EL PAíS › EL CENTRODERECHA DE LA CC RESPONDE AL “ARI AUTONOMO”

Que no hagan rancho aparte

Las figuras resistidas por el grupo de diputados del ARI que mañana oficializará su ruptura con Carrió se defienden y se quejan. “El debate de izquierda-derecha está en un segundo plano”, dice Bullrich.

 Por Werner Pertot

Son los otros. Son el centro de los cuestionamientos del grupo disidente del ARI. Los que se incorporaron a la Coalición Cívica y le dieron, según los rebeldes, un perfil de centroderecha. En diálogo con Página/12, los nuevos integrantes del círculo áulico de Lilita dieron su visión sobre la escisión del ARI. “Me llama la atención que el hecho de haber incorporado figuras independientes como Alfonso (Prat Gay) y yo lleve a esta facilidad de encuadrar y descalificar. Me parece un prejuicio a superar”, consideró el empresario Santiago Del Sel. Por su parte, Patricia Bullrich destacó que “tienen miradas sesgadas” sobre ella. “Me critican una acción de la mayoría de los miembros de este bloque, que es haber participado de la Alianza. Ellos también participaron. Deberían mirarse a sí mismos”, dijo.

Las primeras críticas del ahora llamado “ARI autónomo”, que encabezan Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi, se dirigieron a la hidalga figura de Enrique Olivera, cuando Lilita lo ubicó a la cabeza de la lista de legisladores en 2005. Así, fue el primero en llegar y el primero en sentir la resistencia interna del ARI. “Interesan las personas y no su posición social. El Che Guevara Lynch sería un claro ejemplo de eso, aunque él exageró para el otro lado”, solía decir Olivera, para paliar el hartazgo que le producía su caracterización como un aristócrata.

Pasadas las elecciones porteñas, sin embargo, Olivera pareció salir del halo de las críticas. Quien quedó al tope de la lista de los “intragables” fue Bullrich, quizás por la importancia que cobró su figura dentro de la CC. La titular de Unión por Todos cuestiona el motivo que esgrimieron como gota que colmó el vaso: el lanzamiento del Grupo de Acción Política “Dejemos en paz al campo”, que preside Elisa Carrió. “Poner como mojón lo de las retenciones no es sólido. Se dijo durante toda la campaña”, considera Bullrich.

“Habría que profundizar el debate, en vez que plantear un debilitamiento de este espacio. Si no, le terminás dando legitimidad al Gobierno”, advierte la diputada electa. “Hay dos ideas de cómo encarar al Gobierno. Una es aceptar su política de centroizquierda, como un gobierno que te robó la agenda, y hacer una oposición que se coloque en ese tablero. La CC plantea no aceptar ese tablero, donde lo funcional sería el modelo PRO. Para nosotros, la contradicción central es transparencia-corrupción”, explica. “El debate de izquierda-derecha queda en un segundo plano”, apunta.

“Hubiera deseado que todos pudiéramos estar juntos. Muchas personas que quieren formar el ARI autónomo son personas que respeto y que valoro. Me apena esa decisión”, se suma la senadora electa María Eugenia Estenssoro, quien interpreta en el mismo sentido el perfil ideológico de la CC. “Me siento tan cómoda con Macaluse, Binner, como con Prat Gay. Esa es la riqueza: no una fuerza uniforme, de los que piensan igualito. Binner lo enriquece a Prat Gay, y vicerversa”, grafica.

Con un estilo calmo, Del Sel empieza por aclarar: “Nos tenemos mucho aprecio con Raimundi”. “Me llama la atención la actitud de este grupo de hacer un planteo tan categórico, porque hubo un planteo de consenso dentro del ARI. Qué respeto hay cuando el plenario del ARI fue el que aprobó la participación en la CC. Uno puede ganar o perder, pero debe aceptar la situación. ¿Si yo pierdo, me retiro y hago rancho aparte?”, se pregunta. “Me genera mucha pena que ocurra esto”, concluye.

Compartir: 

Twitter
 

Santiago Del Sel y Patricia Bullrich son parte del nuevo círculo áulico de Carrió.
Imagen: DyN & Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.