EL PAíS › RECHAZAN PROYECTOS DE NUEVAS UNIVERSIDADES

Rectores contra la división

 Por Javier Lorca

En un contexto de perpetua escasez presupuestaria, sin que se conozcan estudios de necesidades académicas regionales, y sin mediar el acuerdo de las comunidades educativas afectadas, el Senado analiza la apertura de tres nuevas universidades nacionales partiendo de la división de instituciones ya existentes. “No nos oponemos a la creación de nuevas universidades, pero sí estamos en contra de que se partan universidades”, advirtió ayer Germán Arias, presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Los proyectos en análisis tampoco contarían –según el CIN– con la aprobación del Ministerio de Educación.

Aunque hay otros en trámite parlamentario, los proyectos que mayor rechazo están generando hoy son tres, todos en manos de la Comisión de Educación de la Cámara Alta:

- La senadora Liliana Negre de Alonso (Alianza Frente Justicialista) propone crear la Universidad de Villa Mercedes alrededor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Económico Sociales, que sería separada de la Universidad de San Luis. Tanto el consejo de la facultad como el de la UNSL se manifestaron en contra de la iniciativa. Incluso, el Consejo Superior se declaró “en estado de alerta y movilización permanente” y convocó a una asamblea universitaria para hoy.

- Con sedes en Corrientes y Chaco, la Universidad del Nordeste podría ser desmembrada si avanza el proyecto del senador Jorge Capitanich (PJ-Frente para la Victoria) de crear la Universidad del Chaco Austral. La propuesta es fundarla sobre la base de la Facultad de Agroindustrias, asentada en Sáenz Peña. El Consejo Superior de la UNNE expresó su “más firme oposición a todo intento de desmembramiento, separación, transferencia o división” de sus unidades académicas.

- Para la fundación de las universidades de Río Negro y de Neuquén, el senador Miguel Angel Pichetto (PJ-Frente para la Victoria) propone dividir a dos universidades nacionales. La principal escisión afectaría a la Universidad del Comahue, que tiene sedes en las dos provincias involucradas. Pero también afectaría a la Universidad de Cuyo: el proyecto contempla quitarle el Instituto Balseiro, afincado en Bariloche, y transferirlo a la futura casa de estudios de Río Negro. El rechazo ya fue manifestado por la mayoría de la comunidad del Comahue y también por la de Cuyo.

En una conferencia de prensa realizada ayer en el CIN, Sergio Maluendres, rector de la Universidad de La Pampa, señaló que detrás de tales proyectos “no hay un criterio académico, sino un criterio político”. Se refería al rédito local que los legisladores suelen buscar con la apertura de universidades públicas. “La Constitución habilita al Congreso a crear universidades, pero no a dividir las existentes. Esto podría traer un conflicto judicial”, avisó el rector de la UNNE, Oscar Valdés, apelando a la autonomía. “Mientras estamos buscando la integración regional, los legisladores estarían fragmentando y dividiendo aún más el sistema”, agregó. Hoy, a las 16, los rectores llevarán sus reclamos al Senado. Estela Pérez de Bianchi, rectora de la Universidad de Salta, anticipó su sugerencia a los legisladores: “Si quieren impulsar la educación en sus ciudades, es muy sencillo, aumenten el presupuesto universitario”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.