EL PAíS › CRISTINA FERNANDEZ LANZA SU CANDIDATURA

Pingüina a la cancha

En una de las semanas más difíciles para el Gobierno, Cristina Fernández lanzará hoy en el Teatro Argentino de La Plata su candidatura presidencial. Estarán Kirchner, Cobos y el gabinete.

 Por Diego Schurman

En una de las semanas más difíciles para el Gobierno, producto del desplazamiento de Felisa Miceli del Ministerio de Economía, Cristina Fernández de Kirchner lanzará hoy su candidatura a presidente. Por cábala, o por tratarse de su ciudad natal, o por ambas cosas, la legisladora presentará su nuevo título –el de aspirante a la Casa Rosada– en el Teatro Argentino de La Plata, el mismo lugar donde en el 2005 dio inicio a la campaña para senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

En aquella oportunidad el gran contendiente era el duhaldismo, con el que Néstor Kirchner había roto lanzas. Por eso la asociación que Cristina Fernández hizo en su discurso entre Eduardo Duhalde y la película de capomafia El Padrino. El Gobierno no anticipó públicamente los ejes de la alocución de hoy, aunque la existencia de una oposición atomizada seguramente dificultará las referencias personales.

“Esperamos un discurso más institucional, donde se revalorice logros de la gestión de Kirchner, y a lo sumo se recuerde, como lo viene haciendo el Presidente, que los que se postulan en la vereda de enfrente son los mismos de siempre”, señaló a Página/12 una fuente oficial.

No es casual el lugar que asume como propio Cristina Fernández ni tampoco el que le otorga a la oposición. Su lema de campaña, “el cambio recién empieza”, busca arrancarle a sus contendientes la posibilidad de presentarse como los garantes de la renovación política. Habrá que ver si la primera dama logra seducir a la gente con la ambigua postura de ser representante de la continuidad y el cambio a la vez.

Habitantes de la Rosada aseguran que la senadora resaltará el gesto de su marido de renunciar a la reelección. Y estiman que lo exhibirá como el primer paso del salto institucional que ella promete para su gestión. Seguramente transitará por los números de la macroeconomía y la política de derechos humanos. Con los antecedentes de los casos Skanska y Miceli, nadie sabe si abordará tópicos, aunque sea de manera genérica, como la lucha contra la corrupción.

La eyección de Miceli, por la aparición de una bolsa de dinero en su despacho, empañó una semana que el kirchnerismo imaginaba, si no fulgurante, al menos controlando la agenda política. Los sondeos hasta ahora conocidos muestran a Cristina Kirchner ganadora el próximo 28 de octubre, y muy lejos de sus seguidores. Será, de confirmarse esos números en las urnas, la primera mujer electa como presidente. Pero en la Casa Rosada aguardan con ansiedad los resultados de nuevas encuestas, posteriores a la salida de la ministra de Economía, para saber el impacto de esa noticia en la campaña.

Cristina será la única oradora y esta vez, a diferencia de cuando se postuló a senadora, se especula que habrá alusiones al peronismo. Entonces le resultaba necesario diferenciarse, para tomar distancia con Hilda “Chiche” Duhalde en el territorio en disputa. El sello del PJ no parece ser revulsivo en las elecciones presidenciales. En la última, en 2003, hubo tres candidatos que se lo arrogaban y entre todos se llevaron el 70 por ciento de los votos. La referencia, claro está, es para Néstor Kirchner, Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá. Estos dos últimos coquetean por estas horas con el armado de un frente anti-K del que no logra aflorar un candidato propio para competir en octubre.

Al acto de hoy, organizado por el secretario de Medios, Enrique Albistur, habrá una concurrencia limitada de ministros, gobernadores, intendentes y candidatos K, hasta llenar las dos mil butacas del coqueto teatro platense. En el centro del pullman estarán Néstor Kirchner, sus hijos y su suegra. Obviamente, habrá reservado un lugar para el mandatario de Mendoza, Julio Cobos, a quien el 28 de julio se lo blanqueará como compañero de fórmula durante un plenario de radicales K.

Los militantes que arriarán los intendentes y referentes locales seguirán el discurso desde pantallas de video gigantes que se instalarán en los alrededores. Es probable que por los altoparlantes se propale la “cumbia cristinista” que desde los más recónditos despachos de la Rosada se preocuparon ayer en promocionar.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández de Kirchner ayer en el acto en la AMIA.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.