EL PAíS

La pata argentina del escándalo HSBC

En septiembre del año pasado, la AFIP recibió de la Dirección de Finanzas Públicas de Francia un CD encriptado con las “fichas” de todos los clientes argentinos de la sucursal del HSBC Private Bank en Ginebra. Con esa foto de las cuentas a finales de 2006, la autoridad fiscal denunció al banco y sus directivos por evasión fiscal y asociación ilícita. Las 4040 sociedades e individuos titulares de los depósitos por 3500 millones de dólares también fueron demandados. La causa recayó en el juzgado Penal Tributario Nº3, a cargo de María Verónica Straccia. La magistrada cuenta con la colaboración del fiscal Claudio Navas Rial. En España, Francia e Italia diferentes casos judiciales abiertos contra evasores permitieron cobrar parte de los impuestos evadidos por las cuentas no declaradas. Los avances en la investigación local son prácticamente nulos. El carácter estructural de la fuga de divisas en Argentina y la contundencia de los datos recibidos a manos del gobierno francés impulsaron la creación de una comisión bicameral investigadora. El objetivo del grupo parlamentario no es determinar la existencia de un delito puntual sino analizar el comportamiento sistémico de la fuga de moneda extranjera y evasión impositiva para elaborar un informe y recomendar modificaciones legislativas.

La comisión creada por ley a fines del año pasado tiene un plazo máximo de 180 días para dar a conocer los resultados de su pesquisa. Hasta el momento los legisladores se reunieron cuatro veces. Los protagonistas de los primeros encuentros fueron al titular de la AFIP y el presidente del HSBC, Gabriel Martino, quien se negó a responder las consultas de los diputados y senadores amparándose en su derecho constitucional, ya que está siendo investigado. Los últimos en participar fueron el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, y el superintendente de Entidades Financieras, Germán Feldman. Los funcionarios ofrecieron detalles sobre los mecanismos de regulación y supervisión del sector financiero al tiempo que precisaron las acciones iniciadas contra el holding anglo-asiático por distintas faltas y omisiones al marco regulatorio.

El próximo martes, la comisión bicameral invitó a las compañías Cablevisión, Telecom y Central Térmica Güemes. Las tres empresas figuran en el listado de cuentas filtrado de una sucursal suiza del HSBC. La convocatoria fue realizada a los presidentes de esas firmas: Alejandro Urricelqui, Enrique Garrido y Ricardo Torres, respectivamente. Si bien acusaron recibo, hasta el momento ninguna confirmó su comparecencia. La convocatoria no busca profundizar sobre las irregularidades por las que están denunciadas sino conocer los mecanismos utilizados para sacar recursos del país y las razones operativas que las llevaron a mantener cuentas en el exterior.

La semana pasada la comisión requirió al HSBC que le informe si las empresas e individuos con cuentas en una sucursal suiza del holding denunciados por la AFIP tienen o tuvieron depósitos en la entidad local. El pedido para que responda en un plazo de diez días lleva la firma de Roberto Feletti, presidente del grupo, y está dirigido al responsable del holding. La carta le recuerda a Martino que “en ningún caso será oponible a la comisión el secreto bancario, fiscal, bursátil y/o profesional, ni los compromisos legales o contractuales de confidencialidad en cuanto se trate de informes, testimonios, documentos o antecedentes de la materia objeto de la investigación. La comisión podrá recurrir a la Justicia a fin de remover todo obstáculo de acceso a la información, que se presente durante el curso de su trabajo”. Esa atribución está contemplada en el artículo 6 de la ley que creó el grupo parlamentario. La aclaración fue incluida para evitar que repitan las excusas legales presentadas un mes atrás.

Hasta ahora los legisladores y los expositores invitados estuvieron concentrados en el caso puntual del HSBC. Sin embargo el objetivo de la comisión es estudiar las conductas sistémicas que permiten la evasión y la fuga. Aunque contundente para iniciar una demanda –así lo demuestran las recientes sentencias contra evasores en Francia–, la información sustraída por el ingeniero francés Hervé Falciani ofrece una muestra limitada ante la magnitud del fenómeno en Argentina. Por eso, diputados del grupo como Carlos Heller insisten en la necesidad de convocar a otros actores como el ex vicepresidente del JP Morgan, Hernán Arbizu. Ese banquero entregó a la justicia local un listado con 500 clientes argentinos del banco que habrían fugado 400 millones de dólares. Adicionalmente, también se busca convocar a otros bancos involucrados en diferentes episodios de fuga de divisas como el Citibank, la Unión de Bancos Suizos (UBS), Crédit Suisse, Santander, BBVA y Goldman Sachs.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La pata argentina del escándalo HSBC
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.