto del documental El mensajero del caballo blanco, dedicado a la trayectoria del ex editor del Buenos Aires Herald durante la dictadura. “No hizo más que ejercer su profesión, más allá de que veamos su obra como un acto de heroísmo”, describió el director del film, Jayson Mc Namara, que presentó el adelanto junto a periodistas del Herald.

“Es un aniversario diferente a lo que una esperaba. Por eso creo que vamos a tener una marcha el 24 muy nutrida. Va a ser mucha la gente que salga a la calle a exigir que se respete todo lo que hemos construido”, apuntó Graciela Lois, minutos antes de que en la sala “Catalina Guagnini” se presentara el libro LILI, de Silvia Fontana. En la sala podía verse uno de los afiches que brindan testimonio sobre la lucha de los organismos, que convocaba a la marcha de septiembre del año 90 contra los indultos del menemismo.

Compartir: 

Twitter
 

El Falcon “deconstruido” en el interior de uno de los espacios de la ex ESMA.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared