EL PAíS › NUEVOS ESPACIOS PARA LOS PIQUETEROS K

Con un pie adentro

Las organizaciones sociales ganan terreno en la nueva. etapa del Gobierno. Se suma D’Elía.

 Por Martín Piqué

El cantito, irreverente, se escuchó en la Rosada durante la jura de los nuevos ministros. Decía algo así: “A Duhalde ya lo echaron/ y a Lavagna también/ van llegando/ compañeros al poder”. Los autores de la consigna eran militantes de organizaciones sociales que adhieren al kirchnerismo. Si se los nombrara por el método de protesta que privilegiaron hasta 2003, se los podría llamar piqueteros K. Pero ya no usan esa forma de lucha porque aseguran que el momento político cambió tras la asunción de Néstor Kirchner. Y algo cambió, indiscutiblemente, porque la consigna que llegó a oídos de Roberto Lavagna en su despedida tiene su razón. Porque además de los ministros recién designados, en especial Felisa Miceli, Nilda Garré y Jorge Taiana, a los que consideran “compañeros”, los piqueteros oficialistas están incorporando más nombres al Gobierno. Pero la cuestión no es sólo de nombres. Lo que más les entusiasma es el protagonismo que esperan tener en la nueva etapa de la administración Kirchner.
La primera iniciativa que los tendrá como protagonistas es la campaña para evitar las remarcaciones de precios. Aunque por decisión del Presidente el peso principal recaerá en los intendentes, las organizaciones sociales se sumarán a las tareas de “concientización” de consumidores. Las primeras acciones comenzarán hoy al mediodía, luego de que Barrios de Pie realice una conferencia de prensa en el Hotel Bauen. Es poco probable que la campaña se traduzca en manifestaciones callejeras, al estilo de piquetes frente a las empresas. En esta decisión pesa el antecedente de la pelea contra Shell, que fue efectiva pero generó controversias. Esta vez, entre los piqueteros existe consenso acerca de la conveniencia de evitar las acciones que puedan irritar a la clase media o los empresarios. Por eso, optarán por sacar mesas a la calle y explicar a los vecinos cómo denunciar el incumplimiento de los acuerdos de precios.
Pero aparte de la participación en la lucha contra la inflación, los piqueteros K seguirán con su labor cotidiana, relacionada con la ayuda social. En el Gobierno les reconocen a los dirigentes de estos movimientos un conocimiento detallado de los barrios marginados del conurbano. Además, ese tránsito por los municipios permite que las organizaciones sociales conozcan los humores de los más pobres entre los pobres. No es un tema menor ya que, desde diciembre de 2001, los finales de año son propicios para las versiones oscuras sobre disturbios. Sin embargo, entre estos sectores no pasó desapercibido el hecho de que en algunas localidades del conurbano hayan aparecido pintadas con la consigna “aguinaldo o saqueos”.
Desde el punto de vista ideológico, los piqueteros K argumentan que la integración de militantes al Ejecutivo es un avance hacia la transformación del Estado. Lo consideran una levísima señal de cambio desde un Estado burocrático a uno que estimule la participación ciudadana. A partir de ese argumento explican la incorporación al Gobierno de miembros de organizaciones sociales. Los primeros fueron el director de Asistencia Comunitaria del Ministerio de Desarrollo Social, Jorge Ceballos (Barrios de Pie), y el vicepresidente del Programa Arraigo, José “el Colorado” Rocha (FTV). Luego se fueron sumando más: Isaac “Yuyo” Rudnik (Barrios de Pie) como asesor en Cancillería; la trabajadora social Laura Berardo (Barrios de Pie, electa diputada provincial) como coordinadora de Salud del Ministerio de Desarrollo Social; la educadora Laura Velazco (Barrios de Pie) en el programa de Alfabetización “Encuentro” de Educación; Pablo Vera (Movimiento Evita) en Interior; Gustavo Koenig (Movimiento Evita) en el programa de creación de cooperativas.
En cuanto a las próximas incorporaciones, hay una que tiene repercusión garantizada. El líder de la FTV, Luis D’Elía, asumirá en el Estado una nueva estructura que se está organizando. Aunque aún no se sabe si tendrá rango de secretaría o subsecretaría, el área a cargo de D’Elía se encargará de las viviendas populares y de la regularización de la propiedad de la tierra. A principios de los ’80, D’Elía –docente de profesión– comenzó a hacerse conocido a partir de la pelea por regularizar los asentamientos de La Matanza. El otro ingreso que generará cierto impacto es el desembarco del dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, como asesor político del gobernador Felipe Solá. Es probable que Pérsico asuma con la categoría de vicejefe de Gabinete.
La última sorpresa es la designación de Fernando “Chino” Navarro, también del Movimiento Evita, como jefe del bloque de diputados provinciales del Frente para la Victoria. Navarro es un dirigente de Lomas de Zamora, que fue duhaldista pero decidió apoyar a Kirchner. Es probable que, unos años atrás, el propio Navarro nunca se hubiera imaginado que los diarios lo llamarían piquetero. Son los signos de los tiempos. De los tiempos K.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.