EL PAíS

Apostillas

- Obsesión. El ministro de la Secretaría General de Brasil, Luiz Dulci, alternaba la mirada del interminable desfile militar con el fútbol. El partido con Chile obsesionaba a los brasileños. Después de la derrota frente a la Argentina en las Olimpíadas querían saber cómo es el Loco Bielsa, el hermano del ex canciller que dirige el seleccionado chileno. Mientras los recuerdos iban y venían, el hombre de Lula preguntó:

–¿Qué es de la vida del que era canciller?

Un funcionario argentino trató infructuosamente de hacerle entender que había renunciado a sucesivos cargos y prefirió volver al hermano futbolero.

- Sofocón. Una toalla al cuello intentaba aliviar a Lula del calor que inundaba su cara. De pronto levantó la mirada y una mujer bailaba sola con un cartel artesanal. Una sábana con letras de colores se esperanzaba con un “Lula, tercer mandato”. “Imposible”, repetían los lulistas, ajenos a cualquier intento de reforma constitucional que habilite un tercer mandato.

- Atleta.. El día había empezado temprano y el trajín no parecía dejar margen para el deporte. Sin embargo, hubo sorpresas. Llegó al hotel, se cambió y apareció fatigando la cinta del gimnasio. Durante casi una hora, Julio De Vido alternó carrera y caminata mientras el resto de la comitiva seguramente se entregaba a la siesta reparadora.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.